Suscriptor digital

Catamarca le dio el primer triunfo a la concertación de Kirchner

El gobernador Brizuela del Moral obtuvo la reelección y ratificó su alianza con la Casa Rosada; con el 74,26% de las mesas escrutadas, logra una ventaja de 22 puntos sobre Barrionuevo, que ya admitió la derrota
(0)
11 de marzo de 2007  • 22:48

La concertación plural que impulsa el presidente Néstor Kirchner enfrentó hoy con éxito su primera prueba de fuego de un largo año electoral: la elección a gobernador y vice en Catamarca, una de las provincias gobernadas por un radical aliado con la Casa Rosada.

“Gracias radicales, gracias peronistas, gracias por olvidar las diferencias”, vociferó Edurardo Brizuela del Moral, el candidato del Presidente, desde el balcón de la casa de gobierno provincial pasadas las 22.

Fue su manera de anunciar oficialmente su victoria en las elecciones a gobernador sobre su contrincante del Frente Justicialista, Luis Barrionuevo.

Visiblemente eufórico y flanqueado por su compañera de fórmula, Lucia Corpacci, el mandatario agradeció además “a todo el pueblo” catamarqueño por dar una “muestra ejemplar de comportamiento”. “Hemos dado muestra de que sabemos votar y apoyar la democracia”, aseguró el mandatario.

También dio a los gobernadores radicales, alineados como él con la Casa Rosada, que viajaron a la provincia para acompañarlo en los festejos y anunció eufórico que ya había recibido un llamado de Kirchner para transmitirle sus “felicitaciones” por la victoria.

“He recibido los saludos y felicitaciones del Presidente y me ha pedido que los haga extensivos a todos ustedes”, se entusiasmo.

“Todo lo posible”. En la vereda de enfrente, Barrionuevo no demoró el reconocimiento de la derrota. Aún minutos antes de que Brizuela saliera al balcón, ratificó además que las de hoy fueron las últimas elecciones en las que participó.

"Hicimos lo que pudimos contra todo el aparato. No es fácil jugar desde afuera sin tener apoyo de la Nación", señaló el gastronómico en conferencia de prensa. "Dije que era la última que yo jugaba y así será", añadió.

Primeras mesas. Cuando se habían escrutado el 74,29 por ciento de las mesas (500 del total de 673), la Alianza Frnete Civico y Social-Frente para la Victoria obtenía 57,55 por ciento de los votos, con 69.633 adhesiones y el Frente Justcialista por la Dignidad, el 35,07%, un total de 42.438 sufragios.

249 de las 672 mesas, el Frente Cívico y Social-Frente para la Victoria obtenía 32.668 votos, 57,31por ciento, mientras el Frente Justicialista para la Dignidad lograba 20.550 sufragios, 36,05 por ciento.

Los otros cuatro partidos que presentaron candidatos apenas superaban sumados el 3 por ciento, con 1744 sufragios.

Radicales K, firmes a la espera. A lo largo de la tarde, hubo algunos indicios del optimismo oficial que finalmente verbalizó el gobernador. Tres de los máximos representantes de la concertación plural y del radicalismo K más puro llegaron a la provincia para acompañar a Brizuela del Moral en los festejos.

Los gobernadores Julio Cobos (Mendoza), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Miguel Saiz (Río Negro) están alojados en un hotel del centro catamarqueño desde donde esperan que se difundan los resultados oficiales. Además, está en la provincia el senador y titular de la UCR, Gerardo Morales.

Saiz fue de los primeros en dar muestras claras de optimismo. “Los primeros datos están marcando el triunfo [de Brizuela del Moral] pero vamos a esperar que se ratifique la tendencia para poder festejar”, señaló en declaraciones al canal de cable TN poco después de cerrado el comicio.

Aseguró además que la concertación es un proyecto que “crece día a día” y que la eventual reelección del catamarqueño ratificará que la iniciativa que impulsa el Gobierno "está viva”.

En una nueva muestra de su alineamiento sin fisuras con Kirchner, en tanto, Cobos y Zamora coincidieron en que las elecciones en Catamarca son "una prueba" para la concertación plural convocada por Kirchner.

"Es una prueba y también un anticipo de lo que en términos electorales potencialmente puede significar la concertación", dijo Zamora a la agencia estatal Télam poco después de arribar a la capital provincial.

Convivencia. Por su parte, Cobos destacó que la coalición entre el radicalismo y el justicialismo kirchnerista es una clara muestra que "se puede convivir en la coincidencia de proyectos, objetivos y acciones conjuntas sin perder la identidad partidaria".

La jornada. Entre las 8 y las 18, y en un clima tranquilo en el que no se registraron incidentes, votó el 60 por ciento del padrón, compuesto por 233.905 catamarqueños.

Además de gobernador y vice, los catamarqueños eligieron legisladores provinciales, intendentes y concejales en 34 municipios.

En números. Los 16 departamentos de la provincia está dividido en 154 circuitos electorales y se habilitaron 672 mesas, con 296 urnas y una mesa especial para los votantes extranjeros, y otra para la comunidad aborigen de Antofagasta de la Sierra, cuyas 2035 autoridades de mesas recibirán un pago de 50 pesos por la tarea.

Las otras fórmulas. Además de Brizuela del Moral y de Barrionuevo, acompañado por Sotomayor, también se presentaron el binomio del Enrique Traverso-Héctor Díaz, del Partido Obrero; Jorge Perea-Isabel Romero, Partido Comunista; Elías Murad-Lindamira Monasterio, del Frente de Participación Popular y María Rosa Gil-Edgardo Rodríguez, del Partido Humanista.

El recuerdo de las urnas quemadas

El clima de tranquilidad y apatía en el que se desarrollaron las elecciones en Catamarca contrastó con lo que ocurrió hace poco más de tres años en las frustradas elecciones del 2 de marzo de 2003.



Aquel día, los incidentes y la quema de urnas, que tuvieron a Barrionuevo como principal protagonista, derivaron en la suspensión de los comicios, que debieron repetirse meses después.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?