La visión de los economistas

(0)
9 de diciembre de 2007  • 01:35

Estas son las estimaciones vertidas por los 25 economistas que consultó La Nacion para conocer cuál es la inflación real de la Argentina, junto con sus explicaciones sobre las metodologías de cálculo –en los casos en que accedieron a brindar una cifra o un rango de cifras- y sus visión sobre la suba de precios para el año próximo:

Pablo Lavigne, Datarisk

"La inflación real se encuentra en el rango del 17% anual. Nuestra metodología se basó en la evolución de la recaudación del IVA, la variación de las ventas en los supermercados, el índice de precios mayoristas y el índice de costos de la construcción, los índices de precios de de Mendoza y San Luis".

"En cuanto a la inflación para 2008 consideramos que se mantendría en estos valores. De todas maneras, vemos que hay una margen muy grande de incertidumbre con relación a los acuerdos políticos que se vayan a llevar adelante. Todo, finalmente, va a depender también de la concreción o no del llamado ‘Pacto Social’, de los acuerdos salariales sectoriales, del grado de expansión de la política monetaria y fiscal y las renegociaron de las tarifas de los servicios públicos".

Patricio Millán, Universidad Católica Argentina (UCA)

"Nuestra estimación es que la inflación real en Argentina durante el año 2007 se sitúa entre el 17% y el 19%. Esta estimación se basa en la observación de varias variables económicas que están relacionadas con la inflación. Entre ellas podemos destacar el crecimiento del índice de precios del interior, del deflactor del producto interno bruto, de la recaudación tributaria y del nivel general de salarios".

"Para el año próximo la inflación debe ser menor y situarse entre el 10% y el 12%, pero ello dependerá de que efectivamente se modere el crecimiento del gasto público y el incremento en el nivel general de salarios".

Esteban Fernández Medrano, Macrovisión

"Creemos que la inflación real se ubica en el 18,5%. Para estimarla tomamos la recaudación del IVA y datos propios que recabamos"

"No estamos viendo mucha aceleración de la inflación para 2008, sino una suave desaceleración. Depende de capacidad de mejora fiscal, la negociación de salarios, la evolución del tipo de cambio y la evolución de los precios internacionales de productos primarios".

Camilo Tiscornia, Castiglioni, Tiscornia & Asociados

"La inflación real se ubica en el 21%".

"Para estimar los precios de alimentos y bebidas hicimos un relevamiento propio en supermercados. Tomamos los mismos productos que el Indec toma en el índice de precios al consumidor. Lo monitoreamos semanalmente. El sesgo nuestro es que el Indec toma precios de otros comercios que no son supermercados y toma más variedad de productos. Además, hemos hecho correcciones en otros rubros ad hoc en función de lo que creemos es el error por la manipulación, como en el caso de salud con las prepagas, y correcciones con econometría, como el caso de indumentaria. En las que creemos que no ha habido manipulación, seguimos tomando los datos oficiales".

"Para el año próximo la inflación se va a desacelerar ligeramente, prácticamente nada, pero algo se va a desacelerar porque suponemos que el Gobierno va a ser menos expansivo sobre la demanda de la economía. Creemos que van a ser más conservadores. También creemos que las tasas de interés no van a bajar y eso también va a contener la demanda. Si se implementa la suba de aportes a las AFJP, esto también va a moderar el consumo. En definitiva, creemos que la demanda va a ser menos expansiva el año próximo".

Ernesto Kritz, SEL Consultores

"Tenemos una medición que hemos hechos con las ponderaciones correspondientes a la clase media sobre la base de la encuesta nacional de gasto de los hogares que utiliza el Indec. El acumulado de los once primeros meses es 19,7 por ciento y el interanual es 21 por ciento".

"El dato no es para todos los hogares, sino a los hogares medios, que son representativos para el área metropolitana. Se trata de 280 productos y servicios que relevamos en centros de compra".

"La tendencia de la inflación dependerá de las presiones de demanda, la evolución del gasto público, los salarios y la política monetaria. Es decir, depende del manejo de las variables macroeconómicas porque la inflación es un problema macro, no micro".

