Suscriptor digital

Desde hoy se exhibe al público el rostro milenario de Tutankamón

Se cree que ascendió al reino en Egipto a los nueve años y murió a los diecinueve
(0)
5 de noviembre de 2007  

LUXOR, Egipto (Reuters).- Desde hoy se exhibe públicamente en Egipto la momia del joven faraón Tutankamón en su tumba en el Valle de los Reyes. Es la primera vez que los visitantes tienen la oportunidad de ver el rostro del emperador muerto hace más de 3000 años.

En la cámara mortuoria, bajo una tenue luz, un grupo de trabajadores retiró la tapa dorada del sarcófago e izó la caja acolchada que contenía la momia, hasta sacarla del sarcófago de piedra donde ha descansado la mayor parte del tiempo desde la temprana muerte del emperador.

La momia fue luego trasladada a una vitrina climatizada de cristal acrílico situada en la antecámara de la tumba, cuya cubierta fue sellada herméticamente.

El rostro marchito de Tutankamón se puede ver en un extremo, con su cuerpo cubierto por un paño de lino blanco. Sus ennegrecidos pies sobresalen por el otro extremo.

La cara de la momia tiene elevadas mejillas y una piel quebrada y oscurecida, con la nariz todavía intacta.

Zahi Hawass, jefe de arqueólogos del Gobierno egipcio y apasionado promotor del antiguo imperio, supervisó la operación, que fue transmitida en directo por varios canales de televisión.

Celebridad post mórtem

"El rostro de Tutankamón es diferente del de cualquier rey expuesto en el Museo de El Cairo -dijo Hawass a los periodistas-. Tenía unos dientes preciosos, y [...] como verán los turistas, hay un esbozo de sonrisa en la cara del chico de oro", indicó.

Y luego agregó: "Esto hará [...] que el chico de oro viva para siempre".

La apertura de la tumba del faraón se produce 85 años después de que el arqueólogo británico Howard Carter la descubriera. Hasta ahora, dice en su edición electrónica la BBC, sólo 50 personas habían visto la cara del rey niño, que murió hace más de 3000 años.

La decisión de retirarlo de su sarcófago forma parte de un plan para proteger los restos de Tutankamón, debido a que se piensa que están amenazados por el calor y la humedad que ingresan en la tumba con los enormes números de turistas que la visitan anualmente.

Tutankamón gobernó Egipto entre 1333 y 1324 a.C., y se cree que ascendió al trono a los nueve años. A pesar de que su reinado tuvo escasa significación, después de su muerte su figura adquirió relevancia hasta alcanzar fama mundial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?