Suscriptor digital

Duendes, hadas y música celta

(0)
28 de julio de 2007  

El Caballero Enduendado . Recital de música celta para niños. Actor intérprete: Santiago Ramundo. Músicos en vivo: Conjunto celta Tocando el Aire. Músicos: Graciela Flores, Rubén Soifer, Luis Orrias Diz, Mariano Gora, María Marta Aponte Tinao. Voz en off: Alejandra Cullari. Escenografía, vestuario y luces: Gabriel Peloso. Sonido: Sebastián Aflallo. Idea y dirección: Alejandra Cullari y Guillermo Pardini. Con breve intervalo. En Velma Café, Gorriti 5520, todos los días, a las 17. Entradas desde 15 pesos (consumición aparte).

Nuestra opinión: bueno

En un ambiente acogedor, el Velma Café recibe al público con exposición de artesanías que sugieren el mundo de los seres mágicos: muñecas, casitas, coronas, duendes, hadas y magos.

Al apagarse las luces, aparece el caballero que cuenta que se ha perdido, y busca el bosque encantado. Una voz en off lo va guiando con frases breves y enigmáticas.

Al descorrerse el telón, con la escenografía de un bosque, atractiva y brillante como marco, están los músicos dispuestos a tocar. A partir de allí, habrá diálogo con los músicos, preguntas e información sobre los instrumentos, y el caballero que va y viene, buscando sus respuestas, mientras el conjunto toca, cada vez, una nueva melodía.

La vestimenta del joven héroe se va transformando, pero él mismo no se da cuenta de este cambio hasta el final. Y así llega a la conclusión de que ha encontrado, sin darse cuenta, la respuesta, y se ha convertido en lo que quería ser.

Flautas y bodhranes

El espectáculo se propone ofrecer un recital de música celta, con una puesta y una historia sencilla para atraer a los niños. Los instrumentos que se pueden apreciar son el tin whistle (silbato de lata), flauta dulce, flauta traversa irlandesa, cromorno, arpa de boca, guitarra, laúd medieval, derbake, cajón, udu, bodhrán, y accesorios. La música suena bien, interpretada con simpatía, entusiasmo y oficio.

El texto que acompaña estas presentaciones y establece los nexos necesitaría mayor desarrollo en función de su objetivo, tanto para resaltar la presencia de la música en vivo y sus características culturales como para contribuir al desenvolvimiento de la historia. Las piezas, por ejemplo, no son debidamente presentadas, tampoco figuran en el programa y es una pena porque las melodías son muy lindas.

Por otra parte, el actor parece no tener una marcación precisa. Tiene gran simpatía, resulta muy agradable en su acercamiento a los niños, pero, a la vez, desaprovecha muchos de los aportes que ellos le hacen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?