David Mermelstein, Econviews

"Creemos que la inflación real se ubica en el 19,5% anual".

"Las fuentes son la recaudación del IVA, los índices provinciales y algunos indicadores de consumo, como la inflación de supermercados y el deflactor del producto bruto interno (PBI) y otros datos privados".

"Qué ocurre el año próximo con la inflación dependerá de las decisiones de política económica, pero un escenario base, que es el de mayor probabilidad, se mantiene estable. La tasa de inflación no cambiaría".

Marina Dal Poggetto, Estudio Bein & Asociados

"La inflación real se ubica en torno al 16%".

"Son datos oficiales de los índices de precios provinciales, corrigiendo la inflación de Mendoza, tomando los datos propios de la provincia. Es lo que estamos tomando como proxy de la inflación".

"Para el año próximo ya de base hay un aumento de tarifas, que aportaría unos tres puntos adicionales. La Argentina tiene, por definición, una inflación más alta por el ajuste del tipo de cambio real. A eso hay que sumarle el escenario de commodities y qué pase con la puja distributiva y la pauta salarial. El riesgo es que para mantener el tipo de cambio real se acelera la tasa de devaluación, y que eso lleve a pasar a dos rondas de negociaciones salariales por la aceleración de la inflación. Existe otra particularidad: el salario nominal arranca con un 4 por ciento menos que este año por el equiparamiento de los aportes del sistema de reparto y las AFJP. Estamos proyectando prácticamente el mismo número, que se compone de tres puntos de servicios, más 12 de inflación macro".

Juan Arranz, Santander Río

"Vemos una fuerte dispersión en los datos oficiales según las jurisdicciones, con Mendoza y San Luis con la mayor inflación, y la Capital Federal y el Gran Buenos Aires con la menor cifra".

"Cuál es la inflación es difícil de decir, pero probablemente sea una combinación de todos los distritos del país. La deficiencia más grande que tiene la Argentina es que no hay un índice de inflación nacional, sino uno que se miden áreas o regiones. Una medida imperfecta podría ser un promedio simple entre esas regiones, que estaría alrededor del 18%. Pero decir cuál es la verdadera inflación es muy difícil, por eso es necesario tener un índice nacional de inflación de precios minoristas que cubra todo el país y no algunas jurisdicciones".

"La política que se empieza a definir es una política de recomposición de las cuentas públicas, con el aumento a las exportaciones de granos, minerales y petróleo implican un mejora significativa en los ingresos fiscales y es claro que la presidencia electa quiere una mejora en la situación fiscal para el año que viene y eso va a ser un ancla que va a ayudar a poner un techo a la inflación. La negociación salarial de 2008 es importante y no sabemos cómo va a resolverse. Creemos que la inflación de 2008 en ningún caso será superior a la de 2007, es decir, que la aceleración de la inflación se va a parar".

Eduardo Curia, CASE

"La inflación real es la del Indec, sin dudas. Esa es la que yo tomo. Las otras que corren por cuenta de las que hablan son, en rigor, todas variaciones han tenido una finalidad de batalla electoral que ya fue definida. Las demás estimaciones son los índices de colegas, otros círculos de referencias que no tengo por ellas la mínima confiabilidad. Mi referencia es el Indec".

"La inflación de referencia es la del Indec y ese indicador, que es el que tomo de referencia, en rigor sigue siendo un indicador que nos aconseja que tengamos cuidado con el tema de la inflación. Mi esperanza es que por los medios que el modelo permite, que no son los ortodoxos, tener más disciplina fiscal, con un 4% de superávit. Tener una política salarial sensata, sobre la base de la productividad. Si esas cosas se hacen con seriedad, podemos tener una inflación mayor al promedio mundial, pero no muy mayor, alrededor de la inflación prevista en el presupuesto".

Manuel Sanchez Gomez, MVAS Macroeconomía

"Es muy difícil estimar un dato de inflación real con precisión porque no hay datos. Sigo las provincias, aún sabiendo que las metodologías son diferentes, que algunos sistemas estadísticos son pobres, y que el impacto sobre los precios es diferente.

