Suscriptor digital

Acelera Brown el retiro británico de Irak

Anunció ante el Parlamento el repliegue de la mitad de los soldados para marzo de 2008; manifestantes exigen el retiro total
(0)
9 de octubre de 2007  

LONDRES.- En un fuerte gesto que ratifica su política ante la impopular guerra de Irak, el primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, anunció ayer que retirará la mitad de las tropas británicas de suelo iraquí durante el primer trimestre de 2008.

Tras visitar Bagdad y Basora y anunciar la semana pasada el repliegue de 1000 hombres para Navidad, Brown sorprendió ayer a la Cámara de los Comunes al revelar un retiro aún mayor de Irak: dijo que volverán a Gran Bretaña 2500 soldados de los más de 5000 que se encuentran estacionados en la segunda ciudad iraquí.

En su primer discurso sobre política exterior ante el Parlamento desde que llegó al poder, tras la renuncia de Tony Blair, el 27 de junio último, Brown explicó que habrá dos etapas en el traspaso de poder en Basora: en la primera, las fuerzas británicas se concentrarán en el entrenamiento del ejército iraquí y la vigilancia de la permeable frontera con Irán; la segunda estará limitada a tareas de asesoramiento.

El anuncio sacudió aún más el ambiente político en Gran Bretaña, en momentos en que el primer ministro enfrenta la primera gran crisis por su decisión, anunciada el sábado pasado, de no convocar a elecciones anticipadas antes de 2009.

En las últimas semanas, alentados por las encuestas de intención de voto que mostraban su claro favoritismo, los propios asesores de Brown habían difundido los rumores sobre el adelantamiento de los comicios. Incluso dieron una fecha: el 1° de noviembre.

Pero en menos de una semana, el rival del premier laborista y líder conservador, David Cameron, revirtió la tendencia y llegó a superarlo en las encuestas luego de anunciar su intención de reducir dos impuestos clave.

La decisión de Brown de dar marcha atrás con las elecciones provocó una fuerte ola de críticas de la oposición, y varios editoriales de la prensa británica acusaron al jefe del gobierno de haber perdido autoridad y credibilidad.

Mientras Brown iniciaba en el Parlamento la fuerte contraofensiva para reposicionar su imagen y retomar el liderazgo de las encuestas, afuera, por lo menos 2000 personas protestaban contra la guerra en Irak y exigían el retorno de todas las tropas británicas.

Gran Bretaña, firme aliado de Washington en la lucha contra el terrorismo, llegó a tener en un momento un total de 46.000 soldados en Irak, la mayoría de ellos en la provincia de Basora, convertida en un enclave británico en el país. Esta cifra se redujo paulatinamente a 5500 militares. Desde la invasión, Gran Bretaña sufrió 170 bajas.

Una "tregua"

Hace unas semanas, 275 soldados británicos volvieron a Gran Bretaña, lo que llevó el número de militares desplegados en Irak a la cifra actual de 5250 efectivos. El comando británico transfirió en septiembre el control del centro de Basora a manos iraquíes y completará en breve el traspaso del resto de la provincia.

Brown dijo ayer que repliegue no es una admisión de derrota, sino una clara señal del incremento en las capacidades de seguridad de las fuerzas iraquíes.

"Si anunciamos menos tropas en Irak es porque estamos ganando la batalla de la seguridad, y hay una tregua en algunos de los enfrentamientos que han tenido lugar en Irak", dijo el premier.

Dijo también que los empleados iraquíes que trabajan para el ejército británico en Irak desde hace más de 12 meses recibirán una ayuda financiera para reinstalarse en su país o en otro de la región y, "en determinadas circunstancias", en Gran Bretaña.

Al igual que su antecesor, Brown había rechazado en repetidas ocasiones establecer un calendario para la retirada total de las tropas británicas de Irak, con el argumento de que ésta estaría condicionada por los avances en el terreno. Sin embargo, un funcionario de Downing Street dijo ayer que el plan del gobierno es que no haya soldados británicos en Irak para fines de 2008.

Ayer, la Casa Blanca dijo que la decisión de Gran Bretaña de disminuir su presencia militar en Irak no fue sorpresiva. "La iniciativa está dentro del marco anunciado con anterioridad por Gran Bretaña, que prevé una reducción gradual de su presencia militar en el sur de Irak a medida que las fuerzas iraquíes puedan asumir la responsabilidad de la seguridad", dijo la vocera Nikki McArthur.

"La meta de todas las fuerzas de la coalición en Irak es alcanzar un estatus de supervisión mientras los iraquíes continúan asumiendo un papel cada vez más importante en el campo de la seguridad", agregó la vocera.

Estados Unidos también reducirá el número de tropas estacionadas en Irak, de 165.000 a 137.000 hombres. Sin embargo, el regreso de esos 28.000 soldados, anunciado por el presidente George W. Bush, llevará el número de tropas norteamericanas al mismo nivel que en enero de 2007, cuando el mandatario solicitó al Congreso financiamiento para aumentar el número de militares desplegados en Irak.

Responsabilidad

  • LONDRES (AFP).- El primer ministro británico, Gordon Brown, asumió ayer "la total responsabilidad" de desistir de convocar elecciones anticipadas, decisión que, según sus críticos, demostró "indecisión" y "gran debilidad" de carácter. "Asumo la total responsabilidad de lo que ocurrió", dijo el premier el día después de poner fin a las intensas especulaciones sobre elecciones anticipadas que se habían apoderado del mundo político británico desde hacía varias semanas. Brown explicó que su decisión obedecía a su deseo de "exponer su visión" para el futuro del país. "Quería tener más tiempo para poder exponer mi visión para el país", principalmente en los campos de salud, vivienda, economía y educación, declaró Brown.
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?