Suscriptor digital

The Police vuelve al mundo material

El trío abrirá su gira en Vancouver
(0)
28 de mayo de 2007  

NUEVA YORK (The New York Times Syndicate).- "Si alguna vez llegara a reunir a The Police, estaría firmando mi certificado de demencia", reza una de las más famosas declaraciones de Sting. Sin embargo, en febrero, cuando el trío anunció su reunión en una conferencia de prensa durante la entrega de los Grammy, un sonriente Sting lejos estuvo de retractarse. "Sí -dijo-; todavía tengo el saco blanco."

La reunión de The Police ha sido largamente considerada una congeladora de cualquier tipo de proposiciones. Los miembros del combativo trío separaron sus caminos luego del triunfo obtenido en los premios Grammy por su quinto álbum, Synchronicity (1983). Salvo por unas pocas ocasiones -tres fechas para el tour de Amnistía Internacional, A Conspiracy of Hope , en 1986, el casamiento de Sting en 1992 y la admisión del trío en el Salón de la Fama del Rock and Roll, en 2003- los miembros de la banda no mostraron ningún tipo de inclinación a volver a trabajar juntos.

De todas formas, como sentenció Sting tres meses atrás en el comienzo de la conferencia de prensa, The Police ha vuelto.

El grupo actuará en estadios abiertos y cerrados en distintos países del mundo hasta 2008 (el 4 y 5 de diciembre estarán en el estadio de River), y el récord de ventas de las entradas para sus conciertos sugiere que la ausencia ha hecho que el corazón de sus fans se volviese más demostrativo.

"Hubo un ligero momento de paranoia en el que pensamos: «Bueno, ¿qué sucede si resulta que ya es demasiado tarde y el interés que siempre imaginamos que existía ya no está?»", admite el guitarrista Andy Summers. "Pero por suerte, y muy felizmente, sucedió el extremo opuesto a eso. Estamos agotando las entradas para los estadios en una hora y media, literalmente, alrededor de todo el mundo. Este será definitivamente el tour más grande del año. No creo que nadie nos pueda pasar en ese sentido."

Ciertamente, The Police tiene las de ganar para volver a lo más alto. Formado en 1977 por Sting, el baterista nacido en los Estados Unidos Stewart Copeland y el guitarrista Henry Padovani, con Summers sumándose y Padovani yéndose poco después, el grupo vendió más de 50 millones de discos y ganó seis premios Grammy. En 1983, con el tema "Every Breath You Take" alojado en el número uno de los rankings, The Police cambió su primaria identidad punk rock en favor de un pop mainstream y, se podría decir, se convirtió en la banda de rock más grande del planeta.

"Fue la química personal entre nosotros tres -dice Summers, de 64 años-. Tres personas muy intensas determinadas a tener éxito a toda costa, dispuestas a trabajar extremadamente duro por ello. Un compositor muy talentoso, grandes arreglos y una variedad de sonidos mayor que la de cualquier otra banda." Fue también un equipo volátil, según la percepción de Sting (55), quien asegura que los frecuentes altercados dentro de la banda fueron por cuestiones de perfeccionismo musical y no por animosidades personales. "Nos peleábamos porque éramos pasionalmente cuidadosos de la música", señala.

Copeland, de 54 años, también concuerda: "Nunca nos odiamos. Nos gritábamos y peleábamos, pero sólo por la música. Como seres humanos siempre nos quisimos". "Ahora yo hago yoga y como granola -lanza Summers-. ¡Amamos a todo el mundo!"

The Police nunca anunció oficialmente su separación. Los tres hombres simplemente dejaron de trabajar juntos y comenzaron sus carreras solistas. De ellas, la de Sting ha sido la de más alto perfil y la de mayor suceso comercial: 11 premios Grammy y 14 hits entre los Top 40, protagónicos en varios films y unas memorias publicadas con grandes ventas, Broken Music (2003).

No obstante, Summers y Copeland también mantuvieron carreras activas. El guitarrista publicó una bien recibida autobiografía, One Train Later (2006), que se venderá durante la gira, y el reciente libro de fotografías I ll Be Watching You: Inside the Police 1980-83 .

Copeland profundizó dentro de la música para películas y dirigió un documental sobre la banda, Everyone Stares: The Police Inside Out (2006).

La idea de la reunión, expresada por Sting a fines de 2006, llegó de manera tan abrupta como la decisión de separarse. "Se encendió esa lamparita en mi cabeza y sentí que tenía que llamar a Andy y a Stewart y decirles que deberíamos hacer una gira. Pensé: «Bueno, esto los sorprenderá a ellos, sorprenderá al mundo y me sorprenderá a mí también», recuerda Sting.

Pero lejos de que la reunión le produzca algún tipo de remordimiento, Sting cree que ha sido una decisión "muy saludable".

"The Police ha sido una parte de mi vida de la que traté de huir desde hace 25 años -sostiene-. Por lo tanto, estar de regreso junto a la banda y volver a desarrollar aquella relación... Ahora somos más sabios de lo que solíamos ser. Todavía peleamos, discutimos acerca de música, pero tenemos maneras de navegar las tormentas que antes no teníamos. Somos más sabios y un poco más maduros también."

Por último, la idea de que exista nueva música de The Police y una extensión de la reunión más allá de la gira también fue abordada por Summers: "Por el momento, esta gira llegará hasta marzo de 2008, y luego, en algún punto, volveremos a considerar la situación. «¿Debemos seguir? ¿Debemos parar? ¿Es esto para siempre?» ¿Quién sabe? Creo que ahora lo que tenemos que hacer es preocuparnos por volver a ser una banda. Luego podremos enfrentar el resto".Cerca de los fansn Esta noche, Sting, Andy Summers y Stewart Copeland abrirán oficialmente su gira mundial en el GM Place de Vancouver, Canadá. Pero, en rigor de verdad, la apertura informal del tour se llevaba a cabo al cierre de esta edición, en el mismo lugar, con un concierto especial para el que no se vendieron entradas, organizado por y para los fanáticos de The Police alistados en su fans club oficial.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?