Suscriptor digital

"Me gusta Ortega enojado"

La personalidad y el compromiso del jujeño con el equipo seducen a Simeone, que desmenuzó nombres y sistemas tácticos para el desafío
(0)
29 de diciembre de 2007  

PUNTA DEL ESTE (De un enviado especial).- El Mono Burgos una vez contó que compartir la mesa con Simeone en las concentraciones de la selección era un calvario. Había que apresurarse para tomar los cubiertos porque ante el menor descuido, el Cholo los capturaba para engrosar su imaginario arsenal de fichas tácticas. Después, era cuestión de correr los platos y hacer lugar sobre el mantel para explicar esas decenas de estrategias que estaban germinando. Cuando Simeone comienza a desmenuzar el juego pierde noción del tiempo. No ahorra detalles ni explicaciones didácticas. Corrige, interrumpe, pregunta. Prueba si el interlocutor está atento. Va y viene en el tiempo con los ejemplos. Memoriza, discute. Avasalla desde su adicción futbolística.

-¿Por qué un zaguero, un lateral izquierdo, un volante izquierdo y un numero 9 como refuerzos?

-Prefiero no hablar puntualmente de posiciones. Para mí, en el fútbol lo más importante es la competencia. El jugador, cuando compite con un compañero que sabe que juega bien, da mucho más. Y el que se siente mejor es el entrenador, más allá de las dificultades que después tenga para elegir. En el momento que un jugador se siente titular inamovible, a la larga es malo. Cuando un jugador sabe que va a jugar, llega un momento en el que ya no está en el mismo punto de concentración, de atención y de estado de ánimo.

-Entonces ya hay que imaginarse un equipo en el que las rotaciones serán habituales...

-No todos los jugadores son iguales. Primero tengo que conocerlos y evaluar con el profe y el médico. Acá no es como en Europa, acá los viajes son una locura... No es lo mismo jugar a una hora en avión, subís, bajás, volvés, comés y dormís en tu casa. Acá son 5, 6, 10 horas cuando vayamos a México y a Perú en la Copa. La idea va a ser mirar, mirar mucho.

-¿Cómo se corrigen los problemas generados en River por las diferencias generacionales en el plantel?

-Y... el juego, el juego te asocia. En mi época como jugador había compañeros con los que no me hablaba fuera del campo, pero en la cancha daba la vida por ellos. Y esa es la línea. Primero hay que fijar el objetivo; ¿cual es el objetivo de todo esto? Ganar. Tenemos un punto, entonces no nos debemos quedar en las pequeñeces de si uno es más grande y otro más chico..., las diferencias siempre van a existir.

-Si decís que el plantel de River es tan rico, ¿eso te va a permitir desarrollar una gran elasticidad táctica?

-En estas vacaciones, bah, vacaciones es una manera de decir, está siendo un buen dolor de cabeza qué plantel voy a tener para ver cómo vamos a empezar a jugar. Pero me imagino cosas, y partiendo siempre de tener una base sólida, así llegar a jugar como más me gusta que es con el 3-3-1-3. Que, guarda, por ahí veo situaciones que me permiten jugar así de movida y lo hago. No me ato a arrancar 4-2-3-1, que de movida me daría más seguridades, porque si enseguida veo que puedo tirar el 3-3-1-3 lo haré.

-¿Tanto te marcó el 3-3-1-3 de Bielsa?

-Y.., sí. Como jugador, siempre pense que los equipos importantes tienen que jugar con tres atrás. Después, como DT, hallé más seguridades con el 4-2-3-1, pero al encontrar jugadores que entran muy bien en el 3-3-1-3, ese es mi dibujo. ¿Por qué? Porque hay orden y no hay error; después está en la fantasía de cada uno de los jugadores. Acá nadie los coarta, en pos del orden nadie les saca el privilegio de demostrar lo que tienen. Pero guarda, ojo que jugando de esta manera exponés mucho espacio hacia atrás, por eso necesitas mucha coordinación y estar bien físicamente... Tal vez sea dificil jugar con este sistema domingo/miércoles..., aunque quizá lo haga. Pero es una manera de jugar muy agresiva, donde el N° 5 es muy importante, tanto que no tiene derecho a perder la pelota. Perder la pelota significa situación de gol ineludible para el rival.

-Ahí confiás en Ponzio.

-Tengo entusiasmo con los 3. Ponzio, un jugador importante, cuando volvió al país todos esperábamos ver a aquel jugador, pero tal vez por muchas circunstancias no rindió como él quería..., jugó en muchos lados... También creo en Ahumada: tiene muy buen pie, mucho recorrido en la zona central, ocupa bien los espacios. Y está Domingo, que es un chico que tiene muchas cosas para dar.

-Arriba falta gol.

-Por eso la apuesta por un punta de área... Marco Ruben es un delantero con buenas diagonales, buen desmarque y buen cabezazo, y Abreu es una referencia, un pivote que, para como me gusta jugar, es importante. Sobre todo pensando en los jugadores que va a tener alrededor: Ortega, Sánchez, Rosales, Buonanotte, posiblemente D Alessandro, Sciorilli.. Todos bajos y con un buen uno contra uno.

-Para River es un ídolo. ¿Qué representa para vos Ortega?

-Le tengo un gran respeto, desde siempre y él lo sabe. Siempre tuvo una personalidad diferente y fuerte, más allá de lo que muchos creen. Un tipo con una gran personalidad para jugar a la pelota. Hoy lo noto en una situación que me gusta, participando... Me gusta Ortega enojado porque significa que quiere lo mejor para el equipo. Tiene una edad importante y, ojalá, le podamos sacar los años más importantes que le quedan de fútbol.

-¿Los que mencionaste son atributos de un capitán...?

-No lo sé. Bueno, sí, tengo una idea, pero primero lo quiero hablar con los jugadores.

  • Sin Falcao y Belluschi, pierde gol

    ¿Cuánto pierde River con las ventas de Falcao y Belluschi? "Y... según los que lleguen. Pero perdés gol. Sin Falcao perdés a un jugador de calidad y movilidad que te ofrece la posibilidad de jugar de distintas maneras, y con Belluschi se te van 12 goles... ¡Innegociable! Un volante con 12 goles es muy difícil de encontrar. Por eso lo vienen a buscar".
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?