Suscriptor digital

Kirchner tendrá una fundación y se reserva cuotas de poder

Desde sunueva posición, prevé dictar conferencias y supervisar al Gobierno
Mariano Obarrio
(0)
25 de noviembre de 2007  

Cuando la gestión de la futura presidenta, Cristina Kirchner, se haya encaminado, Néstor Kirchner comenzará su actividad de ex presidente: tiene previsto montar su base de operaciones en la Fundación Calafate, que presidirá desde diciembre o enero, y comenzar a preparar el terreno para obtener por los votos la conducción formal del PJ, en junio de 2008.

Comenzará a operar fuerte, sin embargo, sólo a fines de febrero próximo o sobre el fin del verano.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes oficiales, sus futuras oficinas estarán en Puerto Madero o en algún lugar del microcentro, cerca de la Casa Rosada. Dentro de 15 días, Kirchner le traspasará los atributos del mando a su esposa. En las semanas posteriores, sólo se dedicará a colaborar con ella en sus primeros pasos, para que su gestión comience sin sobresaltos.

Luego de ese lapso, Kirchner diversificará sus actividades, pero siempre se reservará una gran cuota de poder. El Gabinete y las segundas líneas del próximo turno serán una continuidad de sus propias políticas.

Sus allegados aseguran que Kirchner se reservará, desde el llano, el monitoreo diario de áreas clave en el manejo de los recursos: seguirá al minuto la marcha de los números de los ministerios de Economía, de Martín Lousteau; de Planificación, de Julio De Vido, y de Desarrollo Social, de Alicia Kirchner, su hermana.

Sólo en febrero o marzo, Kirchner comenzará su actividad paralela como ex presidente. Dejará pasar el verano, época en la que decrece la atención de la gente. Por esto mismo, ésa podría ser una etapa de medidas duras para Cristina Kirchner: ajustes de tarifas o recortes de subsidios.

Quizás en diciembre o enero, Kirchner asuma la conducción de la Fundación Calafate, una entidad inactiva que ahora preside Alberto Fernández. El jefe del Gabinete le cederá su lugar: desde allí, organizaría una nueva agenda de viajes al exterior, para dictar conferencias en el extranjero y explicar su gestión (2003-2007), que considera exitosa.

Su desempeño como expositor le reportaría, presume, prestigio internacional y algunos ingresos extras.

Kirchner está convencido de que los centros de pensamiento progresista en el mundo estarán interesados en oír su visión sobre los grandes temas de su modelo, como la renegociación de la deuda, el desendeudamiento, el tipo de cambio alto, el control de precios con alto crecimiento de la economía y su política de derechos humanos.

Desde la Fundación Calafate, Kirchner organizará también la formación de 500 jóvenes. Quiere incorporarlos como nuevos cuadros técnicos para su proyecto de poder. "Kirchner no trabaja para cuatro años de kirchnerismo, sino para ocho, al menos", aseguran a LA NACION fuentes cercanas al Presidente.

El primer mandatario comentó en su intimidad que sus nuevas oficinas estarán en Puerto Madero. Pero otros funcionarios aseguraron que Kirchner está buscando alquilar un complejo de oficinas en el microcentro, cerca de la Casa Rosada. Otra alternativa que se baraja, también en Balcarce 50, es que el Presidente instale la Fundación Calafate en Balcarce al 600, donde funciona ahora la Fundación Primero Argentina, que lidera el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y preside Carlos Long.

En la fundación, Kirchner trabajará con sus allegados Carlos Kunkel, Juan Carlos Dante Gullo y Juan Manuel Abal Medina, para consolidar el nuevo espacio kirchnerista con los aliados ajenos al PJ, tales como los radicales K, los socialistas K y otros dirigentes independientes.

"El nuevo kirchnerismo trabajará desde febrero o marzo", dijo uno de ellos a LA NACION.

El propio Kirchner también se encargará de normalizar el PJ para poder llamar a elecciones internas, allá por junio de 2008, y convertirse así en el nuevo presidente del consejo nacional justicialista. El partido de Perón será la fuerza rectora sobre la cual girará toda la futura coalición oficialista.

Para esta nueva gestión peronista, Kirchner se apoyará en las figuras del peronismo que le responden: Eduardo Fellner, Daniel Scioli, Alberto Balestrini, José María Díaz Bancalari, José Luis Gioja, José Alperovich, Mario Das Neves y Miguel Pichetto, entre otros pocos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?