15 mejores mitos del rock nacional

Desde “La Balsa” a Charly y Pappo, el rock de acá tiene grandes leyendas siempre repetidas, nunca comprobadas. Mirá la selección de RSLA.com y dejános la tuya.
(0)
26 de abril de 2007  • 19:23

Ya tuvimos la versión extranjera, y ahora va la local. Desde "La Balsa" a Charly y Pappo, el rock de acá tiene grandes leyendas siempre repetidas, nunca comprobadas. Mirá la selección de RS y dejános la tuya.

"La balsa": La madre de todos los mitos

"En un baño de La Perla de Once compusiste ‘La balsa’". Esa frase, repetida como un mantra en boca de Javier Martínez, convenció a Tanguito que registre su versión del tema fundacional del rock nacional en su disco solista. Aunque, en realidad, lo único que aportó Tango fue la frase "Estoy muy solo y triste acá en este mundo de mierda". Todo lo demás (cambio de letra incluido) corrió por parte de Litto Nebbia.

"Rasguña las piedras" y la novia epiléptica de Charly

La historia sería más o menos así: la canción está dedicada a una novia epiléptica que tuvo Charly García, la cual fue enterrada viva y que "despertó" de su ataque cuando yacía en el cementerio. Nada de eso es verdad, y el tema fue sólo producto de la febril imaginación de Charly García.

"Fito tiene SIDA, toma anfetaminas…"

A principios de los 90 el rumor se extendió por todos lados: el rosarino era portador positivo del virus del HIV. Para contrarrestar los dichos (y burlarse de los mismos) Páez compuso el tema "Hazte fama", que fue incluido como bonus track en el disco Tercer mundo.

Pappo, Spinetta y la guitarra vendida

Antes de irse a Europa poco después de la disolución de Almendra, Luis Alberto Spinetta le regaló a Pappo una de sus pertenencias más queridas: una guitarra Gibson Dow. El Carpo no dudó, y vendió el regalo del Flaco, hecho que los enemistó por un tiempo.

"Yo me tomé una ginebra con Luca"

Tras el deceso del italiano, cualquier persona que estuviese ligada de alguna u otra manera al rock criollo (ya sea como público, periodista, parte de la industria o groupie) aseguraba haber compartido un mostrador de bar y una copa de su trago favorito con el Pelado. En el 99% de los casos, el hecho era mentira.

Segundos afuera: Abuelo vs. García

Ya durante la grabación del debut de Los Abuelos de la Nada hubo choques entre Abuelo y García (productor del disco), que se acentuaron cuando el Bicolor tomó prestados a Cachorro López, Andrés Calamaro, Gustavo Bazterrica y Daniel Melingo para la banda con la que presentó Yendo de la cama al living. Esto último no le gustó a Miguel, y tras una discusión el cantante le puso una trompada a Charly en el boliche marplatense Sobremonte.

"Susy Cadillac" fue compuesta en honor a Susana Gimenez

Broma o no, el mismísimo Pappo se lo dijo a la diva en uno de sus programas de TV. "¡No te puedo creer!", fue la obvia respuesta de Su.

DJ Peggyn: de Babasónicos a La 12

El propio pinchadiscos se lo comentó al Suplemento No de Página 12 después de su salida de Babasónicos, en el momento en el que su alias era Jimmy Dolor y poco antes de su ida a México. "La 12 me adoptó en el momento en que mi vida se había convertido en un huracán personal", señaló el DJ.

"El Indio Solari fue profesor de educación física en el Colegio Militar"

En pleno auge ricotero de los 90, y con el casi nulo contacto con la prensa por parte de Los Redondos, hubo una cantidad inaudita de chismes que tenían como protagonista al Indio. Entre ellos éste, falso y con evidente mala leche por parte de quien lo echó a rodar.

Un día de furia, con Andrés Calamaro

En su etapa de incontinencia compositiva, El Salmón salió desde su casa hacia Tower Records y, en lugar de comprar discos como cualquier hijo de vecino, armado con un bate de béisbol se dedicó a destruir la batea dedicada a las obras de Charly García, quien mantenía una relación que nunca quedó del todo clara con su novia Mónica.

¿El anillo del Capitán Beto Alonso?

La historia del cosmonauta nacido en Haedo posee muchos puntos en común con el ex número 10 del equipo de Nuñez: el club del cual eran simpatizantes, el hecho que Alonso fue capitán del club millonario y, claro está, el apodo. Muchos afirman que quien hizo correr el rumor, que no tiene nada de cierto, fue Juan Alberto Badía.

Pete hates Vitico

Vitico se fue de Argentina hacia Londres en plena dictadura de Juan Carlos Onganía. Tras recalar en la capital británica trabó amistad con The Who, que grababa su ópera rock Quadrophenia. "Townshend es un tipo nasty, muy jodido. Cuando se editó Quadrophenia, pensé que iba a salir con un saludo para mí, pero como la cosa entre los dos no terminó bien, me escribió el tema ‘The Punk and The Godfather’. (…)Después nos peleamos... no sé, tal vez porque yo era más alto y más lindo que él", le dijo el bajista de Riff a Página 12 tiempo atrás.

La verdadera "Casa con diez pinos"

"Una casa con diez pinos, hacia el sur hay un lugar…". La morada en donde Javier Martínez y los Manal declaraban su hartazgo por la vida ciudadana existe, y está ubicada en la localidad bonaerense de Monte Grande, patria chica del trompetista y humorista Gillespi.

Palo, el nuevo Luca

Esto nunca fue confirmado ni por los Sumo ni por el ex Cornelio y Visitante. Según dice la leyenda, Roberto Pettinato quiso contactar a Palo para una formación post Prodan del sexteto, con resultados nulos.

Isabelita, "Azafata del tren fantasma"

"El rey urga en sus muelas antes de armar, y sus vasallos vomitan tanta traición. Hasta que lentamente uno de ellos se acerca, y le clava una daga por la espalda. Y en el jardín está la azafata del tren fantasma. La puedo ver reír a la azafata del tren fantasma". Según una lectura equivocada que se hizo cuando salió el primer álbum de Invisible, "el rey" al que se refiere la canción sería Juan Domingo Perón, "los vasallos" José López Rega y la Triple A, y "la azafata" Isabelita.

Notas relacionadas:

Los 15 mejores mitos del rock internacional

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.