Suscriptor digital

La gran aventura de ser actriz, según Kate Hudson

La hija de Goldie Hawn habló con LA NACION sobre la nueva película que protagoniza junto a Matthew McConaghey y sobre su intención de tener una carrera variada
(0)
27 de febrero de 2008  

Ya pasaron ocho años desde que Kate Hudson sorprendió desde la pantalla grande con su papel de Penny Lane, en Casi famosos , de Cameron Crowe. Aunque no era su primer trabajo en el cine, este rol le valió la fama internacional y varios premios. Desde entonces, Hudson protagonizó films de distintos géneros, desde comedias hasta una película de terror. Pero le faltaba participar de un film de aventuras.

Entonces, la rubia actriz decidió aceptar la propuesta de protagonizar, junto con Matthew McConaghey, Amor y tesoro , que se estrena mañana en nuestro país. "Me pareció que era algo distinto, para Matthew y para mí. Yo nunca había hecho una película de aventuras y cuando leí el guión lo disfruté mucho", dijo Hudson en un diálogo telefónico con LA NACION.

Los actores ya habían trabajado juntos en la exitosísima comedia romántica Cómo perder a un hombre en diez días . "Pasaron cinco años desde la última vez que actuamos juntos. Fue excelente poder hacerlo de nuevo, especialmente porque el rodaje fue tan largo. Además, fue fantástico saber qué esperar. No hubo sorpresas."

Aunque se trata de una película de aventuras, Amor y tesoro tiene mucho de comedia romántica, apoyada en la especial química que existe entre los protagonistas. En el film dirigido por Andy Tennant ( Hitch, el seductor ), Hudson y McConaghey interpretan a Tess y Finn, una pareja que ha dedicado los últimos años a buscar un antiguo tesoro. Justo cuando acaban de divorciarse, Finn encuentra una pista que les indica la cercanía del objeto deseado. Con la ayuda del millonario jefe de Tess, interpretado por Donald Sutherland, y de su frívola hija (Alexis Dziena), la pareja intentará encontrar el tesoro y recuperar el amor.

Según la actriz, el rodaje fue muy entretenido, pero también un gran desafío. "Fue increíble. Estuvimos seis meses en Australia y la pasamos bárbaro, tanto yo como mi hijo Ryder, que pudo ver los koalas y los canguros. En cuanto al rodaje en sí, fue un gran desafío, por ser una película que transcurre en su gran mayoría en el agua."

Para Hudson, lo más complicado fue aprender a bucear. "Era algo nuevo para mí. Tuvimos instructores que nos enseñaron y nos llevaban a practicar. La verdad es que no me entusiasmaba mucho estar en el agua ¡No me interesaba nadar cerca de tiburones! Pero cuando lo hice, me di cuenta de que es una experiencia increíble. Creo que en parte la película me atrajo tanto porque requería que venciera mi miedo al agua."

Todo muy rápido

Ahora que conquistó el ámbito de la aventura, Hudson ya está trabajando en nuevos proyectos, todos muy distintos entre sí. "Veo todos lo papeles como diferentes. La nueva película que hice es una comedia sexual. Me encanta hacer comedias, porque es un gran desafío, mucho más de lo que la gente suele pensar. Esta última que hice es realmente zafada, lo cual me encantó. ¡Nunca había dicho malas palabras en cámara!", comentó la actriz.

El proyecto al que se refiere Hudson es My Best Friend s Girl , una comedia del director de Mi vecino, el asesino . También actuará próximamente en Big Eyes , un drama basado en una historia real; volverá a la comedia romántica con Bride Wars , y protagonizará un drama romántico, ambientado en China.

La agenda de la actriz está más que completa, pero la gran cantidad de trabajo no le asusta. En los diez años que pasaron desde que comenzó su carrera en el cine, ya participó de 16 películas a las órdenes de directores como Cameron Crowe y Robert Altman. Sin embargo, el comienzo no fue tan fácil, ya que su madre, Goldie Hawn, y su padrastro (a quien considera su padre), Kurt Russell, pretendían que estudiara. "Mis padres querían que fuera a la universidad y yo quería trabajar como actriz -cuenta Hudson-. Les rogué para que me dejaran tomarme un año para ir a audiciones y ver si podía conseguir algún trabajo. Ellos me dijeron que sí, pero que no iban a mantenerme, que iba a tener que trabajar y conseguirme un lugar para vivir. Creo que es lo que hubiera hecho cualquier padre."

Para cuando tenía 18 años, Hudson ya había actuado en cuatro películas y a los 19 saltó a la fama con Casi famosos . "Todo sucedió muy rápido. Me tomé un año sin ir a la universidad, como hace mucha gente que se va de viaje a Europa, y terminé viajando por todo el mundo, pero trabajando. Después de hacer Casi famosos sentí que estaba en el camino que quería, y elegí seguir. Después conocí a Chris [Robinson, cantante de Black Crowes], me casé y tuve a mi hijo." Sólo se tomó un tiempo de descanso, cuando nació, y enseguida volvió al ruedo. Luego de protagonizar Tres son multitud , se divorció y mantuvo un romance muy comentado con su coprotagonista, Owen Wilson. Hudson volvió a ser blanco habitual de los tabloides cuando Wilson intentó suicidarse el año pasado y la prensa sensacionalista no dudó en acusarla del sufrimiento del actor.

Sin hacer caso del circo mediático, Hudson la actriz sigue adelante y confiesa que no puede creer que todo haya sucedido tan rápido. Pero cuando mira hacia el futuro, piensa que lo mejor está por venir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?