Algunos consejos que conviene tener en cuenta

Hay que adaptar la velocidad al tránsito y la visibilidad. Busque una buena posición de manejo y coma liviano
(0)
16 de mayo de 2003  

1- Circule respetando el ritmo de velocidad que le resulte natural y descansado: la velocidad de circulación que resulta cómoda es muy variable entre las personas. A iguales condiciones, lo que para algunos conductores resulta confortable a otros les produce mucha tensión. En esas condiciones quedamos mucho más expuestos a cometer errores.

2- Siempre adapte su velocidad de acuerdo con la distancia de visión que tenga: es decir, si por cualquier motivo (lluvia, niebla, la noche, una subida, una curva ciega, etc.) ve disminuida su distancia de visión, simplemente reduciendo su velocidad lo correspondiente a cada caso, eliminará la posibilidad de tener un accidente por alguna sorpresa.

3- Antes de un viaje regule el asiento, los espejos retrovisores, el volante y el apoyacabezas para lograr una posición cómoda de manejo. Alcance una climatización confortable, aunque no excesivamente calurosa porque adormece. El volumen de la radio no debe impedir la audición de ruidos externos.

4- Organice sus viajes para evitar los días y horas pico. Cada 2 o 3 horas pare 10 mimutos, estire el cuerpo y respire aire puro. No ingiera comidas pesadas; produce somnolencia. En las autopistas circule por el carril derecho; use el izquierdo para sobrepasos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.