Suscriptor digital

El sombrío universo de Sarah Kane

Hoy se estrena Cleansed , lo que confirma el interés de los creadores locales por la dramaturga inglesa
(0)
20 de octubre de 2007  

En las últimas temporadas la dramaturga inglesa Sarah Kane está teniendo una fuerte presencia en el teatro de Buenos Aires. De ella se han estrenado Psicosis 4.48, con dirección de Luciano Cáceres; Crave, con dirección de Cristian Drut; Aniquilados , dirigida por Leonor Manso, y esta noche es el turno de Cleansed , obra que se dará a conocer en un espacio no convencional, el Teatro Ferroviario El Gato Viejo (Av. del Libertador 405, esquina Suipacha), con puesta en escena de Mariano Stolkiner.

Sumamente sombrío, el mundo de Kane parece seguir conmoviendo a los creadores locales. Ellos demuestran un interés particular por investigar en su estilo de escritura, en su lenguaje irreverente, directo, a veces mordaz y, hasta descubrir en esa misma escritura, una pulsión dramática intensa, propia, referencial siempre, que caracterizó la vida de esta mujer que se suicidó a las 28 años y dejó sólo cinco textos escritos.

¿Por qué este interés por un teatro que, en apariencia, resulta tan distante del que se produce aquí? En oportunidad del estreno de Aniquilados, la actriz y directora Leonor Manso, que, en su momento, interpretó Psicosis 4.48 señalaba: "Hace falta meterse en esos mundos, yo lo necesito. Creo que es una de las funciones primordiales del teatro. Meterse y mostrar eso de lo que no se habla, que no se ve. Mostrar lo contradictorio que somos, humanizarnos. El teatro, a través de la comedia o la tragedia, humaniza y nos devuelve la capacidad de conmovernos. Me gustan esos mundos que son potentes, donde nada es tan preciso, donde el bueno y el malo no son tan claros; hablan en definitiva de lo oscuro de la existencia, sin darnos soluciones, porque no las hay".

"Si bien Sarah Kane era conocida en Inglaterra al momento de su suicidio -ha dicho Cristian Drut- y defendida por autores como Harold Pinter, su muerte produjo un boom en cuanto a los estrenos en el mundo. En mi caso me golpeó en el nivel generacional. Kane nació en 1971 y yo, en 1973, y no pude, lo reconozco, dejar de impactarme con el suicidio de una creadora teatral que sólo tenía cinco obras publicadas."

Según Mariano Stolkiner, director de Cleansed , "la autora misma despierta interés. A la Argentina llega en estos momentos y no antes; es difícil saber por qué, pero lo cierto es que provoca a los directores y también al público. Sarah Kane tiene una habilidad muy grande para expresarse. Va de lo universal a lo particular y eso te hace mella y te identifica. Ella trabaja sobre su propio conflicto interno con mucha franqueza. Los materiales así son poco frecuentes. Y en estos momentos, tanto en la Argentina como en el mundo, se dan unos climas de violencia muy fuertes. El teatro no es ajeno. Y Sarah Kane expresa, a su modo, esa violencia".

Encuentro con nuevo texto

Cleansed llegó a manos de Stolkiner no hace mucho, en el IUNA, mientras hacía su licenciatura en dirección. Y no sólo, en un comienzo, le impactó el texto propiamente dicho, sino que éste hubiera sido escrito en la misma época en que él estaba viviendo en Londres (estuvo allí entre 1996 y 1999).

"Siempre sentí la necesidad de expresar un sentimiento amoroso de la manera que ella lo hace en esta pieza -comenta el director-. Allí se condensa una necesidad de amor, de cuidado y no sólo por uno, sino por los demás. En ese texto reconozco a mis amigos, parejas, momentos muy especiales de mi vida. Es un material que podría haber salido de mí. Realmente encontré a una pareja en esta obra. Montarla es una buena excusa para contar algo que quería escribir pero no me habría animado".

Como en otras de sus piezas, ésta de Kane también posee una estructura muy abierta y en su lenguaje se reconocen valores muy próximos a la escritura de Samuel Beckett. En verdad resulta difícil definir en este texto una historia; podría decirse que está impregnado de ellas. "En verdad se condensan historias de amor truncas -aclara Stolkiner-: el amor entre hermanos, el amor de pareja, el amor maternal. La historia propiamente dicha está en un segundo plano. La acción es la que lleva a una confrontación con el público."

Aunque Cleansed está escrita dos años antes de que Sarah Kane tomara la decisión de matarse, también está cargada de una profunda angustia. Tal vez no asome de manera tan directa como en Psicosis 4.48, pero un fondo de profunda soledad carga los discursos que construye. "Aquí también hay un pedido de ayuda -comenta el director-. En un comienzo uno podría decir que es su texto más esperanzador porque, aunque esos cuerpos en vías de destrucción, de descomposición, piden ayuda, hay una salida del sol. La última frase es «ayudame». Ella tenía la esperanza de que la ayudaran. En Crave se puede ver perfectamente, por ejemplo. En Psicosis (su última producción), en cambio, ha perdido toda expectativa, hay una decisión tomada."

Para el montaje de este nuevo espectáculo, Stolkiner ha decidido utilizar un espacio no convencional, el del Atelier de Carlos Regazzoni, allí sus actores -Carlos Spíndola, Hernán Catvin, Sebastián Pajoni, Gustavo Antieco, Rodrigo Mujico, María Milessi, Pedro Riva y Ana Livingston- construirán y deambularán por los siete ámbitos de una universidad en los que se desarrolla la obra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?