Suscriptor digital

Murió el general (R) Liendo, ex ministro de Videla y de Viola

Estuvo a cargo del Ejecutivo en 1981
(0)
26 de agosto de 2007  

A los 83 años, falleció anteayer en esta ciudad el general retirado Horacio Tomás Liendo, de destacada actuación durante el último gobierno de facto, al ocupar los ministerios del Interior y de Trabajo, y quedarse a cargo del Poder Ejecutivo por 20 días, durante el último gobierno militar.

Liendo nació en Córdoba, el 17 de diciembre de 1924. Ingresó en el Colegio Militar en agosto de 1943 y egresó cuatro años después con el grado de subteniente.

Su carrera militar fue en constante ascenso. En 1949 ascendió a teniente, en 1954 a capitán, e ingresó entonces en la Escuela Superior de Guerra. En 1962, ya con el grado de mayor, realizó un curso de comando y Estado Mayor en los Estados Unidos a las órdenes directas del agregado militar argentino en ese país.

Fue ascendido a teniente coronel en 1965 y se desempeñó al frente del Batallón de Comunicaciones 141. Luego revistó en el comando del III Cuerpo del Ejército y Estado Mayor Conjunto, como oficial del Estado Mayor. En 1970 alcanzó el grado de coronel y revistó en la Escuela de Comunicaciones como director.

En diciembre de 1975, cuatro meses antes del último golpe de Estado, llegó al generalato, luego de ser comandante de la VI Brigada de Infantería de Montaña.

En junio de 1976, y ya con el denominado Proceso de Reorganización Nacional en el poder, fue designado ministro de Trabajo.

Permaneció en el cargo hasta febrero de 1979, y durante ese lapso fue designado jefe del Estado Mayor Conjunto y ascendió a general de división.

Liendo fue partidario de combatir con energía a las organizaciones guerrilleras "para garantizar la libertad de trabajo, la seguridad familiar e individual de empresarios y trabajadores", tal como afirmó a LA NACION en noviembre de 1977.

Hábil negociador, debió hacer frente a las demandas de los sindicatos durante aquellos años de turbulencias económicas y políticas. En 1981, y con la renuncia del presidente Jorge Rafael Videla y su reemplazo por Eduardo Viola, Liendo fue designado ministro del Interior.

Desde la cartera política, inició contactos con dirigentes de distintos partidos políticos, en el contexto de una apertura al diálogo promovida por el gobierno de facto a fines de 1981.

Ante la enfermedad del presidente Viola, y su renuncia forzada por otros sectores de las Fuerzas Armadas, Liendo se hizo cargo del Poder Ejecutivo, en el que se desempeñó durante veinte días, hasta el 11 de diciembre de 1981, cuando fue reemplazado por el almirante Pedro Lacoste y más tarde por el presidente de facto Leopoldo Fortunato Galtieri.

Casado con Esther López Narvaja y padre de seis hijos, Liendo siguió interesado en los problemas del país tras su retiro de la vida militar. Fueron recurrentes sus artículos de opinión publicados por LA NACION sobre temas económicos y políticos.

Su legado político continuó en uno de sus hijos, Horacio Tomás, que fue secretario legal y técnico y luego asesor de su amigo entrañable: Domingo Cavallo, ministro de Economía durante el menemismo y el posterior gobierno de la Alianza, que comenzara su carrera en 1981 como subsecretario técnico-administrativo del Ministerio del Interior.

Los restos del general Liendo fueron inhumados ayer en el cementerio parque Jardín de Paz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?