Suscriptor digital

Murió el escritor estadounidense Ira Levin

El autor de El bebe de Rosemary , llevada al cine por Roman Polanski, y Los chicos de Brasil , falleció el lunes tras un ataque cardíaco en Manhattan; tenía 78 años
(0)
14 de noviembre de 2007  • 16:18

NUEVA YORK,- El lunes, el escritor y dramaturgo estadounidense Ira Levin, autor del clásico de horror El bebé de Rosemary , el thriller nazi Los chicos de Brasil y la fantasía satírica The Stepford Wives , murió a los 78 años en su vivienda de Manhattan de muerte natural, según informó su hijo Nicholas.

Hábil para escribir una variedad de géneros, desde misterio y horror a comedias de Broadway, Levin vendió decenas de millones de libros pese a producir solamente siete novelas en cuatro décadas.

Sus libros fueron a menudo adaptados el cine. El más conocido de ellos Rosemary´s Baby ( El Bebé de Rosmary o La Semilla del Diablo ), en el que una joven neoyorquina da a luz al hijo del diablo, fue llevado a la gran pantalla por Roman Polanski en 1968, con Mia Farrow como protagonista

Su novela The Stepford Wives publicada en 1972 y llevada al cine en 1975 con el título Las mujeres perfectas, es un thriller sobre un grupo de amas de casa en un pintoresco pueblo de Connecticut que son reemplazadas por robots. Hubo un ´remake´ de esta cinta en 2004 protagonizada por Nicole Kidman.

Levin nació en Nueva York en 1929 y sirvió en el Ejército de Estados Unidos a comienzos de la década de 1950, después de dejar la universidad. Escribió guiones para la televisión antes de publicar en 1953 su primera novela, Un beso antes de morir . Este libro le dio a Levin el galardón de la mejor primera novela de los Escritores de Misterio de Estados Unidos y fue adaptada dos veces al cine.

Levin declaró que sentía infeliz por el legado popular de satanismo que siguió a la publicación de El Bebé de Rosmary . "Me siento culpable de que Rosmary´s Baby condujera a El exorcista ", dijo Levin al diario Los Angeles Times en 2002. "Una generación completa fue expuesta (al satanismo), hay más creyentes en Satán".

"No creo en Satán. Y creo que el fuerte fundamentalismo que tenemos no sería tan fuerte si no hubiera sido por muchos de estos libros", dijo el escritor. "Por supuesto", agregó, "no devolví ninguno de los cheques con mis derechos de autor".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?