Suscriptor digital

Catamarca dio a Kirchner el primer triunfo del año

El radical Brizuela del Moral, aliado del Gobierno, se impuso claramente a Barrionuevo
Gustavo Ybarra
(0)
12 de marzo de 2007  

SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA.– El gobernador Eduardo Brizuela del Moral logró ayer su reelección al imponerse por un cómodo margen al candidato justicialista, Luis Barrionuevo, en la primera elección del extenso calendario electoral, que concluirá con los comicios presidenciales de octubre.

La victoria de Brizuela significa un claro éxito de la denominada “concertación plural”, estrategia de alianzas con sectores del radicalismo impulsada por el presidente Néstor Kirchner.

Para que no quedaran dudas de la connotación en el nivel nacional que la Casa Rosada quiere que se les dé a estos comicios, anoche Brizuela festejó su triunfo acompañado por sus colegas de Mendoza, Julio César Cobos; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y de Río Negro, Miguel Saiz, todos conspicuos miembros del llamado “radicalismo K”. Cuando la tendencia ya se hizo irreversible, el propio Kirchner llamó a Brizuela para felicitarlo. Además, el resultado electoral parece haber terminado de manera definitiva con las aspiraciones de Barrionuevo de alcanzar la gobernación de esta provincia.

“Para mí se terminó. Fui por la revancha... y chau, ya está, ya fue. No me entendieron. Buenas noches, mucho gusto”, afirmó anoche, cerca de las 21.30, el dirigente sindical al reconocer su derrota sobre la base de más del 50 por ciento de las mesas escrutadas.

Unos minutos antes, el gobernador Brizuela se había mostrado más que optimista al afirmar que, a pesar de no tener datos oficiales, estimaba una victoria por un margen del 30 por ciento de los votos válidos. Al cierre de esta edición, la brecha era de 22 puntos.

El gobernador habló ante sus seguidores cerca de las 22, y lo primero que se preocupó de destacar era que minutos antes había recibido "el saludo del presidente de la Nación", que transmitió a todos los catamarqueños.

Parado en el balcón de la casa de gobierno, un exultante Brizuela prometió "continuar trabajando para Catamarca" en los escasos cinco minutos que habló. Lo escuchaban algo más de mil personas, que festejaban con banderas del Frente Cívico y Social con un fondo de ruido de fuegos artificiales.

Puertas adentro

Pero el verdadero festejo estaba dentro de el casa de gobierno, donde se mezclaban dirigentes kirchneristas -la candidata a vicegobernadora, Lucía Corpacci Saadi, es del Frente para la Victoria-, con radicales K y el titular del comité nacional de la UCR, Gerardo Morales, quien protagonizó un duro cruce verbal con sus rivales internos (de lo que se informa por separado).

Antes de hablar con Kirchner, Brizuela del Moral había mantenido comunicaciones telefónicas con el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, quienes le habían adelantado los resultados de las encuestas en boca de urna encargadas por el gobierno nacional, que daban una ventaja superior a los 30 puntos.

Esos resultados fueron cruciales para que los gobernadores radicales pudieran viajar a tiempo para sumarse a los festejos. Tanto que llegaron a esta capital provincial una hora antes del cierre de los comicios.

Si bien Brizuela reiteró que su relación con Kirchner "es institucional" y que por eso el jefe del Estado "se mantuvo prescindente" de los comicios celebrados ayer -sólo la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, visitó esta provincia durante la campaña electoral-, aseguró que al haber participado el Frente para la Victoria en la alianza con el oficialismo, el de ayer "es también un triunfo del Presidente".

El gobernador también dedicó, en su momento de gloria, algunas palabras a la pelea interna que disputa en estos momentos el radicalismo, al pedir "diálogo para todos los sectores del radicalismo".

Fue un claro mensaje al titular de la UCR, Gerardo Morales, quien se sumó a los festejos electorales en esta ciudad.

Lejos de la tensión que se podía esperar ante el resultado adverso, Barrionuevo aceptó la derrota sin demasiado dramatismo, aunque en su búnker de campaña -la sede del gremio gastronómico de esta provincia- se registró un incidente con un camarógrafo de un canal de televisión.

"Perder por un voto o perder por diez para mí es lo mismo. Acá lo que sirve es ganar", afirmó con su particular estilo al momento de reconocer que por segunda vez en seis años -la anterior ocasión fue en la elección de senadores nacionales de 2001- volvía a ser derrotado por Brizuela del Moral.

Y tras asegurar que ésta había sido su última oportunidad de tentar suerte en la gobernación, Barrionuevo aseguró que después de esta derrota "vendrá la reformulación del partido con elecciones internas, y, por lo tanto, habrá otro peronismo".

El triunfo del oficialista Frente Cívico y Social no hizo más que confirmar una característica de esta provincia: nunca el partido o la alianza de gobierno perdió una elección, lo que marca una tendencia conservadora del pueblo catamarqueño.

Las únicas oportunidades en las que esta provincia votó por un cambio fueron luego de la recuperación de la democracia tras un golpe militar o tras una intervención federal.

Eso fue lo que ocurrió en 1991, cuando el gobierno de Carlos Menem aplicó el remedio federal ante la pérdida de legitimidad de la administración de Ramón Saadi por la falta de justicia para el asesinato de María Soledad Morales. Desde ese año gobierna el Frente Cívico y Social, encabezado por el radicalismo provincial. Ayer, los catamarqueños le dieron otros cuatro años más de permanencia en el poder.

57,55%

Brizuela del Moral

  • El gobernador de Catamarca consiguió ayer su reelección, con el apoyo del gobierno nacional y de los gobernadores kirchneristas.
  • 35,07%

    Luis Barrionuevo

  • El sindicalista distanciado del presidente Néstor Kirchner quedó en segundo lugar.
  • (Mesas escrutadas: 74,29%)

    Sin datos

  • La falta de información actualizada de los resultados electorales fue elocuente en los comicios de ayer en Catamarca. Aunque en su portada la página oficial en Internet de la justicia electoral catamarqueña prometía "brindar datos en forma actualizada", lo cierto es que hasta las 22.30 no tuvo ni una cifra de la evolución de la votación. Sólo el Correo Argentino, encargado de la recolección de urnas, difundió información.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?