"Esos datos, oficiales, están marcando una inflación de 20% o más en el año. En el área metropolitana estimo que son menos porque hubo menos aumentos de tarifas y la composición de la canasta es diferente. Pero la realidad es que no sabemos. Son todas sensaciones. A mis clientes les muestro todos los indicadores porque no me gusta la idea de dar una inflación real.

"Lo que suceda el año próximo depende de las políticas. Es muy difícil que la inflación baje rápido porque existe una dinámica en marcha. No tengo expectativas de que pueda bajar drásticamente el año próximo".

Héctor Vallle, FIDE

"Nadie sabe con certeza cuál es el nivel de inflación de este año. El que tiene la mejor información es el Indec, y esa información está cuestionada".

Fausto Spotorno, Orlando J. Ferreres & Asociados

"Estamos estimando alrededor del 16% anual de inflación real".

"Tomamos las provincias del interior del país, corrigiendo la cifra de Mendoza con el dato que da la provincia. Pensamos que hay dos escenarios: el más probable es que la inflación se mantenga y después empiece a bajar. En principio, bajar los subsidios y subir las tarifas tiene un impacto inicial en la inflación, pero después va a haber menor inflación en otros rubros. Un escenario más positivo es el mismo más un éxito grande del pacto social que ayude a bajar la inflación. El escenario pesimista es aquel en el que aumenta mucho los temores inflacionarios que genera una caída en la demanda de dinero y lleva a una inflación más alta".

Juan Massot, Universidad El Salvador

"Las tasas de inflación son diversas. Uno se tendría que referir al índice de precios al consumidor general, y queda atrapado en la metodología actual del índice. Después están las expectativas de inflación, que es lo que la gente está percibiendo, que están en torno al 15 por ciento. Pero las expectativas tienen un componente subjetivo que las diferencias del índice de precios".

"Existen también otros cálculos alternativos, con metodologías diferentes, que pueden reflejar otras cuestiones de la actividad económica. Pero ninguna economía tiene una sola tasa de inflación, aunque siempre hay una que es la estrella que todo el mundo sigue, como era el caso del índice del área metropolitana. Ese indicador, el IPC oficial nuevo, uno espera que se ubique entre el 8 y el 10 por ciento".

Un cálculo propio, objetable y opinable, sobre la base de una estimación macroeconómica, el costo de la mano de obra, el tipo de cambio, los precios internacionales y la evolución de las tarifas, arroja una inflación de entre el 13 y el 14%.

"Va a haber una desaceleración de la tasa de inflación el año próximo porque creo que está en marcha un plan de estabilización, aunque nadie lo diga".

Abraham Gak, UBA y Plan Fénix

"Para este año habremos terminado con una inflación de entre el 14 y el 15%, que no es una cifra preocupante".

"Creo que todos dibujamos números, pero el único organismo que está en condiciones de hacerlo es el Indec, porque tiene la gente, los recursos y la historia para hacerlo. Y siempre hubo polémicas por los índices en todo el mundo".

"Para el año próximo hay algunos ajustes de tarifas y no sé como incidirá en los índices. Estaremos en torno a esta inflación del 12-14%, pero eso no me asusta porque las variables económicas están alineadas".

Rodrigo Alvarez, Ecolatina

"Según el IPC Ecolatina, la inflación acumulada a Noviembre es 21,5%. Los rubros que presentaron el mayor incremento en el año son Alimentos y bebidas (32,8%), Educación (26,4%), Indumentaria (20,4%) y Atención médica y gastos para la salud (17,9%). La inflación de 2007 estimando el mes de diciembre cerrará en torno de 23,5%".

"Para 2008 se esperan niveles similares a los actuales, en torno del 20%, ya que no se observan señales de desaceleración en el corto plazo. A esto debe sumarse algunas medidas previstas para el próximo año, como el aumento en el precio del transporte público, que aportará un incremento de 1% al índice de enero, y en las tarifas de servicios públicos (se espera un aumento promedio del 15%). Asimismo, se esperan fuertes alzas en rubros como educación formal, medicina prepaga, turismo, indumentaria y principalmente en alimentos y bebidas, que seguirá liderando los aumentos".

"Desde una perspectiva macro el fuerte componente expansivo de la política fiscal y en menor medida de la monetaria durante 2007 seguramente dejará una presión inercial en la inflación difícil de contener en el corto plazo. Además el componente expectativas también exhibe una tendencia al alza y la economía presenta una preocupante indexación de facto, efectos que potencian el componente inercial".

Pablo Morra, Goldman Sachs

"Nosotros creemos que la inflación real de este año está entre el 17% y el 20%. Tomamos como indicadores las tasas de inflación provinciales, la recaudación tributaria y la información de ventas de supermercados".

"Creemos que en 2008 la inflación se desacelerará. Nuestras estimaciones indican que si el Banco Central mantiene una política monetaria prudente (aumenta los agregados monetarios en no más del 17%) y el gobierno realiza un ajuste fiscal (es decir, aumenta el superávit fiscal) de no menos de 1,6 puntos del producto bruto interno (PBI), la inflación podría caer a un 11%. Si lo anterior no ocurriera, la inflación sería mayor al 11% e incluso podría superar a la de este año".

Eduardo Fracchia, IAE Universidad Austral

"La inflación real estimada para 2007 está en el entorno del 17 al 20 por ciento anual".

"El consenso de los economistas mira con agrado, por ser una buena proxy, la inflación en las provincias. Para el caso de Mendoza, desde principios de los ’80, como lo ha estudiado Gustavo Reyes del IERAL, la correlación de la inflación mendocina con la inflación oficial nacional es de 0,98. Es, virtualmente, la misma, y es lógico dado el sistema monetario vigente. Se puede comparar con otras provincias y la historia de inflaciones es muy similar".

"La lógica es entonces concluyente. Para sustituir el IPC bien calculado hay que hacer un promedio de las inflaciones provinciales. A grandes rasgos, la ‘inflación provincial’ duplica la inflación oficial".

"Para 2008 estimo un 19 por ciento, porque seguirán vigentes los factores impulsores del alza de precios tanto del lado de los costos como de la demanda. En el frente de los costos es clave la presión salarial, producto de la puja distributiva, que está más viva que nunca. En cuanto a la demanda, sigue "cebada" por el Poder Ejecutivo, en particular a través de aumentos desmedidos del gasto público (fueron del 50 por ciento en 2007 y estimo que seguirán en el 2008)".

Juan Luis Bour, FIEL

"Los datos oficiales muestran que la ciudad de Buenos Aires tiene la menor inflación de todas, con una tasa anual ligeramente por debajo del 8%. Si se agrega el conurbano, es ligeramente superior, del 8,5% al mes de noviembre. La segunda línea muestra una inflación del 17,3%, según los datos que proveen las Direcciones Provinciales de Estadística de seis ciudades del interior con metodología similar a la del Indec para GBA. En el caso de Mendoza se usan los datos informados por la provincia (no los "corregidos" por Indec). Se trata del promedio simple de esos aglomerados. Se observa que en el interior, para una metodología similar, la inflación duplica a la que se mide en Buenos Aires. Es la inflación que corresponde a Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Tucumán, San Luis y Catamarca".

"La tercera línea muestra la inflación para 11 aglomerados del interior urbano, e incluye aparte de las 6 anteriores a otros 5 aglomerados que proveen esos datos. En este caso se trata de metodologías diferentes (índices autoponderados). El promedio simple de inflación así estimado por estas jurisdicciones es de 21,8% al mes de septiembre. Incluye a las anteriores, más Misiones, Entre Ríos, La Pampa, Neuquén y Chubut".

"Existen otros diversos índices consistentes con la evidencia previa, es decir que sugieren una aceleración de la inflación doméstica (construcción, mayoristas IPP, indicadores monetarios, etc.) a niveles próximos al 20% anual".

"El fuerte aumento de la presión fiscal decidido en el último mes puede anticipar un salto del superávit (lo que reduciría presiones inflacionarias), pero sólo en la medida que el gasto público se desacelere en forma significativa. Eso, sumado a un tipo de cambio relativamente estable, probablemente no baste para coordinar expectativas de una menor inflación. Asumiendo que el Banco Central mantendrá una actitud pasiva, convalidando con liquidez la situación actual, se perfeccionarán y extenderán los mecanismos de indexación. En ese escenario, tarde o temprano enfrentaremos el riesgo de una aceleraración inflacionaria".

Rogelio Frigerio, Economía & Regiones

"Es importante aclarar que ninguna institución privada está en condiciones de reemplazar al Indec en el relevamiento de la inflación. Sin embargo, habida cuenta de que ocurrieron cambios metodológicos que no fueron correctamente explicados y que, a partir de enero del corriente año, comenzaron a notarse claras divergencias entre el comportamiento del IPC GBA y el resto de los indicadores oficiales que también relevan precios directa o indirectamente (IPC Nacional, Mayorista, Supermercados, Precios implícitos, IVA, etc.), comenzamos a elaborar un estimador de precios propio".

"En base a nuestras estimaciones, la inflación anual de este año tendría un piso del 16%".

"En nuestra metodología, se consideran los aumentos de medicina prepaga de principio de año, se incorpora la evolución de los precios de los alimentos y bebidas para consumir en el hogar que surgen de nuestra encuesta semanal a supermercados (Canasta de Alimentos y Bebidas E&R) y se corrigen los precios del sector turismo en función a su comportamiento histórico (en enero de este año, el INDEC cambia la forma de relevar los precios de este rubro)".

"Para estimar la suba de precios para 2008, habría que ver como impactan las subas previstas en las tarifas de los servicios públicos, vis a vis la reducción en el gasto que se provocara por la previsible reducción de subsidios al sector privado y la decisión del gobierno de incrementar el superávit fiscal primario".

Ramiro Castiñeira, Econométrica

"El índice de precios a nivel nacional que elabora el Indec reflejaba un incremento de precios en torno al 14% en las provincias (excluyendo GBA) antes de que Mendoza denunciara manipulaciones en sus datos. Si corregimos la serie por los que efectivamente publicó Mendoza, más lo estimado para cerrar el año, nos otorga una inflación del 16% en 2007".

"El año próximo arrancará con piso de inflación "alto" no sólo en virtud de la propia dinámica que arrastra, sino también los incrementos anunciados en el transporte público para enero y en servicios públicos (electricidad y gas) para febrero. Al margen de este "salto" y esperando cierto traslado al resto de los precios, la evolución dependerá de si el nuevo Gobierno aplicará o no un programa antiinflacionario. Descartando políticas ortodoxas tales como aumento de tasas de interés o baja del tipo de cambio nominal, retornar a niveles de superávit primario claramente arriba de 3% del PBI (en 2007 cerró en 2,3% sin AFJP) sumado a una política de ingresos con paritarias en torno al 20%, si bien no actuaría como un "ancla" sobre los precios, sí permitiría quebrar la tendencia ascendente que reflejó la inflación en todo el 2007. En suma, la política fiscal y de ingresos serán clave para la dinámica de los precios en 2008".

Vanesa Broda, Estudio Broda

"La inflación, medida por el IPC ‘verdadero’, se aceleró notablemente para ubicarse hoy en torno del 24, 25 por ciento anual. Si bien buena parte de la reciente aceleración inflacionaria se debe al fuerte incremento de los precios internacionales de las commodities, que empujaron al alza el precio doméstico de los alimentos, lo cierto es que la inflación ‘macro’, que refleja el exceso de demanda por sobre la oferta potencial, se ha estacionado en niveles altos, en torno al 16, 18 por ciento anual".

"Para aproximar el IPC ‘verdadero’ utilizamos el índice ‘combinado’ de los índices de precios oficiales de las provincias de Mendoza, San Luis, Entre Ríos, La Pampa y Misiones, considerados, por ahora, las provincias con institutos de estadísticas más transparentes. Históricamente, y hasta fines de 2006, este índice mostró una altísima correlación (correspondiente a 0,9915) con el IPC-GBA".

