Suscriptor digital

Dos juzgados, premiados por la "excelencia judicial" de su trabajo

Los distinguieron por su productividad, eficiencia y compromiso con las causas
Gabriel Di Nicola
(0)
11 de octubre de 2007  

A la oficina del magistrado Lucas Aón, como a despachos de otros juzgados civiles de familia, llegan padres angustiados que piden ayuda para sacar del infierno de la droga, sobre todo de la pasta base de cocaína (paco), a sus hijos. Estas familias buscan en la Justicia una solución que no encuentran en las políticas públicas.

La doctora Fabiana Palmaghini desde diciembre de 2005 es subrogante en el Juzgado de Instrucción porteño N° 14. Entre otras causas de importancia, tiene a su cargo la investigación por la muerte de Lourdes Di Natale, ex secretaria de Emir Yoma.

El Juzgado de Instrucción porteño N° 14 y el Juzgado en lo Civil de Familia porteño N° 25, a cargo del magistrado Aón, fueron reconocidos en la sexta edición del premio a la excelencia judicial que otorgan en conjunto la ONG Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores) y el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA).

Según Fores e IDEA, Aón se "destacó por ser una persona común que dedica su vida al juzgado con gran disponibilidad y gran preocupación por la gente y sus problemas. Maneja inmediatamente los procesos que instruye y tiene un gran trato humanitario".

El Juzgado de Instrucción porteño N° 14 obtuvo el primer lugar en el ranking de productividad y tuvo el mayor número de causas elevadas a juicio. Según Fores e IDEA "se destacaron la celeridad del juzgado y la gran satisfacción de los usuarios del juzgado, la plena disponibilidad de la jueza en los horarios de atención y su independencia e imparcialidad".

Los premios fueron entregados anoche en una ceremonia realizada en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. El reconocimiento no sólo es para los magistrados a cargo de los juzgados premiados, sino para todas las personas que trabajan y colaboran con los jueces: desde el ordenanza hasta el secretario recibieron ayer la distinción: un diploma y obras relacionadas con el derecho.

"Recibir este premio es una gran satisfacción. He justificado la enseñanza y la ayuda de mucha gente que me quiere. Es decir, a toda esa gente que no le he fallado. La distinción no es sólo para nosotros, sino que es un reconocimiento para todos los juzgados de familia", sostuvo a LA NACION el juez Aón, que está al frente del Juzgado en lo Civil de Familia N° 25 desde abril 1988. El equipo de trabajo lo integran 20 personas.

Violencia y adicciones

En la mayoría de sus años a cargo del juzgado, el magistrado Aón intercedió en muchas causas de divorcio, pero en el último tiempo el enfoque laboral se modificó por una realidad que atormenta a no pocas personas: la violencia familiar y la adicciones en niños y adolescentes.

"Los problemas más acuciantes, hoy en día, son los casos de violencia doméstica y los hechos vinculados con niños y adolescentes en riesgo por adicciones", explicó Aón, emocionado con el premio recibido.

"Los padres de chicos adictos vienen a buscar respuestas que no encuentran en las políticas públicas de salud. La problemática del «paco» urge tomar medidas importantes. El «paco» mata en serio y destruye no sólo al adicto, sino también a toda su familia", afirmó Aón.

Ante el pedido de ayuda, Aón dispone la internación del adicto y pide al Estado becas en comunidades terapéuticas. "A veces se tarda más de lo necesario", agregó el juez.

Palmaghini egresó como abogada en la Universidad de Belgrano (UB) en 1981. Después se especializó en Derecho Penal y Criminología en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

En 1978 había ingresado en la Justicia como meritoria. En 1990 asumió como secretaria del Juzgado de Instrucción N° 24, cargo que ocupó hasta que, en diciembre de 2005, asumió como jueza subrogante en el Juzgado de Instrucción N° 14.

"Para mí, recibir la distinción es una satisfacción enorme, porque se trata de un premio muy serio", aseguró Palmaghini a LA NACION.

Celeridad

Fores e Idea destacaron la celeridad del juzgado, sobre todo por el trabajo realizado por una jueza subrogante que tuvo el número más alto de causas elevadas a juicio oral.

"El premio no lo personalizo. El trabajo no lo hago sola, es un grupo, un equipo. Priorizamos cumplir los términos procesales. Intentamos que los trámites sean expeditivos y que las causas lleguen rápidamente a juicio oral, sobre todo las que tienen detenidos", agregó la jueza subrogante.

El presidente del Comité Ejecutivo de Fores, Patricio Petersen, explicó: "Las buenas noticias también existen en la Justicia. Hay jueces que trabajan mucho para que los ciudadanos obtengan respuestas y sientan que el Estado los protege".

El director ejecutivo de IDEA, Ernesto Ferrer, afirmó: "Deseamos destacar frente a la ciudadanía los excelentes ejemplos existentes en la justicia argentina".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?