Menos peregrinos, menos multitudes ante la simbólica lapidación del diablo en el haj

Cargando banners ...