Suscriptor digital

Una despedida a puro try

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
Los Pumitas vapulearon a Canadá por 68 a 0 y terminaron terceros; el título fue para los irlandeses
(0)
13 de abril de 1998  

TOULOUSE, Francia.- Tuvieron ganas de desquitarse y los pobrecitos canadienses se pusieron delante para que los aplastasen; había mucha furia contenida en estos chicos argentinos; liberada en la cancha resultó una fuerza incontenible para los adversarios y una reivindicación interna para los Pumitas, que superaron el contrapeso de una derrota que dolió y se colocaron otra vez en alto en el sube y baja temperamental lógico para muchachos menores de 19 años.

Tercer puesto conseguido por demolición para un seleccionado argentino que deja el Mundial de la FIRA con una reconfortante goleada frente a Canadá por 68 a 0. Decididos a no irse con la imagen impotente entregada ante los irlandeses -que en la final también doblegaron a Francia, los pibes de Raúl Sanz explotaron en una demostración de tenacidad, coordinación y definición; justo las tres cualidades que los abandonaron en las semifinales...

Al menos pudieron recuperarlas a tiempo para que 6000 personas los aplaudiesen de pie en la cancha de Stade Toulousian. Ya en los primeros minutos empezaron a recibir reconocimientos, cuando la voluntad por hacer de este partido el más importante para ellos los empujó a meterse de cabeza en cada formación. Presión inicial, control de la obtención y variantes, como los ingresos fulminantes en la línea del fullback Freixas y las apariciones constantes del pilar Aguirre para generar superioridad numérica, pusieron a Weitemeier en el ingoal de un rival que aún no había tocado la pelota. Se notaba el cambio de actitud; también la permeabilidad de Canadá.

Los avances eran profundos; se encaraba, se guapeaba, se pasaba. Con Soffredini y Alcácer lanzados como nunca, con Giúdice dando siempre un metro al ataque, con Aguirre de nuevo entreverado con los tres cuartos para que Ray y Weitemeier anotasen la segunda y tercera conquista, respectivamente, en apenas doce minutos.

Los Pumitas tenían hambre de revancha, de demostrar lo que podían hacer, lo que aprendieron en tantos entrenamentos duros, y jugaron su propio partido; desinteresados de que los canadienses pidiesen enseguida un trapo blanco para rendirse.

A destajo se buscó la victoria; porque el penal de López Naguil, encarador ante una marca desorientada, sirvió para descansar un poquito y arremeter otra vez. Con el sprinter Higgs decisivo en los tres tries que cerraron la etapa. Primero colaboró al presionar al tímido fullback canadiense Verstraten y consiguió un scrum desde cuya base partió Soffredini hacia la meta; después, remató dos ataques, separados por segundos, de los backs. Parcial de 37 a 0 obtenido pese a la lluvia y al fortísimo viento en contra que le impidó a López Naguil sumar más puntos.

Un kick tapado por Beresiartu cerca del ingoal abrió la segunda etapa con el try del capitán; unos pocos minutos después, Patacurello bajó un line y lo metió en el ayer palpitante corazón del equipo; consecuente maul de 15 metros y recompensa compartida por todos, por más que apoyase Aguirre. Y otra vez Higgs aceptó la gentil invitación canadiense a pasearse por su meta.

Se quedaron un poco los Pumitas ante la sucesión de cambios, algo natural con el partido decidido y, lo mejor, con la satisfacción de retirarse sin defraudar. Pero ni con la pelota prestada un rato pudo penetrar Canadá y el contraataque argentino -definido en dos ocaciones por Urdapilleta- terminó la goleada.

Final, entonces, para la actuación de los Pumitas en el Mundial. Dejaron aquí un título que tuvieron en los últimos dos años y que hoy es un justo orgullo para Irlanda; la tristeza se vio en cada rostro, pero no portarán toda esa amargura en sus valijas, porque tuvieron la posibilidad de descargarse de algo de ese lastre emocional y recuperaron en parte la sonrisa. Y a su edad, ese cambio de anímo vale tanto como un trofeo que, otros, buscarán reconquistar en Gales ´99.

Los últimos resultados

TOULOUSE (De un enviado especial).- En la jornada final del Grupo A del Campeonato Mundial Sub 19 de rugby se produjeron los siguientes resultados:

  • Por el quinto puesto: Sudáfrica 52 v. Italia 18.
  • Por el séptimo: Chile 14 v. Uruguay 13.
  • Por el noveno: Gales 34 v. Rumania 19.
  • Por el undécimo: Japón 11 v. Polonia 7.
  • Por el decimotercero: Escocia 45 v. Rumania 5.
  • Por el decimoquinto: España 51 v. EE.UU. 8.
  • España y los EE.UU. descendieron al grupo B, del cual subirá Georgia, tras vencer en la final a Portugal por 25 a 7.

    Para definir el segundo ascenso y otros posibles descensos, se esperará hasta saber si las uniones de Australia, Inglaterra o Nueva Zelanda aceptan las invitaciones para competir el año próximo, en Gales.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?