Suscriptor digital

Una reñida pelea del PJ y la UCR en Chaco

Rozas y Capitanich se mostraron ganadores
(0)
14 de septiembre de 2007  

RESISTENCIA.- El día del cierre de campañas fue el de las largas caravanas. Los dos principales competidores, Angel Rozas, dirigente radical candidato de la Alianza Frente de Todos -que comanda la provincia desde 1995-, y Jorge Capitanich, postulante kirchnerista por el Partido Justicialista, recorrieron ayer los barrios más populares de Chaco.

Ambos desbordaron optimismo por las elecciones que pasado mañana definirán quién gobernará la provincia los próximos cuatro años. Pero Rozas lanzó el augurio más tajante: "Nos encaminamos hacia una victoria segura".

Ambas fuerzas transformaron la provincia en un carnaval electoral e hicieron gala de su convocatoria con numerosos automóviles, bombos, cánticos y marchas que asombraron a los vecinos de Fontana, Resistencia, Puerto Vilelas y Barranqueras.

Rozas, acompañado de su candidato a vicegobernador, Carim Peche, partió desde Fontana, haciendo el último intento de captar adhesiones.

La Alianza intenta continuar en el poder conseguido hace 12 años y, para eso, apostó otra vez al ex gobernador Rozas, favorito en las encuestas, en reemplazo de Roy Nikisch, que será postulante a senador nacional. Tal vez por eso no hubo discursos de cierre: sólo la ruidosa caravana, que terminó en la avenida Vélez Sarsfield, frente al paseo de la laguna Argüello.

Capitanich, en tanto, tuvo que arreglárselas prácticamente solo. En la campaña, donde el peronismo intenta retomar el poder después de 16 años, los partidarios lamentaron no haber recibido, al menos públicamente, un apoyo un poco más contundente del gobierno nacional. Sólo una foto, distribuida en los medios locales, de una entrevista con el presidente Néstor Kirchner.

De todas maneras, en el último día de campaña el peronismo movilizó adherentes y también conformó una larga caravana. Allí sí hubo acto de cierre, en el límite de Resistencia y Barranqueras, donde Capitanich pidió el voto por "el cambio" y no se privó de fustigar los errores del "modelo" de la Alianza.

En tanto, ARI, que lleva como candidata a la diputada provincial Alicia Terada, fue más modesto en su intento de ratificar su crecimiento como tercera fuerza: hizo un acto e invitó a la gobernadora electa de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, que brindó su respaldo.

"Nosotros hicimos una campaña modesta y digna, con escasos recursos. Esto que, aparentemente, es una debilidad, en realidad es nuestra fortaleza", dijo Terada, que convocó además a "no caer en la trampa de las encuestas", que polarizan a las fuerzas radicales y peronistas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?