Modelo de investigación para nuevas estrategias productivas

Se trata de un asentamiento urbano pensado como centro de desarrollo científico
(0)
23 de enero de 2002  

Por segunda vez, Vivienda Joven, publicación de la revista Vivienda dedicada a los estudiantes de carreras ligadas con la construcción, organizó el año último su concurso nacional de ideas para un asentamiento en área de frontera. El sitio elegido fue Agua Negra, en San Juan, sobre la ruta nacional 150 que comunica la Argentina con Chile.

Un conjunto con viviendas rurales fue el tema en 2001, igual que el año anterior, cuyos ganadores -Mariana Zdunic, Cristian Boglietti y Diego Farré- volvieron a calificar para el primer premio y fueron distinguidos. A diferencia de 2000, se previeron dos categorías, inicial y superior, según los participantes fuesen de carrera universitaria o secundaria.

Los primeros premios de 2001 correspondieron, en el nivel inicial, a Federico Aglietto y José Luis Guilli, de la Escuela de Educación Técnica Nº 460 de Rafaela, Santa Fe, y en el superior, a Diego Descarrega y Martín Rodríguez, de la Facultad de Arquitectura, Diseño, Arte y Urbanismo de la Universidad de Morón (Fadaum). Este trabajo fue presentado desde la cátedra de Diseño IV de la Fadaum, que conduce el decano de la Facultad, arquitecto Oscar Borrachia, que planteó el tema del concurso como trabajo de su taller. Actuó como docente-tutor en este caso el arquitecto Gustavo Menegato. "La Facultad puso gran esfuerzo en este trabajo", comentan los ganadores. De hecho, y como resultado, además del primer premio, alumnos de Morón se adjudicaron tres menciones.

"Del análisis sobre las condiciones por las que atraviesan actualmente los asentamientos rurales en América latina -explican los autores- surgió la propuesta: un centro de investigación e impulso de nuevas estrategias productivas. "En un valle de 200 m de ancho y 3 km de extensión, enmarcado por montañas y atravesado por un arroyo de deshielo -intencional- que genera vida en la región, el proyecto tiene como finalidad la mejora progresiva de la vida de la población rural, con la promoción de un modelo de desarrollo reproducible en sitios de extremo rigor climático.

El centro urbano funcionará con 50 familias, dedicadas a la investigación y a la producción e implementación de las nuevas herramientas que los científicos puedan descubrir en laboratorios. La idea es que los investigadores enseñen a los pobladores desde cómo cultivar hasta cómo manejarse con el dinero.

El conglomerado urbano será recorrible sólo peatonalmente mediante un camino que cruza el sector de viviendas y remata en una plaza, articulación entre espacios públicos: el centro comercial y el institucional. Hacia el Este, un sector se destina a recreación y otro a camping. "La propuesta urbana toma la poética del lugar: los arroyos de montaña. Quisimos generar algo similar", comentan los autores. La energía será solar para la vivienda y eólica para un desarrollo futuro.

Turismo y producción

En el nivel técnico, Federico Aglietto y José Guilli se adjudicaron el primer premio con una propuesta de comunidad modelo que brinda infraestructura para la actividad turística internacional, con un mercado de regionales que reúne a productores de toda la zona que así estarán en contacto directo con los turistas. Esta propuesta plantea una apoyatura de desarrollo con el inicio de la producción del complejo minero binacional de Pascua Lama, que utilizará el paso fronterizo de Agua Negra para el traslado a puertos chilenos. Para la unidad de vivienda se usó un sistema constructivo antisísmico sencillo, que posibilite la autoconstrucción. Las familias actuarán como empresas que conformarán cooperativas de servicios y de productores.

Hoy, ambos equipos están ajustando las propuestas para su entrega al gobierno de San Juan, que contará con los dos trabajos ganadores.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?