Boca lo va a extrañar

Luis Conde, vicepresidente del club de la Ribera, falleció ayer, a los 68 años; fue un gran componedor de situaciones y el gestor de la vuelta de Maradona
(0)
6 de marzo de 1998  

Luis Conde, vicepresidente segundo de Boca, falleció ayer en su domicilio del barrio de Recoleta, a los 68 años, producto de un cáncer de páncreas que padecía desde hace tiempo.

* * *

La figura del dirigente mostraba a un hombre de pelo rubio, con el humo de su habano mezclado en su rostro. Cubano de nacimiento, se nacionalizó argentino por amor al tango y a las mujeres. Siempre trabajando para la entidad de la Ribera. Fue un gran componedor de situaciones, y uno de sus mayores méritos fue que poseía una muñeca política envidiable. Y si bien en los últimos tiempos su función estuvo ligada a la AFA, él entraba en acción cuando se lo pedían. No importaba cuál fuera el problema que nacía alrededor del equipo: él se tomaba el primer avión y llegaba para apagar el incendio...

Intervino junto con Pedro Pompilio, en enero último en Mar del Plata, en el hotel Torres de Manantiales, cuando el plantel se negó a viajar a Mendoza si no le aumentaban los premios por los torneos de verano y preparaban sus valijas para volver a Buenos Aires.

La última aparición pública de Luis Conde fue el 23 de enero, cuando estuvo en Asunción, con Julio Grondona y David Pintado, en representación de la Argentina, en la inauguración de la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Allí también concurrieron Carlos Menem y João Havelange, entre otros.

Más de 20 años en el club

Su historia en Boca se remonta hasta mucho antes que su vínculo con Mauricio Macri, el actual presidente. En 1977 estuvo en la secretaría general del club en la presidencia de Alberto J. Armando. Dos años más tarde, se separó de Armando y fundó la agrupación "Boca, la causa". Se postuló en las elecciones de diciembre de 1980 y pierdió ante Martín Benito Noel.

En 1983 se presentó para presidente y fue superado en las urnas por Domingo Corigliano. Tres años después, en otras elecciones, se juntó con Alberto J. Armando y en la lista apareció como vicepresidente. Allí triunfó el tándem Alegre-Heller. Conde perdió por 18 votos, en un escrutinio peleado, donde la mesa que "decidió" el triunfo fue la de los socios vitalicios.

Conde se encontró con la victoria en diciembre de 1995, junto con Macri. El actual presidente necesitó del respaldo de la agrupación "Dale Boca", dirigida por Conde, para tener el apoyo jurídico para presentarse en las elecciones. Derrotaron a Alegre y Heller y tomaron el poder. Conde mantenía una amistad con Carlos Menem y era dueño de un reducto de la noche, Shampoo, su segunda ocupación.

Maradona, casi un hijo Como uno de sus mayores logros, se recuerda la vuelta de Diego Maradona al fútbol. Sabidas las diferencias con Macri, el ex capitán de Boca regresó al club por intermedio de Conde, después de varios días de negociaciones. Su relación con Maradona era excelente. A tal punto, que el jugador mencionó, en más de una oportunidad, que "Conde debía ser el presidente de Boca".

Muchas veces, Conde tuvo roces con algunos dirigentes de la comisión directiva y siempre se habló de que lo "querían separar de su cargo", pero nunca dio un paso al costado. Es más, esos cuestionamientos le daban fuerza para seguir luchando en favor de su club: Boca Juniors.

También fue un dirigente que en trayectoria, acumuló más de 20 años trabajando en la AFA. Y como sueño, le quedó ver durante su estada en el club a Boca campeón.

La gente de Boca siempre lo recordará como "el dirigente que se parecía a Pepe Marrone". Pero también por su dedicación a la hora de ponerse la camiseta...

"Pierdo a una gran persona"

Mauricio Macri: el titular de Boca no ocultó su tristeza por la noticia y dijo que a Conde se lo va a recordar como merece.

El fallecimiento de Luis Conde pegó muy fuerte en el sentimiento de los dirigentes de Boca y principalmente en su presidente, Mauricio Macri.

"Estoy triste. A uno no se le cruza por la cabeza recibir una noticia así. Pierdo a una gran persona y a un compañero fiel. Y pierdo a un gran profesional, que daba todo de sí como dirigente para la institución. No tengan dudas de que Boca lo va a extrañar muchísimo, pero estoy seguro de que se lo va a recordar como se merece", mencionó Mauricio Macri ayer por la tarde, a minutos de enterarse de la noticia en el predio que posee el Sindicato de Empleados de Comercio, en Ezeiza, donde se reunió junto con Héctor Veira en una selección de juveniles.

Otros miembros del club también recordaron a Luis Conde: José Cirillo (secretario técnico): "No lo puedo creer. El había salido de una operación y estaba estable. Me sorprendió el desenlace. Nunca pude hablar con él del tema, por lo que no sabía cuál era su estado verdadero. Se lo va a extrañar porque siempre fue un hombre que ayudó para el bien de Boca. Es muy triste que el club pierda a un dirigente tan capaz como él".

Luis Buzio (secretario general): "Perdemos a un dirigente de mucha experiencia, que siempre defendió sus ideales para el bien de Boca. Es más, tuvo que tratar temas que fueron difíciles y que lo hizo con una plasticidad envidiable. Siempre tenía una sonrisa para enfrentar a las situaciones complejas. Lamentamos su desaparición".

Héctor Veira (director técnico): "La verdad es que no tenía conciencia de la gravedad de su situación. Si bien Conde estaba en la AFA, cuando él venía al club era una persona carismática, que se brindaba por el plantel. Así son las cosas de la vida y uno tiene que aceptarlo, pero a Conde se lo va a extrañar".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios