Estudiantes entró más despierto e hizo un buen negocio ante Banfield

En La Plata, con el debut del DT Roberto Sensini, se impuso por 2 a 1, con tantos de Maggiolo y Piatti, en apenas ocho minutos; descontó Cvitanich La ficha del partido
(0)
9 de febrero de 2008  

LA PLATA.- Estudiantes logró lo que se proponía en el debut de Roberto Sensini como entrenador: un éxito. Más adelante, mientras espera de la presentación en la Copa Santander Libertadores, el martes próximo, en Ecuador, ante Deportivo Cuenca, el conjunto platense tendrá tiempo para medir las virtudes y los defectos de un comienzo con vaivenes. Con solidez y con el oportunismo de un arranque arrollador, en el que marcó dos goles en ocho minutos, Estudiantes se impuso por 2 a 1 a Banfield, cuyo desorden inicial le valió a larga un dolor de cabeza en el primer escalón del Clausura.

El factor sorpresa estuvo del lado de Estudiantes. El conjunto platense tuvo un gran mérito: inmovilizó a Banfield en la primera jugada. Lucchetti dio un rebote corto tras un tiro cruzado de Piatti y Maggiolo estuvo atento para empujar la pelota casi en la boca del arco. Apenas iban 33 segundos. Así, los locales sintieron el viento en sus espaldas para lo que vendría. Mucho más si de un debut se trata.

Con la pronta desventaja, el conjunto dirigido por Juan Manuel Llop hizo lo que pudo en sus intentos por acomodarse. Aunque los sacudones fueron demasiados, sobre todo por las pronunciadas grietas defensivas. Piatti aprovechó una de ellas y, a la carrera por la izquierda, anotó el segundo tanto. Apenas iban ocho minutos. Sí, en ese lapso Estudiantes pareció haber sellado el triunfo con dos jugadas demoledoras.

Banfield se sintió incómodo, acorralado, nervioso. Como era de esperarse, Estudiantes se abrazó a la calma y distribuyó la pelota siempre en busca de algún espacio descubierto. Aunque tenaces, las marcas de su adversario no resultaron suficientes. Más sólido, decidido, el conjunto platense se movió con soltura; de a ratos, a voluntad. Incluso, Piatti estuvo cerca del tercer gol, pero Quinteros -luego salió por un tirón en el aductor izquierdo- lo persiguió y evitó la conquista con una precisa estirada.

Pese a algunos altibajos propios de aquellos que aún buscan la mejor condiciones, el dominio siempre le perteneció a Estudiantes, que, calmo por la impotencia de Banfield, aceleró sus intentos según los momentos del partido. Patiño fue el jugador más claro del Taladro . Pero, sin compañía en la misma frecuencia , el colombiano no tuvo eco en sus intentos. La jugada más riesgosa fue un tiro rasante del mismo mediocampista que salió cerca del arco. Nada más.

Banfield mostró algo más de ímpetu tras el descanso y Estudiantes se quedó. Se vio algo más de fricción y alguna que otra pierna fuerte. La certera definición de Cvitanich en un mano a mano con Andújar les dio más fuerza a los visitantes. El goleador anotó con un tiro suave y cruzado y el desarrollo ganó en emoción y en despliegue. Las ideas claras no abundaron, pero se jugó con fervor en cada acción. Cada uno intentó a su modo. El marcador ya no se movió. Estudiantes cerró un buen negocio por la somnolencia de su rival.

  • Siguen las versiones tras la ida de Alegrelos

    Estudiantes sigue alborotado tras la renuncia del vicepresidente Julio Alegre. Ahora, una versión dice por La Plata que el dirigente se habría ido por un entredicho con Juan Sebastián Verón por su ausencia en el seleccionado argentino. Vale recordar que Alegre tiene una muy buena relación con Julio Grondona, titular de la AFA. Eduardo Abadie, presidente de Estudiantes, no habló.
  • LA REACCION

    En La Plata hubo repudio para Diego Simeone

    La gente de Estudiantes no se olvidó de su ex DT, ahora en River. "Creí en el Cholo, pero nos mintió como un traidor", se leyó en una bandera.

    EL REFUERZO

    Christian Cellay está a un paso de Estudiantes

    El defensor rescindirá el vínculo con Huracán -será resarcido- y se sumará al club platense, que se hará cargo de la deuda del Globo con el jugador.

    LO CURIOSO

    Un colombiano de 16 años llegó al Taladro

    James Rodríguez Rubio, que debutó a los 14 años en la primera de Envigado, se incorporó a Banfield, a préstamo por dos temporadas.

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.