Suscriptor digital

Irlanda también pudo con Francia

Ganó 20 a 0 en la final y celebró su primera conquista
(0)
13 de abril de 1998  

TOULOUSE, Francia (De un enviado especial).- Tan combativos como hábiles, los irlandeses fueron la revelación del Mundial. Por más que una protesta ante una incorrección sudafricana -que había ganado por penales- los puso en semifinales, igualar frente a los campeones del 94 tras perder por 17 a 0, superar, luego, sin dudas a los múltiples campeones argentinos y controlar a la mismísima Francia de local en la definición transforman a Irlanda en indiscutible vencedor de este torneo de la FIRA.

La victoria en la final por 20 a 0 tuvo como apoyo el contagioso amor propio de los irlandeses, soportados en un tackle intenso y en el pie derecho de Brian O«Driscoll, cuyas patadas tácticas fueron incontrolables para cualquiera de sus encumbrados rivales.

En el match decisivo, jugado en Stade Toulousian y dirigido por el canadiense Hyde Lay, los equipos formaron así: Irlanda: Rossi; Cuppit, Moorer (capitán), O«Driscoll (Reynolds) y Holt (Considine); Wallace y Campbell (Mescal); Roghun (Fitzgerald), Kearley y McCarey; Bloughall y O«Callagham; Roche, Flavin (Urquart) y O«Brien (Good). Entrenador: Kidney.

Francia: Traille; Skrela, Genin, Dumas (Sans) y Sid; Gelez (capitán) y Lesgourghes; Martin, Rysman (Vialletes) y Mallet; Privat y Roland; Minassian (Gauting), Busato y Poux. Entrenador: Maillet.

Primer tiempo: 6m, gol de O«Driscoll por try de Wallace (I), y 35, penal de O«Driscoll (I).

Segundo tiempo: 9m, drop de Wallace (I) y 34, try de Holt (I). A los 28m, fue amonestado Mallet (F) y permaneció cinco minutos bajo los palos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?