Arquitectura de alta complejidad

El estudio Brunzini Enea Spilimbergo & Asociados proyectó un edificio que responde a un exigente programa de necesidades quirúrgicas con un layout supereficiente
El estudio Brunzini Enea Spilimbergo & Asociados proyectó un edificio que responde a un exigente programa de necesidades quirúrgicas con un layout supereficiente
(0)
22 de marzo de 2000  

La semana última, en la Avda. Balbín 3675, en el barrio de Saavedra, comenzó la construcción de las bases del edificio del Centro Oftalmológico Doctor Scarpello (especializado en cirugía y clínica oftalmológica), proyectado y dirigido por el estudio Brunzini Enea Spilimbergo & Asociados.

Entrevistados por La Nación , los arquitectos Guillermo Brunzini y Leonardo Enea Spilimbergo, socios directores del estudio, dijeron que el edificio tendrá estructura de hormigón armado y una superficie de 600 m2 cubiertos distribuida en dos niveles; que el layout responderá al complejo programa de necesidades quirúrgicas, y que el volumen total será de óptima calidad espacial, con materiales tradicionales pero utilizados de manera innovadora. El resultado: "Un edificio confortable, funcional y con tecnología de última generación, acorde con los avances médicos en el campo de la visión" (ver recuadro).

Señalaron también que el diseño de fachada (de 17 m de ancho) será "totalmente atípico para causar un fuerte impacto visual desde la avenida Balbín". El recurso empleado le saca buen partido a la falsa escuadra de la línea municipal, y consiste en la utilización de dos muros curvos que tomarán la altura de los edificios vecinos (uno cóncavo en planta baja y otro convexo en planta alta), que brinda visuales dinámicas hacia la calle y un acceso al edificio retirado de la vereda, semicubierto por el voladizo que alberga el quirófano.

El revestimiento del muro de planta baja será de un material pétreo color marfil, y el del muro de la planta alta y de las carpinterías, de cobre natural (pero con un proceso de anticado, de tono verdoso). Por la noche se verá una fachada iluminada de manera escenográfica, con contrastes de formas, colores y texturas.

Armonía en el interior

Otro de los aspectos destacados por los arquitectos fue que en todo momento, a pesar de la complejidad del programa de necesidades, "se buscó mantener la uniformidad y armonía de la obra como pieza única, a través de una estética general y una lógica espacial que se corresponde en ambas plantas, y de un uso de la iluminación y de los materiales acorde con las actividades que cada espacio contiene".

La distribución de los espacios favorecerá el desarrollo de las actividades de los médicos y tendrá en cuenta las necesidades de los pacientes, ya que la característica principal de este centro médico será la rapidez con que se efectúen las intervenciones de cirugía ambulatoria (de 3 a 10 minutos), lo que demandó una resolución de planta supereficiente.

Por esto, también se resolvió que en la planta baja se desarrollen las actividades públicas , es decir, las de trato de pacientes con personal administrativo y con médicos (información general, diagnóstico y consultorios externos) manteniendo el mismo criterio de la fachada principal en cuanto a la combinación de materiales (diversos mármoles, piezas de cobre, revestimientos pétreos texturados) pero, en cambio, se recurrirá a una iluminación sobria y uniforme que recree un clima de distensión. En este nivel, el piso será de mármol Botticino con insertos geométricos de rojo Alicante, y se encontrarán el mostrador de recepción (cerca del acceso, en cobre con tapa de mármol negro); a un lado los consultorios, al otro el área administrativa, y al fondo la sala de espera, con mobiliario confortable, desde donde se podrá observar el jardín del fondo y la circulación interna de todo el edificio.

Ubicado en el espacio central, un atrio de doble altura organiza las funciones en las plantas. Este espacio contiene el volumen del ascensor (revestido en mármol rojo Alicante) y que, en ambos niveles, dispone las circulaciones al centro y los locales a su alrededor, determinando un área técnica y otra de público bien diferenciadas.

El primer piso, donde el acceso de público es más restringido, albergará las actividades relacionadas con tratamientos especializados de mayor complejidad (microcirugías y tratamientos que requieren períodos de recuperación del paciente).

A un lado estarán ubicadas una nueva recepción y otra sala de espera, una sala de preparación de pacientes, dos salas de anestesia, y un quirófano secundario; al centro y al frente, el quirófano principal; al otro lado, una sala de esterilización, otra de empaquetado, una kitchenette y vestuarios, y al fondo una sala de recuperación.

Los materiales utilizados en este nivel son más neutrales y asépticos, y la iluminación se adecua puntualmente a las necesidades técnicas de los diferentes profesionales.

Espacios bien dimensionados

-¿Por qué se eligieron esos materiales?

Brunzini: -Quisimos lograr espacios confortables con una imagen institucional, pero de escala domiciliaria; por eso usamos materiales tradicionales, empleados de manera poco convencional.

-¿Cuál es el concepto de confort en este proyecto?

B.: -La necesidad del enfermo no es la de un hotel 5 estrellas. El confort se logró con espacios bien dimensionados y que proponen visuales cuidadas en el interior y en el exterior.

Por ejemplo, el espacio en doble altura, que muestra la circulación del área quirúrgica, le quita toda la carga emocional negativa al edificio. Esto se logró también con un alto nivel de aislación acústica y en el adecuado tratamiento de la iluminación natural y artificial.

-¿En qué consiste el anticado del cobre?

Spilimbergo: -Se realizó sólo en los paneles aplicados en el exterior, y se trata de un proceso que acelera la oxidación natural del material, que lo vuelve verde directamente sin tener que esperar 20 o 30 años, y salteándose la etapa marrón y ocre no deseada por el cliente. El cobre será nacional o, eventualmente, chileno, y los químicos, importados de los Estados Unidos.

Participó también el arquitecto Fernando Calió, como project architect .

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.