Vuelve el crédito a largo plazo para la vivienda

(0)
21 de abril de 2004  

Quienes piensan en refaccionar, ampliar o construir su vivienda disponen ahora de nuevas líneas de créditos hipotecarios. Sus tasas de interés anuales no varían mucho con respecto a la última década; las fijas oscilan entre el 9,50 y el 11%, y las variables, entre el 8 y el 13%. Pero los plazos se acortaron hasta un máximo de 15 años, cuando antes llegaban a 30.

El sueldo mínimo requerido es de 1500 a 2000 pesos, cifra que se puede alcanzar también sumando los ingresos del grupo familiar. Además, la relación cuota-ingreso es del 25 al 40% (esto es, que la primera no puede superar esos porcentajes del salario). La cuota mensual, cada 10.000 pesos, a 10 años, oscila entre 135 y 250 pesos; algunos bancos financian hasta el 80% de una vivienda nueva y hasta el 75, si es para refacciones.

En junio, si se mantiene la estabilidad y el crecimiento, el mercado de créditos tendrá una curva ascendente. "En enero recibimos 13.000 consultas --afirma Hugo Ollé, de Banco Provincia--, especialmente de Capital, Gran Buenos Aires, Mar del Plata y La Plata . Se solicitan montos de entre 40.000 y 50.000 pesos; el 60% es para compra y el 40 restante para refacciones."

Roberto Muñoz, de Banco Ciudad, explica que "se empezó a mover el mercado, con muchas consultas y algunas operaciones concretas, destinadas sobre todo a ampliaciones. En promedio, las solicitudes rondan los 42.000 pesos".

Por su parte, José Luis Romani, de Banco Credicoop, dice que "aún no hay obras nuevas con financiamiento bancario, y los que buscan créditos son los que quieren hacer refacciones".

Romani agrega que "el año último se hicieron operaciones por 2.300.000 pesos; también tenemos una línea de crédito para las constructoras". Si bien el movimiento es paulatino, en el Banco Nación aseguran que se concretan unas 350 operaciones mensuales; durante este año esperan otorgar créditos por 300 millones de pesos.

Diego Videla, de Banco Galicia, destaca que "desde enero, cuando salimos al mercado, se acercó gente con altos ingresos, que quiere ampliar su casa de 150 a 200 m2, principalmente de Capital y Gran Buenos Aires". Y Claudio Miteff, de Banco Río, considera que "las tasas son más bajas que durante la convertibilidad. Se debe a la confianza de los clientes y a que como disponemos de alta tecnología se puede otorgar el crédito con rapidez ".

Apoyo estratégico

El Grupo Construya lanzó, en los últimos días, una herramienta de crédito, la Tarjeta Construya, para toda la línea de productos de la construcción.

"Apuntamos a brindar alternativas de compra y una línea de crédito al sector no bancarizado", explica Federico Ortiz Picasso, vocero de Construya. Aclara que el objetivo no es ganar con la tarjeta, sino apuntalar la producción.

Su emisión y administración corresponde al Banco Cetelem, dependiente del BNP Paribas. "El trámite es simple --destaca Christian Chelini, de Cetelem--; se requieren una boleta de servicios, recibo de sueldo y DNI; en 15 minutos se chequean las bases de datos y si todo está en orden, el cliente firma el contrato y se lleva la mercadería."

Con esta tarjeta se podrá comprar artículos con valores de 10 a 4000 pesos, o tomar un crédito de hasta 8000 para refacción o ampliación, con plazos de 3 a 24 cuotas fijas y en pesos. El mantenimiento es de 3,23 más IVA, sólo cuando hay consumo. "Comenzamos con 115 comercios grandes y pequeños, pero a fin de año esperamos estar en todo el país y 15 millones de pesos de facturación", concluye Chelini. Más datos, 4796-8638, www.grupoconstruya.com .

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.