Suscriptor digital

Sobre seis muñecas bravas encerradas en un baño

El nuevo trabajo de la directora Mariela Asensio
Alejandro Cruz
(0)
22 de enero de 2008  

Mujeres en el baño , de Mariela Asensio. Con Carolina Tejeda, Josefina Lamarre, Cecilia Rainero, Leticia Torres, Raquel Ameri y Eugenia Iturbe. Música original: Mauro García Barbe. Coreografía: Luciana Acuña. Escenografía: Ariel Vaccaro. Diseño de luces: Matías Sendón. Diseño de vestuario: Vessna Bebek. Asistencia artística: Nadia Crosa. Dirección: Mariela Asensio. En Espacio Callejón. Duración: 60 minutos.

Nuestra opinión: buena

Después de tantas chicas católicas, de confesiones de treintañeras, de vaginas que monologan, de mujeres que no son felices, pero que tienen maridos, de divorciadas, de solas y de brujas; llegó Mujeres en el baño , el nuevo trabajo de Mariela Asensio. Claro que, luego de semejante seguidilla, este nuevo montaje aporta un poco más de adrenalina al trajinado mundillo de las señoras y señoritas.

"Las mujeres en el baño se emborrachan, se drogan, se quedan durante horas abrazadas al inodoro, vomitan por primera vez, se quedan dormidas, amanecen con resaca, se resbalan, mueren. Hablan mal de los otros, refunfuñan, se quejan de todo y de nada, cometen homicidio, leen revistas, deciden cambiar algunas cosas de su vida, abortan, rompen el silencio, las matan. Vomitan por segunda, tercera y cuarta vez, vuelven a vomitar, vomitan hasta el hartazgo lo que no dijeron, envejecen, fantasean, evaden el mundo, que habita del otro lado de la puerta, y proyectan. Las mujeres en el baño se transforman en estrellas de Hollywood", comienza diciendo el sexteto de actrices conformado por Eugenia Iturbe, Raquel Ameri, Leticia Torres, Josefina Lamarre, Cecilia Rainero y Carolina Tejeda.

En esta propuesta, ellas se transforman en seis muñecas bravas, que cuentan sus fantasías y sus obsesiones, mientras se depilan, cantan un regatón, bailan al mejor estilo de una reina de Gualeguaychú, confiesan secretos imaginables, tiran con furia tetas de silicona, se masturban, se ríen de sí mismas y una de ellas llora desconsoladamente, porque él -en la repartija- se quedó con el ventilador. Claro que, luego de tanta catarsis, terminan cantando a coro una sencillita historia de una chica que ama un chico y que el chico ama a la chica (particular versión de "La isla bonita", tema de Madonna, otra mujer de armas tomar).

Todo esto sucede en un baño. En esa cueva, que recreó Mariela Asensio, la misma directora de Hotel melancólica , en la que estas seis intérpretes se mueven con enorme solvencia en un espacio en el cual tanto la escenografía, la música original, el vestuario, la iluminación y la coreografía se convierten en sólidos aportes de un montaje con una elogiable realización técnica, artística e interpretativa.

En este último aspecto, el trabajo de la directora y dramaturga de esta primera obra que se presenta como un tríptico es sumamente riguroso y creativo. En algunos momentos, las seis actrices rapean esos textos; en otros, logran un afinado trabajo coral, mientras cantan, interpretan en vivo instrumentos y bailan dándole vida a estas mujeres, que no dudan en confesar sus verdades.

Por su vuelo, por su delirio, por su atractivo casting y por su forma de encarar el show, Mujeres en el baño posee cierta influencia muscariana (Asensio trabajó en algunos montajes de José María Muscari). Y si bien hay una intención casi feminista, la obra no es más (ni menos) que una enumeración de tips relacionados con lo femenino. Ahí está su piso y su techo. En el viaje de esas situaciones, algunas escenas de este gran videoclip tienen momentos sumamente potentes y creativos.

Del baño a la Web

  • Así como varios montajes de la escena alternativa poseen creativos blogs, otros crean sus páginas en Internet. La producción de Mujeres en el baño optó por una ( www.mujeresen3d.com.ar ), en la cual hay una completa data sobre la obra, información sobre las actrices y hasta incluye un videoclip y dos audio tracks. En cierto sentido, la página sirve como una especie de visita guiada a la obra y a su proceso de construcción. Una información más que valorable a la hora de decidir qué espectáculo ir a ver.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?