Lucía Puenzo y un nuevo triunfo de XXY

Las producciones españolas El orfanato y La soledad fueron las más galardonadas de la ceremonia
(0)
5 de febrero de 2008  

XXY , el debut de Lucía Puenzo, que en diciembre se había llevado los premios más importantes de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina (y que ahora sigue en carrera por los Cóndor de Plata de la Asociación de Cronistas Cinematográficos), se convirtió anteayer en la ganadora argentina número 12 del Goya a la mejor película hispanoamericana. Es, además, el tercer premio que la Argentina gana en forma consecutiva (ya que Whisky , que lo recibió en 2005, si bien tuvo una importante participación de esta orilla del Río de la Plata, es en realidad tan uruguaya como sus directores y protagonistas), y una muestra más del reconocimiento que la gente del cine agrupada en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España tiene por sus pares rioplatenses. En 2007, El ratón Pérez, de Juan Pablo Buscarini, coproducida con España e Italia, se llevó además el premio como mejor animación.

Es importante señalar que las tres películas merecedoras del premio en los últimos tres años son bien diferentes entre sí (las otras dos fueron Iluminados por el fuego , de Tristán Bauer, sobre la Guerra de las Malvinas, y Las manos , de Alejandro Doria, sobre el padre sanador Mario Pantaleo), no obstante coinciden en tener como destinatario el público en el más amplio sentido que se le pueda dar a esta expresión.

XXY , que aquí convocó a 180.000 personas, una cifra importante teniendo en cuenta los guarismos alcanzados por el cine local en 2007 -más aún en una propuesta como ésta, cuyo tema implica cierto compromiso por parte del espectador común-, logró vencer a la chilena Padre nuestro , de Rodrigo Sepúlveda, en la que participó Cecilia Roth; a Mariposa negra , del peruano Francisco J. Lombardi, con gruesa munición contra el fujimorismo, y La edad de la peseta , de Pavel Giroud, coproducción entre Cuba, España y Venezuela que encuadra a un niño de La Habana prerrevolucionaria en su trance de la infancia a la adolescencia (lo que aquí se conoce como "la edad del pavo"), junto con su abuela (interpretada por la española Mercedes Sampietro).

Lucía Puenzo, que también es autora del guión de XXY con su actual pareja, el escritor y director Sergio Bizzio, encara actualmente la preproducción de El niño pez , de acuerdo con su novela de igual título, publicada en 2004.

La ganadora como mejor producción española resultó La soledad , segunda película de Jaime Rosales, una reflexión acerca de la soledad más dura que participó en Una cierta mirada de Cannes, donde se cuentan las historias de dos mujeres -madre e hija- desde distintos ángulos con el recurso de la pantalla dividida. Por esa misma película fueron premiados Rosales y José Luis Torrijo, como actor revelación. Por su parte, José Antonio Bayona fue distinguido como director novel por El orfanato , el estreno español más taquillero de 2007 (que aquí llegará en marzo), obra que también mereció distinciones a mejor guión original, dirección artística, dirección de producción, sonido, maquillaje y efectos especiales, totalizando siete Goya.

El resto de las películas premiadas fueron la también exitosa Siete mesas de billar francés , de Gracia Querejeta, que consagró a su protagonista, Maribel Verdú, como mejor actriz y a Amparo Baró como actriz de reparto.

Alberto San Juan fue laureado por su vago perdedor de Bajo las estrellas , que muchos describieron como un western industrial, cuyo guión, una adaptación del director Félix Viscarret del original de Navarro Fernando Aramburu, también mereció un premio. Manuela Velasco fue elegida como actriz revelación por el film REC , que además fue reconocido por su montaje, y el veterano Juan Manuel Cervino como actor de reparto por Las 13 rosas , que reconstruye un episodio de la Guerra Civil, título también premiado por la fotografía de José Luis Alcaine y por la música de Roque Baños y el vestuario de Lena Mossum.

Mejor film de animación resultó Nocturna, una aventura mágica , de Víctor Maldonado y Adrián García, mientras que como mejor documental fue elegido Invisibles , colectivo dirigido por varios cineastas respaldado por la organización Médicos sin Fronteras (MSF) y el ascendente Javier Bardem, que cuenta cinco historias rodadas en Africa y América latina que convocan a la reflexión y a la ayuda humanitaria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?