Hoy debuta la "superconstelación" ítalo-argentina

Servirá para gestionar emergencias
Nora Bär
(0)
7 de junio de 2007  

Esta noche, a las once y veinte hora argentina, un cohete Delta II se elevará desde la Base Vandenberg, sobre la costa oeste de los Estados Unidos, para poner en órbita el primer satélite de una superconstelación única en el mundo: el Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (Siasge), un conjunto de seis aparatos capaces de "vigilar" el medio ambiente global con "ojos" de radar, en todo tipo de condiciones meteorológicas e incluso "mirando" a través de la cubierta de nubes, para monitorear, mitigar, evaluar y prevenir catástrofes.

"Cuando el sistema esté completo en órbita, no habrá nada equivalente", afirma desde California, donde asistirá al lanzamiento, el doctor Conrado Varotto, director ejecutivo y técnico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

El debutante, un satélite Cosmo-Skymed de 1900 kilos y fabricación italiana, será despedido del lanzador cuando, entre diez y doce minutos después de dejar la rampa de lanzamiento, éste supere los 600 km de altura, rugiendo a 25.000 km por hora. Una pequeña carga explosiva quebrará uno de los tornillos que lo sujetan a su brida y quedará libre en el espacio.

Un proyecto ambicioso

"En ese momento los sistemas de propulsión y control de altitud del satélite tomarán el mando y corregirán las coordenadas, si fuera necesario", dice Fernando Hisas, gerente de proyectos de Conae. El proceso no libra a los ingenieros y técnicos de la Conae y la Agencia Espacial Italiana de la inquietud que entraña una tecnología que, si bien fue probada cientos de veces, trabaja al límite de resistencia de los materiales.

El Siasge es, sin duda, uno de los proyectos más ambiciosos del escenario satelital actual debido, entre otras cosas, a las complejidades que entraña integrar las mediciones de seis aparatos. Ofrece, además, posibilidades insospechadas.

En rigor, incluye no una, sino dos constelaciones: la primera, formada por dos satélites argentinos Saocom (el 1A y el 1B), y la otra por cuatro Cosmo-Skymed italianos. Todos ellos utilizan tecnología de radar capaz de ver la superficie terrestre tanto de día como de noche y en cualquier condición climática.

Todos los aparatos podrán controlarse y comunicarse de la misma forma con dos estaciones principales, una en Falda del Carmen, Córdoba, y otra en Italia. La Conae contempla la posibilidad de sumar otra en la Antártida.

"Instalar una estación de datos satelitales en la Antártida es un proyecto que está despertando mucho interés, no sólo nuestro sino también internacional -dice Hisas-. Ocurre que, tratándose de los de órbita polar, cuanto más al Sur o al Norte se encuentre la estación más chances hay de captarlos."

Misión cumplida

El contacto con la estación de Córdoba será alrededor de las seis o siete de mañana.

"Tuvimos que hacer una actualización bastante importante, y cuando uno moderniza pone lo último -cuenta Hisas-. Se ha conseguido un muy buen balance entre el costo operativo y el rendimiento. La nuestra es una estación que se cuenta entre las que tienen buen reconocimiento internacional porque es realmente muy confiable. Tiene muy buen nivel. Estamos orgullosos."

Cuando se complete la puesta en órbita de los satélites, alrededor de 2011, el Siasge podrá enviar imágenes desde el espacio de un desastre en ciernes en cualquier punto del planeta cada doce horas.

Después del que se lanza esta noche, seguirán otros tres Cosmo-Skymed, el próximo dentro de unos seis meses y el siguiente seis meses más tarde. El primer Saocom tendría que estar en órbita en 2010, y el segundo, en 2011.

Mientras tanto, en Invap continúa el diseño de los satélites Saocom, que pasarán por una revisión internacional en septiembre.

"Lo más importante de todo esto -concluye Varotto- es que, tal como lo anticipamos y lo venimos anunciando, vamos cumpliendo con las metas que nos propusimos. El plan se gestó hace más de cinco años y ya lo estamos poniendo en marcha."

Por: Nora Bär
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?