Suscriptor digital

Macri, más cerca de Michetti y bien lejos de la nacionalización

La campaña seguirá centrada en la ciudad
(0)
5 de junio de 2007  

Hoy, a las 11.30, Mauricio Macri y Gabriela Michetti iniciarán la campaña para la segunda vuelta electoral: irán a la barrera de la calle García Lorca y las vías del ex ferrocarril Sarmiento y hablarán de la necesidad de soterrar al menos 50 pasos a nivel de la ciudad.

Será el puntapié inicial y marcará la estrategia con los ojos puestos en los comicios del 24 del actual, en los que los candidatos de Pro enfrentarán al postulante del kirchnerismo, Daniel Filmus.

Más apariciones juntas de la dupla Macri y Michetti, teniendo en cuenta el impacto positivo que le brinda la candidata a vicejefa de gobierno al presidente de Boca Juniors, y planteo de soluciones concretas a problemas específicos marcarán las tres semanas del camino hacia el ballottage.

La idea fuerza de focalizar la campaña en los temas de la ciudad, como se cumplió durante la primera etapa de proselitismo, no se va a modificar. "Nadie piensa en nacionalizar la campaña, porque los vecinos de la ciudad quieren que les resuelvan los problemas concretos que hace 10 años que no se resuelven", reiteraron ayer a LA NACION colaboradores estrechos de Macri.

"Eso sí, ya no volveremos a hablar de las propuestas globales que hicimos en la campaña de la primera vuelta, sino que nos focalizaremos en los temas bien puntuales", explicó anoche a LA NACION el jefe de la campaña de Pro, Horacio Rodríguez Larreta.

A modo de ejemplo, se anticipó que hoy Macri les explicará a los vecinos del ex ferrocarril Sarmiento cuánto cuesta erradicar los pasos a nivel y en cuánto tiempo puede resolverse el actual problema de tránsito (embotellamientos y accidentes).

Tampoco habrá cambios en el equipo de campaña, que, entre otros, integran Rodríguez Larreta, los dirigentes más cercanos a Macri, el asesor de imagen ecuatoriano Jaime Durán Barba y el publicista Ernesto Savaglio.

Y se descarta que, aunque ya fueron elegidos, buena parte de los dirigentes que asumirán sus bancas en diciembre próximo saldrán por los barrios para reforzar la imagen de Pro.

Ayer, el día después de festejar el holgado triunfo obtenido en la primera vuelta, buena parte de los asesores de Macri se reunieron en tres oportunidades: bien temprano, cerca de las 7; al mediodía, y cerca de las 21.

En las dos primeras reuniones analizaron las coberturas de los medios sobre el triunfo electoral y delinearon los últimos aspectos de la primera conferencia de prensa que, a las 7.30, brindaron Macri y Michetti. Por la noche, aunque nadie quiso confirmarlo oficialmente, no soslayaron las duras declaraciones del presidente Néstor Kirchner, que ayer criticó a Macri por representar "el modelo neoliberal de los 90", por "disfrazarse" para conseguir votos y por no tener gestión.

Hasta el momento, la estrategia de este tramo de la campaña no prevé conversaciones con dirigentes políticos fuera de Pro para sumar votos que consoliden el contundente triunfo de anteayer.

"No hay conversaciones y no vemos de acá al futuro ni inmediato ni mediato que aparezcamos en fotos con dirigentes que quieran apoyar nuestro proyecto", comentaron anoche varios colaboradores íntimos de Macri.

Tras algunos intentos de sumar dirigentes de otras vertientes políticas que se ensayaron hasta fines del año último, Macri optó por mantener el mismo esquema de apoyo de su campaña a diputado nacional de 2005: lista única de postulantes, en la que confluyeron sus socios incondicionales.

En Pro tampoco piensan, al menos en estas primeras horas de la segunda etapa, en recurrir a la figura de su socio político, Ricardo López Murphy (Recrear), para responder los eventuales ataques del kirchnerismo.

"No vamos a hacerle el juego al Gobierno de nacionalizar la campaña. El triunfo en la ciudad ha sido muy claro: los vecinos votaron por el cambio que les proponemos. Y vamos a cumplir con nuestro compromiso, que es gestionar y resolver los problemas", añadieron fuentes de Pro que ya acompañaron a Macri en la campaña de 2005, que se focalizó en plantear los inconvenientes que sufren los porteños.

Para pasar el 50

La mira en la ciudad

  • Los responsables de la campaña proselitista de Pro ya esbozaron los trazos gruesos de la segunda etapa: propuestas puntuales y más recorridas por los barrios para hablar con los vecinos.
  • La dupla Macri-Michetti se mostrará casi siempre junta, a diferencia de la primera parte de la campaña, en que se repartían los actos proselitistas.
  • También participarán de la campaña los diputados electos que asumirán el 10 de diciembre.
  • El modelo de país

  • Desde el oficialismo darán forma a un nuevo eslogan, "más pluralismo y amplitud", con el que esperan sumar más votos progresistas, incluidos los de los votantes del MST y de Claudio Lozano.
  • El presidente Néstor Kirchner tendrá una influencia decisiva en la campaña y enfatizará la diferencia de modelos" entre su gestión y el pensamiento de Macri.
  • Luego de su buena performance en las elecciones, Aníbal Ibarra también será protagonista.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?