Suscriptor digital

La UCR busca un triunfo para llegar mejor a octubre

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
Rozas enfrenta al peronista Capitanich
(0)
16 de septiembre de 2007  

RESISTENCIA.- Mientras Córdoba hace dos semanas que cuenta votos, el carrusel electoral no se detiene y encuentra aquí otra sortija en las vueltas rumbo al gran premio de octubre. Continuidad o cambio son las polarizadas ofertas que tendrán hoy los chaqueños, con el radical Angel Rozas y el peronista Jorge Capitanich como principales candidatos a la gobernación.

Las encuestas manejadas en la zona dicen que gana uno u otro, según las bocas que las difundan. Las radicales apuntan a una importante diferencia en su favor; las de la oposición cambian el nombre del vencedor, pero estrechan el margen.

En el campamento peronista aceptan que corren desde atrás, que hace ocho meses la cuesta arriba era de 30 puntos, aunque Capitanich desborda confianza en las horas previas e invitó al presidente Néstor Kirchner a que lo acompañara si la suerte le sonríe.

Gerardo Morales, líder nacional de la UCR, ya tiene confirmada su presencia para un posible festejo en la única provincia radical cuyo mandatario, Roy Nikish, se ató al mástil partidario para llegar a una elección sin tentarse con las sirenas kirchneristas.

Rozas, presidente de la UCR entre 2001 y 2005, tuvo mucho que ver para que su provincia no fuera marcada por el sello K de la Casa Rosada. Sin embargo, reconoce que el gobierno provincial tiene una convivencia madura con la Casa Rosada, por lo cual no fue eje de campaña nacionalizar la inminente votación.

"No vamos a cambiar la camiseta radical por una obra pública, pero existe una buena relación con el Gobierno", comentó Rozas a LA NACION.

Capitanich también aceptó ante LA NACION que sus ejes de propuestas tuvieron que ver con temas provinciales. "En estos meses hice 42 actos, debo haber conocido personalmente a 60.000 chaqueños a los que estreche las manos. La campaña tiene tres puntos fundamentales: crear 100.000 empleos, que el agua potable llegue a todos, y tener más y mejor educación", dijo Capitanich.

Los números que anticipan uno y otro son bien diferentes. Lo cierto es que para ganar la gobernación se requiere aquí superar el 45% de los votos, o alcanzar el 41% y obtener 10 puntos de diferencia sobre el inmediato rival para no depender de un ballottage.

Más allá de que en la provincia no se sienta la mano política de afuera, de que los dos principales postulantes tengan nombres de peso propio para llevar adelante las campañas sin tener que pegarse a otras figuras, en el camino a octubre todo afecta a la suma y resta de fuerzas en el nivel nacional.

De las 12 elecciones provinciales disputadas este año, sólo en la Capital Federal, Tierra del Fuego, Santa Fe, Neuquén y San Luis se dieron triunfos de aquellos no bendecidos por la Casa Rosada. Esta noche, las alianzas nacionales sumarán a Chaco en favor o en contra.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?