Suscriptor digital

Roma tuvo su premio ante el campeón

Cayó por 2-1 ante Inter, ganador de la liga local, pero logró el título por la goleada por 6-2 que había obtenido como local
(0)
18 de mayo de 2007  

MILAN.- "Roma tiene un 99% de posibilidades de quedarse con el título. A nosotros nos quedan muy pocas chances", había dicho Roberto Mancini, el DT de Inter, antes del segundo partido de la final de la Copa Italia. Y las contundentes matemáticas acompañaron la realidad descripta por el entrenador: pese a caer 2-1, Roma ganó el título aprovechando la gran ventaja que había conseguido en el primer cotejo, cuando se impuso por 6-2.

Nuevamente hubo destacada presencia argentina en el campeón de la Liga Italiana, donde Nicolás Burdisso, Javier Zanetti, Esteban Cambiasso, Mariano González y Hernán Crespo fueron titulares, y Julio Cruz ingresó a los 27 minutos del primer tiempo por el lesionado francés Patrick Vieira (Santiago Solari se quedó en el banco de suplentes). Dos tantos de compatriotas en el comienzo de la segunda etapa alimentaron el sueño de la hazaña por parte de Inter. A los 5m, el brasileño Maicon desbordó por la derecha y lanzó un centro para que Crespo pusiera el frentazo y el 1-0 en el marcador. Seis minutos después, de nuevo Crespo apareció para recuperar un balón y la pelota pasó del portugués Figo a Julio Cruz, que definió con un disparo que ingresó por entre las piernas del arquero Doni.

Todavía con media hora en el reloj, Inter no tuvo claridad para arrinconar a Roma contra su arco. El título prácticamente no corrió riesgos para el equipo capitalino, más aún luego de la expulsión del colombiano Iván Córdoba a los 26m por doble amonestación. El gol de Simone Perrotta a los 38m selló el destino de esta Copa Italia, que por octava vez obtiene Roma, luego de 16 años sin conquistarla.

Para los argentinos goleadores, se trató de otra demostración de su gran temporada. Crespo sumó su 19o tanto, con 15 en el calcio, 3 en la Copa Italia y uno en la Liga de Campeones de Europa. Además, en 17 días de mayo convirtió siete goles: uno a Messina y tres a Lazio por la Liga, y tres a Roma en la final de la Copa Italia (había convertido ambos en la caída por 6-2 en el primer cruce). Cruz, que jugó muchas menos veces, lleva 12 goles en la temporada, con siete en la liga, tres en la Liga de Campeones y dos en la Copa Italia.

El capitán del campeón, Francesco Totti, no escondía la felicidad de finalmente poner sus manos sobre el trofeo, después de perder la final precisamente ante Inter en las últimas dos temporadas. "Esperemos que esto sea el inicio de un período exitoso y que ganemos más trofeos. Hemos crecido como equipo."

Con esta derrota, Inter se privó de ser el primer equipo en la historia en ganar tres veces consecutivas la Copa Italia. Igualmente, el director técnico Roberto Mancini se mostraba muy feliz: "Los muchachos fueron extraordinarios. Nos pusimos en ventaja de 2-0 y realmente sentí que podíamos recuperarnos. En ese momento Córdoba fue expulsado y supe que sería muy difícil después de eso".

En el balance, el fútbol italiano repartió todo este año: la Liga para Inter, la Copa Italia para Roma y la final de la Liga de Campeones para Milan, que se medirá el miércoles próximo con Liverpool.

Ansa y EFE

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?