"Para intentar aproximar cómo evoluciona la inflación macro se monitorea una serie de indicadores de precios, entre los que se destacan los precios implícitos del producto bruto interno, la inflación core de algunas provincias, que excluye productos con precios volátiles como los alimentos, el índice de precios mayoristas, el costo de la construcción y la inflación implícita que surge de la recaudación del IVA, entre otros".

"Aún con un menor crecimiento de la demanda y un menor estímulo fiscal que en 2007, proyectamos una tasa de inflación minorista que se mantendrá alta en torno al 17, 20 por ciento anual, pero inferior a los niveles actuales (25%). Este pronóstico es consistente con algo menos de la inflación importada, y una menor presión de los precios de los alimentos sobre el IPC debido, en parte, al efecto de amortiguador que provocaría la reciente elevación de las retenciones a la exportación. En términos de inflación ‘macro’ exceso de demanda sobre la oferta potencial, se proyecta una tasa similar a la de 2007, en torno al 16, 18 por ciento entre diciembre y diciembre de cada año".

Jorge Vasconcelos, IERAL de la Fundación Mediterránea

"La mitad de la aceleración de la inflación este año se explica por la inflación importada debido a la aceleración de la suba de precios de las materias primas, y la otra mitad por el alza del gasto público y las condiciones monetarias de tasas de interés bajas. Las turbulencias en Estados Unidos cambiaron este último componente del escenario".

"Las tres condiciones se moderarán el año próximo, pero como en la Argentina el tema de la inercia y la indexación es fuerte, para que esa desaceleración se materialice hace falta una política clara para desinflar las expectativas que se traduzca en una pauta salarial acorde con la intención de desacelerar la inflación, y además está el tema de las tarifas, pero eso es sólo un escalón".

Dardo Ferrer, Fundación Mercado

"Dentro de lo que uno puede considerar real, no hay una estimación confiable en cuanto a relevamiento de precios que tenga una cobertura como la del Indec. Si uno analiza la estructura metodológica de los indicadores, puede existir una inflación más cercana a la percepción de la gente. Existen otras mediciones, como el índice de precios implícitos del producto bruto interno (PBI), que está marcando una inflación interanual entre el 12 o el 13 por ciento. La recaudación está arrojando una inflación de entre el 14 o 15 por ciento".

"Estamos viendo que para 2008 el comportamiento de los precios va a ser muy similar a 2007, porque además las pautas macroeconómicas van a ser las mismas. La situación internacional de precios va a ser la misma y la oferta seguirá rezagada respecto de la oferta. Se espera una inflación que va a tener un piso del 9, 10 por ciento anual, según las proyecciones de cifras del Indec. Uno no puede esperar que la tasa de inflación baje mucho".

Economista I

"Tomamos la recaudación del IVA y hasta hace unos meses la inflación del interior, pero después dejamos de tomarlo cuando sucedió lo de Mendoza. Miramos varios datos para tener una referencia mayor. Luego del cruce de información sacamos una inflación real del 18 por ciento, más o menos, anual.

"La inflación se viene acelerando, muy influenciada por el alza de precio de los productos primarios, influenciado por las heladas y los precios internacionales. Como proyección de inflación tengo un número parecido para el año próximo".

Economista II

"Miro la evolución de algunos indicadores nominales como el la recaudación del IVA, el comportamiento del circulante en poder del público (con quita por la mayor demanda de dinero transaccional consistente con la tasa de crecimiento del producto), haciendo supuestos sobre eficiencia recaudadora y descontando el crecimiento real de la economía y el crecimiento del salario real".

"La cifra real de inflación está entre el 16 y el 18 por ciento".

"La inflación del año próximo dependerá de los salarios, la política fiscal y monetaria. Hay factores inerciales que están jugados y que van a influir. Si los aumentos salariales rondan el 20% es difícil que la tasa esté por debajo del 14 o el 15%".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.