Iván Noble

Intemperie
(0)
1 de marzo de 2007  

Canciones inspiradas para treintañeros

Y así continua la saga de los íconos del rock nacional y popular que dominaron la década de los 90, cuando un dólar equivalía a un peso y los Redondos y Maradona eran tiempo presente. Iván Noble, tal vez a su pesar (aunque bien le sirvió el trance), formó parte de aquella oleada de cantautores que asumieron el poder con sus metáforas futboleras y cierto lenguaje "de la calle". "Eran años chiflados, Napoleones que juraban lo injurable en la placita del barrio", canta el ahora padre de familia en una canción no casualmente titulada "Causa perdida". Este disco, el tercero de una carrera solista que recién ahora parece tomar rumbo cierto, presenta doce nuevas canciones, más una inspirada versión acústica de "Canción del jardinero", de María Elena Walsh. Coproducido por Noble y Sufián Cantilo (uno de los hijos del gran Miguel), cuenta con participaciones más o menos relevantes de Roberto Pettinato, Juan Subirá, Adriana Varela (voz de sótano en la estereotipada "Decime que anoche nunca existió"), el jazzista Mariano Otero y otro ex Caballero de la Quema, el guitarrista Pablo Guerra.

Trece canciones de pequeña ambición–chiquitas, rótulo que suele usar su autor– y grandes adjetivos, pulcramente instrumentados bajo el liderazgo de la guitarra acústica, con temas comunes a un estilo propio de hacer y decir. Noches pasadas, noches vividas, whisky, televisión, vino tinto, chicas, fernet, un amor y ahora la novedad, el presente paterno ("Bienbenito", su máxima expresión). En un texto publicado en su página web, Noble cita tres artistas de los que no puede prescindir: Carla Bruni, Damien Rice y Jack Johnson. Sobre la influencia de este último, el single "Olivia", que rota en radios y televisión, brinda sobradas pistas. Hábil para la construcción de sentencias y figuras poéticas de premeditado corte cotidiano, costumbrista, afín a ciertos gustos generacionalesde los de treinta y pico, Noble suma materias rendidas en su camino a la graduación como cantautor pícaro y entrador. En eso está, ahora que Maradona, los Redondos, la convertibilidad y hasta el rock nacional y popular son material de archivo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?