Suscriptor digital

El recuerdo del plan de Gelbard

En 1973 se firmó un polémico pacto
(0)
13 de octubre de 2007  

El único pacto social que se articuló en la Argentina fue firmado el 6 de junio de 1973, durante el gobierno de Héctor J. Cámpora, y fue refrendado por la CGE, del lado empresarial, y la CGT de José Ignacio Rucci, por parte del sindicalismo. El arquitecto fue el entonces ministro de Hacienda y Finanzas, José Ber Gelbard.

El objetivo era frenar la incontenible inflación de los últimos tiempos del gobierno de Agustín Lanusse, tras la sucesiva acumulación de ceros en la moneda. Se buscaba congelar las tensiones económicas entre los distintos sectores de la vida nacional. Tras determinados aumentos, se quería poner coto a las demandas de reajustes salariales de los sectores gremiales y al avance de los precios impulsados por los grupos empresariales.

El pacto social pareció funcionar un tiempo. Influyó en ello el efecto psicológico que tuvo sobre la economía, por un tiempo, el regreso definitivo de Juan Domingo Perón al país.

Por unos meses, los indicadores económicos parecieron estabilizarse ante el paraguas de la autoridad del general. Pero en realidad, se vio pronto que era un espejismo. Las tensiones crecientes, en especial los reclamos gremiales de sectores de la CGT hicieron irrisorio todo el andamiaje, incluso con Perón vivo.

Tras la muerte de Perón, el pacto social se derrumbó rápidamente. La experiencia terminó en un mercado negro y en el desabestecimiento de productos esenciales. Desaparecieron de los estantes de almacenes y góndolas de supermercados productos básicos como el aceite y el azúcar. Como experimento económico-social, el pacto sólo duró desde el 6 de junio de 1973 hasta un poco antes de la muerte de Perón, en julio del año siguiente.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?