Suscriptor digital

Rozas y Capitanich se autoproclaman ganadores

El radical dijo que esperará el recuento definitivo y denunció errores en los telegramas; el escrutinio provisorio se suspendió hasta mañana y dio el triunfo al kirchnerista por 2005 votos
(0)
17 de septiembre de 2007  • 19:03

El resultado definitivo del último test electoral para la Casa Rosada antes de octubre promete retrasarse, aunque el candidato del PJ, el senador Jorge Capitanich, ya se proclamó gobernador electo.

Sin embargo, esta tarde Angel Rozas dijo que daría pelea y esperará el recuento definitivo de votos, al tiempo que denunció errores en la confección de los telegramas.

En una conferencia de prensa ofrecida esta tarde por el comité de campaña de esa alianza, se sostuvo que no se reconocerá el triunfo de Jorge Capitanich hasta tanto se conozcan los resultados definitivos e, incluso, se adelantó que "se podría revertir la diferencia".

De acuerdo a lo explicado por uno de los integrantes del equipo de campaña de la Alianza, Julio Salcedo, "vamos a esperar que concluya el escrutinio definitivo que se inicia mañana a las 18, para tomar una posición respecto al resultado de las elecciones de ayer".

"Sucede -dijo Salcedo- que hemos detectado errores en la confección de los telegramas, por ejemplo que en algunas mesas la Alianza no tenía un solo voto y eso fue porque cargaron los votos nuestros en otra Alianza que estaba debajo de la nuestra".

Detalló el vocero que "esto hace que podamos revertir la actual diferencia, cuando además todavía faltan escrutar seis mesas. Nosotros consideramos que la diferencia incluso puede estar a nuestro favor en alrededor de 500 votos porque los errores son varios y los tenemos bien identificados".

Seis mesas, pendientes. El escrutinio provisorio terminó pasado el mediodía con el 99,76 por ciento de las mesas escrutadas y dio una ventaja de 0,39 punto a Capitanich, lo que equivale a 2005 votos.

Quedaron sin analizar seis mesas. A esos votos y a posibles errores en el recuento del resto de los sufragios apuesta la UCR antes de reconocer definitivamente la derrota de Angel Rozas, según adelantó el propio candidato y el presidente de la UCR, Gerardo Morales.

Los sufragios emitidos en las seis mesas que quedaron fuera del recuento provisorio no alcanzan para descontar la diferencia que Capitanich le sacó a Rozas, pero el radicalismo se ilusiona con la posibilidad que a un buen resultado en esas mesas se sume a errores en el conteo de otras y que, entonces sí, pueda revertir el ajustado resultado.

Con el sello del PJ y con varias listas colectoras, Capitanich obtuvo el 46,84 por ciento de los votos, mientras que Rozas logró el 46,45 por ciento del total.

Hasta el escrutinio definitivo. Frente a este panorama, Morales, candidato a vicepresidente de la fórmula que encabeza Roberto Lavagna, anticipó que su partido esperará los resultados del escrutinio definitivo antes de asumir la derrota.

"Es una elección que se va a contar voto a voto. Es muy pareja, así que se va a tener que terminar el escrutinio definitivo", señaló el legislador en declaraciones radiales.

Sin embargo, destacó que la elección en Chaco no es comparable a la de la provincia de Córdoba, donde todavía se espera el conteo definitivo de los votos para definir si el próximo gobernador será el delasotista Juan Schiaretti o el intendente de la capital provincial, Luis Juez.

“Esta elección no es igual a la de la provincia de Córdoba porque acá hubo un fuerte control por parte de todas las listas”. En este contexto, remarcó que la ventaja que hasta ahora se le atribuye a Capitanich responde a que otros partidos, como Recrear, lo llevaron como candidato.

“El radicalismo se impuso sobre el Partido Justicialista. Pero [Capitanich] tuvo siete [listas] colectoras más que le permitieron achicar la diferencia y hasta ponerse por encima”.

Rozas, por su parte dio una conferencia de prensa en la que sostuvo que lleva ventaja y aclaró que esperará el resultado final del escrutinio provisorio para que, según sostuvo, sea "la junta electoral la que diga quién ganó y quién perdió".

"Gobernador electo". Pese a lo ajustado del conteo, Capitanich se autoproclamó ganador. Esta madrugada, se concentró con sus partidarios en la plaza 25 de Mayo donde proclamó su triunfo y se declaró "gobernador electo" de la provincia y sostuvo que comienza "una nueva etapa en la provincia".

Aprovechó además para agradecer al presidente Néstor Kirchner y a la primera dama Cristina Fernández, a quien se dirigió como "futura presidenta".

Ya con el escrutinio provisorio suspendido hasta mañana, el candidato del kirchnerismo volvió a proclamarse ganador y aseguró, en declaraciones radiales, que ya recibió el llamado del actual gobernador, el radical Roy Nikisch, para felicitarlo.

Alta participación y denuncias. Las elecciones para designar gobernador en el Chaco cerraron con normalidad a las 18 de ayer, luego de una jornada con lluvias que complicó la afluencia de votantes pero no bajó el índice de participación que se da en la provincia, que superará el 70 por ciento del padrón.

La jornada electoral transcurrió sin incidentes, a pesar de las denuncias presentadas ante el Tribunal Electoral por los candidatos Capitanich y Alicia Terada de ARI con relación a supuestas boletas apócrifas y ausencia de boletas en los cuartos oscuros.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?