Homenaje catalán a Miralles

La Medalla de Oro del COAC
(0)
25 de octubre de 2000  

BARCELONA(Especial).- La Junta del Gobierno del Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC) ha concedido, por decisión unánime, la Medalla de Oro del COAC a título póstumo al arquitecto Enric Miralles por "su aportación genuina a la Arquitectura, abriendo los límites con una actitud permanente de exploración, una abierta proyección internacional y una tarea pedagógica en el Taller y Escuela siempre estimulante", según indica textualmente el acuerdo de la Junta.

Enric Miralles (Barcelona, 1955 - San Feliu de Codines, 2000) estudió arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, graduándose en 1978 y es el cuarto arquitecto que recibe la Medalla. La han recibido antes José Antonio Coderch, Oscar Niemeyer y el madrileño Alejandro de la Sota.

Para Benedetta Tagliabue, su viuda y socia, se trata de un reconocimiento muy importante, "porque mientras estás trabajando, metido en la lucha diaria por las cosas, en una actividad con muchos cuestionamientos y competencias, no te das cuenta del valor que la gente te otorga, y en medio de esta gran tragedia, me ha sorprendido ver la gran consideración que se tiene hacia la obra de Enric y me alegra mucho".

Miralles trabajó, desde 1973 a fines de 1984, en el estudio de Helio Piñón y Albert Viaplana. En 1984 abrió su propio estudio, que compartió hasta fines de 1989 con Carmen Pinós y desde 1993 con Benedetta Tagliabue. Era catedrático de la Escuela Superior de Arquitectos de Barcelona desde 1996. Entre otros temas, estaba trabajando en el proyecto del Parlamento de Escocia en Edimburgo, cuya inauguración está prevista para el 2001; el Ayuntamiento de Utrech, en Holanda; la Escuela de Arquitectura de Venecia, y la reordenación del Campus de la Universidad de Vigo, en España. En junio último, fue distinguido con el premio FAD de interiorismo por la rehabilitación de una casa en el barrio de la Clota, en Barcelona.

El prestigioso arquitecto Oriol Bohigas, también catalán, subrayó "el aspecto aparentemente azaroso e inacabado de la arquitectura de Miralles, cuando realmente se trata de diseños extremadamente detallados".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.