El Tren a las Nubes volvió a correr en las alturas del paisaje salteño

Ayer se realizó un viaje promocional; desde marzo, funcionará normalmente
Javier Navia
(0)
7 de octubre de 2007  

SALTA.- Desde la estación Campo Quijano, a 1521 metros de altura, y después de dos años y medio sin funcionar, la locomotora 9710 volvió a tirar a las 15.59 de ayer del mítico Tren a las Nubes, y toda la Quebrada del Toro renació con él.

Desde los tabacales del Valle de Lerma hasta el nacimiento de la Puna, la formación devolvió vida a las poblaciones, que salieron a su paso a saludarla junto a unas renovadas vías, que, confían, las conducirán a ellas también a una esperada prosperidad de la mano del turismo.

Eran casi las cuatro de una lluviosa y destemplada tarde, en la que las nubes parecieron descender más de lo habitual para ver pasar al tren, cuando Daniel Barbosa, jefe de la estación Campo Quijano, a 40 km de esta capital provincial, repicó la campana llamando a abordar por última vez a todo el pasaje, compuesto por funcionarios, invitados especiales, entre los que se encontraban los directores del Transiberiano y del Orient Express, y medios de comunicación. Un espontáneo aplauso acompañó la partida para un primer viaje que se extendió hasta El Alisal, donde otra locomotora aguardaba para engancharse al último vagón y traer al Tren de las Nubes de regreso hasta la estación de Salta. Allí, después de las 19, fue recibida por un centenar de personas y una banda de jazz.

La formación había funcionado por última vez en julio de 2005, cuando dejó varados a 350 pasajeros a 4200 metros de altura y debieron usarse helicópteros para evacuarlos. A partir de entonces, los gobiernos salteño y nacional decidieron el recambio de 60 km de vías y otorgar una nueva concesión para la explotación turística del tren, que recayó en la empresa de capitales argentinos Ecotren, que realizó una inversión de $ 45 millones.

Si bien el de ayer fue el viaje inaugural de la nueva era, el Tren a las Nubes funcionará en plenitud a partir de marzo, luego de la temporada de lluvias, cuando puede realizar su recorrido completo de 217 km y llegar hasta el célebre viaducto La Polvorilla, de 224 m de largo y 64 de altura, postal clásica del viaje. El costo del pasaje será de 120 dólares (los argentinos radicados en Salta pagarán el 50%) y los pasajeros podrán disfrutar de un coche comedor acorde con los servicios ferroviarios europeos.

Ingeniería ferroviaria

El Tren a las Nubes corre a un promedio de 35 km/h sobre los rieles del no menos legendario Ramal C14, que llega hasta el puerto chileno de Antofagasta y que es uno de los mayores logros de la ingeniería ferroviaria a nivel mundial, ya que, a pesar de las alturas en que se encuentra, permite la circulación de trenes sin necesidad de utilizar el sistema de cremalleras. Diseñado a pedido del presidente Hipólito Yrigoyen por el ingeniero norteamericano Richard Fontaine Maury (sus nietos ayer participaron del viaje "reinaugural"), su recorrido incluye 29 puentes, 21 túneles y 13 viaductos.

Para esta renovación, debieron traerse desde Buenos Aires 51.000 metros de rieles e incorporar al camino 20.000 durmientes, 2800 planchas metálicas, 253.000 tirafondos y más de 17.000 bulones. "Dos nuevas locomotoras General Motors llegarán desde México antes de fin de año. Los coches han sido completamente reciclados. Además, está programado que en 2008 comience a rodar una segunda formación con un servicio de primera clase", contó a LA NACION Eduardo Díaz, gerente comercial de Ecotren.

Pero los concesionarios no se conforman con todo esto. Su idea es que la formación "sirva de eje para un desarrollo turístico integral de la Quebrada del Toro, que incluirá cabalgatas, trekking, andinismo y recorridos en camiones 6x6. También está prevista una inversión en hotelería, punto en el que se destaca la creación de un hotel de sal en las Salinas Grandes, similar al que hay en Bolivia", agregó Díaz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.