Vélez se lamentó por viejos errores y Boca salió a flote por su arquero

El equipo de Liniers ganó 3-1, pero los xeneizes se clasificaron por el 3-0 en la Bombonera; Caranta, la figura
Christian Leblebidjian
(0)
10 de mayo de 2007  

La explicación habrá que buscarla más allá del partido de anoche, en el que Vélez fue tan superior como Boca lo fue en la Bombonera, hace ocho días. Las respuestas están en ese 3 a 0 que los xeneize s lograron a costa de la actitud de su adversario. En ese aspecto radican los motivos de la clasificación de Boca para los cuartos de final de la Copa Toyota Libertadores, en los que se medirá con Paraná, de Brasil, o Libertad, de Paraguay, que jugarán hoy. Anoche, Vélez se impuso 3 a 1, pero se lamentó por esos recuerdos... De a ratos, Boca sufrió. Al final, Boca celebró.

Vélez no debió haber sido tan cauteloso en el primer partido. Vélez, pese a la temprana expulsión de Sessa por una agresión a Palacio, debió haber mantenido la guardia en alto como lo hizo anoche. No se trata de entregarse a la experiencia de Boca, sino de aferrarse a gestos más aguerridos sin refugiarse en la propia área. Cuánto hubiese valido en la revancha aquel gol que perdió Castromán en el último minuto, en un mano a mano con las condiciones más favorables... En fin, ya es tiempo de olvidarse del pasado.

El resultado había dejado acorralado a Vélez. Pero Boca, llamativamente, salió nervioso en Liniers. No con temor porque, pese a sus limitaciones, sobre todo en la última línea, nunca abandonó sus pretensiones ofensivas. Pero sí con una imprecisión que ató sus movimientos. Si los de Liniers tenían la certeza de que debían atacar desde el principio, mucho más después de todas las dudas xeneizes .

Vélez sorprendió desde la misma formación porque las presencias de Cabral -por Moreno y Fabianesi- y Ocampo -por Balvorín- no estaban en los planes iniciales. Y lo bien que hizo La Volpe. La juventud y la inexperiencia no fueron impedimentos para que Cabral se adueñara del medio campo con dinámica, buen toque, quite y siempre con un ojo sobre los pasos de Riquelme.

Casi nada pudo hacer Boca ante el dominio de su adversario, que ganó en cada uno de los sectores. Zárate fue un puntal en la ofensiva porque esta vez se dedicó sólo a la pelota. En el olvido quedaron los reclamos y los egoísmos. Así los de Liniers encontraron la ventaja a los 15 minutos, luego de una escapada de Zárate, que eludió a Silvestre y que anotó con un tiro cruzado. Pero se dijo que todo lo hizo Vélez. Y así fue: Boca festejó el empate tras un cabezazo en contra de Bustos, después de un córner de Riquelme.

En busca de la clasificación, la situación empeoró sensiblemente para los locales. No así desde el juego. El mando siempre estuvo en manos de Vélez, que buscó con insistencia por los costados. Y Zárate desequilibró otra vez. Ahora tras un pase medido y profundo de Cabral. Y la expulsión de Ledesma le entregó una dosis extra de optimismo.

En mucho influyeron las voladas de Caranta para que Boca se mantuviese a flote. El arquero se lució ante Zárate, Castromán, Ocampo, otra vez Castromán y Escudero. Los xeneizes salieron del asedio cuando promediaba la segunda parte. La participación de Riquelme le dio otro vuelo a los intentos. Y el N° 10 tuvo la potencia ofensiva que les faltó a los atacantes, Palacio y Palermo, con dos remates desde lejos que rebotaron en el travesaño.

Aunque el corazón de Boca siempre estuvo acelerado por su propia ineficacia. Escudero cruzó la pelota y Ocampo, libre de marca y desde un ángulo cerrado, definió ante la desesperación de Caranta. Nervios contenidos y cruces apresurados quedaron hasta el final. Vélez buscó como pudo entre el cansancio y la prisa. Del otro lado encontró resistencia, alguna fricción y rechazos para donde fuera. Todo valió en busca del gran objetivo. Ese que el pueblo azul y oro festejó mientras que, paradójicamente, el cartel electrónico titiló con el resultado final: Vélez 3 vs. Boca 1. Lo que no figuró en ningún lado fue que el vencedor también se llevó una carga de preocupación.

  • 8 son los goles que Boca recibió como visitante en la Copa Libertadores: perdió con Toluca (0-2), Cienciano (0-3) y Vélez (1-3)
  • LO LLAMATIVO

    En un clima de final, empezaron sin faltas

    Un partido caliente como el de anoche, por la Copa Libertadores, tuvo un hecho curioso: la primera infracción se sancionó a los 8m20s del primer tiempo, por una falta de Banega a Bustos.

    EL DATO

    A Pablo Ledesma, la cancha de Vélez no le sienta bien

    Pablo Ledesma se fue expulsado de la cancha de Vélez en el primer tiempo; casi una copia de lo que ocurrió en la final del Apertura con Estudiantes; esta vez, por una dudosa falta a Bustamante.

    LO NEGATIVO

    Un cambio que le facilitó la resistencia de los xeneizes

    Alejandro Cabral cumplió una gran actuación para Vélez. Pero a los 15 minutos del segundo tiempo, La Volpe lo sustituyó por Gustavo Balvorín. Desde ahí, creció la figura de Riquelme y Vélez perdió juego en el medio campo.

    ADEMÁS

    temas en esta nota

    0 Comentarios Ver
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios