Suscriptor digital

Una lucha dispersa entre 14 candidatos

La oposición llega muy debilitada
(0)
14 de octubre de 2007  

LA PLATA.- El desconcierto del electorado, la desproporción de recursos entre las 14 fuerzas políticas que pelean por la gobernación bonaerense y los pronósticos de todos los sondeos -que hablan de un resultado incontrovertible en favor del oficialismo- han dado lugar en la provincia a una campaña atípica.

Lejos de los actos multitudinarios y las movilizaciones masivas de militantes, reservadas sólo para el postulante del kirchnerismo Daniel Scioli cuando suele acompañar las presentaciones de la candidata presidencial Cristina Fernández de Kirchner, la campaña quedó reservada a breves recorridas, charlas con vecinos, conferencias de prensa y reuniones sectoriales.

No pocos candidatos reconocen -con preocupación- el desinterés y la desorientación de un electorado compuesto por 10 millones de personas.

Algunos lo atribuyen a la cantidad de cargos que se eligen: gobernador y vice, 35 diputados nacionales, 23 senadores provinciales y 46 diputados provinciales, 134 intendentes, 1030 concejales y 389 consejeros escolares. Otros, al verdadero entrevero que puede provocar en un votante medio intentar entender los alineamientos de los postulantes, derivados de un proceso de desintegración de los partidos políticos.

En los municipios, llega ha haber entre 4 y hasta 22 candidatos. En muchos casos hay una proliferación en la oferta de aspirantes kirchneristas. En tal sentido, en más de 60 distritos hay por lo menos dos listas del oficialismo como resultado de una dura batalla por definir el sello de cada lista.

Pero el derramamiento no es potestad exclusiva del kirchnerismo. El candidato presidencial Roberto Lavagna y su fuerza Una Nación Avanzada (UNA) tienen dos versiones: una peronista, que postula a Jorge Sarghini, y otra radical, liderada por el radical Ricardo Alfonsín.

Un caso desconcertante es el del peronismo anti-K, de Alberto Rodríguez Saá, con su postulante a gobernador Alieto Guadagni, que se presenta con las boletas de la Ucedé.

La alianza entre ARI y los radicales de Margarita Stolbizer se presenta como Coalición Cívica y el sector de López Murphy, que impulsa la candidatura de Sergio Nahabetian, usa su sello, Recrear. Los que opten por el sector del candidato presidencial Jorge Sobisch y su candidato provincial, Juan Carlos Blumberg, deberán tomar las boletas de Vamos.

Pero hay más: un acuerdo entre el macrismo y su aspirante a gobernador, Francisco de Narváez, que se presenta como Unión Pro, y el sector de Luis Patti, que compite para la gobernación con su partido Paufe, llevan en varios municipios (Berisso, Echeverría, Lomas de Zamora y San Vicente, entre otros) los mismos candidatos a intendente y concejales. Igual acuerdo alcanzaron Patti y López Murphy para presentar listas de candidatos a legisladores provinciales en las secciones primera y tercera del Gran Buenos Aires.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?