Después de 63 años, se inaugura hoy parte de la línea H de subterráneos

Correrá entre cinco estaciones; se viajará gratis hasta el lunes; demanda judicial
Laura Rocha
(0)
18 de octubre de 2007  

Después de 63 años, quedará inaugurada hoy parte de una nueva línea de subtes. Esta vez será la H, que, por el momento, unirá las zonas de Once con Parque Patricios: un tramo de 3,5 kilómetros bajo la avenida Jujuy.

La inauguración estuvo ayer en duda durante buena parte del día, pues el juez en lo contencioso administrativo Juan Vicente Cataldo debía decidir sobre un recurso de amparo que denuncia que los coches por usarse en la línea H tienen más de 300.000 km y que no se les ha realizado el correspondiente mantenimiento para que comiencen a circular.

Al cierre de esta edición, Cataldo no hizo lugar al amparo, pues hacerlo hubiera significado que hoy el subte no corriera. En cambio, aceptó avanzar con nuevos controles a los vagones pero habilitar la puesta en marcha de la línea H, la primera que se construye desde 1944.

El amparo fue presentado por el ex titular de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase) Alejandro Franco. En él sostiene que las estaciones fueron construidas con la última tecnología, pero que por las vías correrán vagones remozados de la línea C.

La H, en la que se podrá viajar gratis hasta el lunes, estará identificada con amarillo y fue declarada "paseo del tango". Es por eso que las estaciones homenajean con sus nombres a importantes músicos de ese género.

La estación Julio de Caro está emplazada sobre la avenida Jujuy en el cruce con Caseros; la que le sigue, Azucena Maizani, sobre la misma avenida e Inclán. Francisco Canaro está situada en Jujuy y Humberto I; Osvaldo Fresedo, en la intersección con la calle Venezuela, y Aníbal Troilo, sobre la avenida Pueyrredón y su cruce con la avenida Rivadavia.

La línea H se conectará con la A (Primera Junta-Avenida de Mayo) en la estación Aníbal Troilo y con la E (Bolívar-Plaza de los Virreyes), en la estación Francisco Canaro.

El director del Ente Regulador de los Servicios Públicos de la ciudad, Miguel von Rozenberg, afirmó que ese organismo empezará a controlar el servicio. "Si bien no le ha llegado al Ente ninguna confirmación oficial de la firma del acuerdo entre la Nación, la ciudad y Metrovías, ni tampoco vimos que se publicara en el Boletín Oficial la autorización para circular, si finalmente se pone en marcha la línea H el Ente Regulador estará presente con los controles habituales", aseguró Von Rozenberg.

Detalles

"Anteayer fui invitado a una corrida de prueba. Salvo detalles como, por ejemplo, falta de pintura o limpieza, que estimo serán subsanados en estas horas, aparentemente están dadas las condiciones para que empiece a circular normalmente, más aún si tenemos en cuenta que la CNRT y Sbase han dado su visto bueno técnico para que funcione", opinó el funcionario.

La inauguración de la línea H (que, en etapas, unirá finalmente Retiro con Pompeya) fue postergada varias veces. Primero se dijo que empezaría a correr en mayo pasado. En junio, en plena campaña electoral porteña, Jorge Telerman dejó inaugurados los túneles y las estaciones, pero los trenes nunca corrieron con pasajeros a bordo por las paradas del subte. Se habló entonces de agosto.

Por tres años la línea será administrada por Metrovías, que cobrará el boleto al mismo valor que en el resto de las líneas (0,70 pesos) y mantendrá las frecuencias que hay en las otras líneas. Según las estimaciones oficiales, cuando la H esté completa 252.000 personas la utilizarán de punta a punta.

Pero ésta no es la única línea en construcción. La prolongación de la A con las estaciones Puán y Carabobo podría estar inaugurada antes de fin de año. Quedará pendiente la habilitación de otras dos estaciones de esa línea: Flores y Nazca, la que seguramente quedará a cargo del macrismo, que prometió que construirá 10 km de subte por año. Su intención además es mejorar la frecuencia. Hoy, los subtes transportan diariamente a más de un millón de pasajeros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?