Sustentabilidad, una meta necesaria

La arquitecta Julia Scott, uno de los 12 profesionales argentinos certificados en LEED, comparte su experiencia profesional en la consultora CH2M Hill
(0)
27 de noviembre de 2009  

Se calcula que las construcciones son responsables en gran medida de la producción de residuos, polución del aire y consumo de energía. Es por eso que aplicar criterios sustentables no sólo al desarrollo de la obra, sino también estrategias que logren disminuir el impacto de la operación del edificio terminado al medio ambiente, a lo largo de su vida útil, es hoy por hoy una meta necesaria y también posible de alcanzar.

Si bien la sustentabilidad no nace con LEED, este es uno de los sistemas de calificación más difundidos mundialmente, con más de 47.527 proyectos registrados para certificar bajo sus normas. LEED ha demostrado ser una herramienta eficaz para medir y evaluar la performance en sustentabilidad de los edificios.

Argentina se incorporó en marzo al World Green Building Council como miembro pleno (Argentina Green Building Council) y cuenta hasta el momento con 18 proyectos registrados, marcando una tendencia hacia la adopción de estas prácticas. Por eso, desde CH2M Hill, venimos trabajando para implementar estrategias sustentables en el diseño para distintos tipos de proyectos. Desde oficinas, edificios educativos, estaciones de servicio y edificios industriales.

En particular en la Industria Farmacéutica, los aspectos de mayor relevancia son la gran calidad de aire que se requiere en sus zonas productivas y el desecho de agua, que sin poder considerarse potable, aún conserva calidad. Algunas iniciativas específicas incluyen la reutilización de agua de descarte de alta calidad, a partir de sistemas como ósmosis inversa, agua pura y lavado de filtros, logrando una reducción de entre un 20% y 30% en el consumo de agua potable. El sistema de acondicionamiento, ventilación y presurización de los espacios productivos, representa el 35% del consumo energético de una planta farmacéutica, por lo que su optimización tiene un impacto directo en el consumo de energía.

Sin duda, estas iniciativas que apuntan a mejorar la relación de los edificios con su entorno, reduciendo en casi un 40% las emisiones de CO2 , generan un aumento en el costo inicial, que para el mercado americano, se calcula entre un 0.66 a un 6.8% . Contra esto, la reducción en los consumos energéticos y por ende, en los costos operativos, se calcula para algunos casos de edificios LEED Platino alrededor del 80% . Más allá de las razones económicas, un proyecto LEED resulta en un espacio habitable de alta calidad, aumentando la productividad de las oficinas, de la producción en las industrias, de la performance de los estudiantes en las escuelas y de las ventas en los centros comerciales.

En la Argentina, estos costos iniciales son por el momento algo superiores por un mercado de servicios y productos específicos aún en desarrollo. Las iniciativas privadas están liderando el progreso de esta actividad, sin contar todavía con la intervención del estado en la implementación de políticas oficiales para la normalización de productos o sistemas. Con tazas energéticas subsidiadas, el esfuerzo de los proyectos LEED por reducir los consumos no logra plasmarse aun de forma evidente en los costos, aunque sabemos que el sinceramiento de estos valores llegará inevitablemente y los edificios LEED estarán preparados para ello. Así, hoy por hoy, las construcciones verdes en la Argentina, recorren un camino verde pero con la promesa de un futuro sustentable.



La arquitecta Julia Scott es uno de los 12 profesionales argentinos certificados en LEED, Green Bulding Certification Institute (GBCI). Se desempeñó como Líder de Grupo en una gran diversidad de proyectos de construcción e ingeniería en todo el mundo, y trabaja en la consultora CH2M Hill en diferentes proyectos para la industria farmacéutica

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.