Suscriptor digital

Los ingleses creen que Diana fue asesinada

Mayoría: según una encuesta de The Mirror, el 95% de los británicos sostiene que el accidente fue consecuencia de un complot.
(0)
7 de junio de 1998  

LONDRES (EFE y AFP).- La mayoría de los británicos que respondió a una encuesta telefónica sobre las circunstancias de la muerte de la princesa Diana, ocurrida en agosto del año último en París, cree en la existencia de una conspiración para matarla.

La encuesta, publicada ayer, fue realizada por el diario The Mirror entre sus lectores. El 95 por ciento de ellos respondió que estaba convencido de que había una conspiración detrás del accidente de automóvil en el que murieron la princesa y su amigo Dodi al-Fayed. Un 87 por ciento está seguro de que la princesa de Gales pensaba casarse con Dodi.

El periódico realizó nueve preguntas a sus lectores, luego de la emisión de los dos programas de TV difundidos uno el miércoles y otro el jueves de la semana última. En uno de ellos se especulaba con la posibilidad de una conjura; en el otro se presentaba exactamente lo opuesto.

Un total de 10.000 personas respondieron la encuesta, con el 95,2 por ciento en favor de la teoría de la conspiración, frente al 3,1 por ciento que opinaba que se trataba simplemente de un desgraciado accidente.

Un 81,3 por ciento exculpa a los paparazzi, al contestar negativamente a la pregunta de si creían que los fotógrafos estaban involucrados en el accidente, y un 98,9 por ciento cree que otro coche, el misterioso Fiat Uno, estaba relacionado con los hechos.

Una sorpresa para los encuestadores es que un 45 por ciento de los que respondieron a la última pregunta dijeron que Diana se iba a convertir al islamismo.

Al-Fayed exige explicaciones

Por su parte, el multimillonario egipcio Mohamed al-Fayed intenta obtener una "negativa categórica" de Tony Blair y de Robin Cook respecto de que los servicios secretos británicos no tuvieron nada que ver en el accidente en que fallecieron su hijo Dodi y Diana, la princesa de Gales.

El multimillonario siempre ha dicho que había una conspiración y que se ocultan datos relativos al accidente. En una entrevista con el periódico Sunday Mirar, revela que se ha acercado a más de 300 miembros del Parlamento, puesto que quiere forzar a Blair y Cook a que den una respuesta categórica a la pregunta de si los servicios de inteligencia MI5 MI6 estuvieron involucrados en el accidente.

"Merecemos saber qué papel jugaron los servicios de seguridad británicos durante ese último fin de semana y si las conversaciones entre Diana y mi hijo fueron interceptadas", señaló el multimillonario.

En la entrevista, Al-Fayed reitera también su ataque público a la madre de Diana, Frances Shand Kydd, a la que acusa de ser snob, presuntuosa e insensible con relación a su hija, recalcando que "le importaba un bledo su hija y a ella (Diana) le importaba un bledo su madre".

Estas palabras, dichas en París el viernes último, escandalizaron a la prensa británica, que casi unánimemente le dedicó sus primeras planas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?