El nuevo Citroën Cactus profundiza su estilo vanguardista

Airbumps. El mayor cambio en la estética exterior es la desaparición de las grandes “burbujas”, que le daban una fuerte identidad al modelo
Airbumps. El mayor cambio en la estética exterior es la desaparición de las grandes “burbujas”, que le daban una fuerte identidad al modelo
Ahora regional, el B-SUV del doble chevrón mantiene el ADN del diseño original del modelo; le agrega la eficiente mecánica THP Turbo de 165 CV y gran equipamiento
Gabriel Tomich
(0)
9 de febrero de 2019  

Que Citroën es una marca innovadora en materia de diseño no cabe duda. De hecho, ha sido así a lo largo de su historia. Basta analizar al famoso DS, con suspensión neumática, faros direccionales y avances alucinantes para su época (1955) y un modernismo tal que el modelo estuvo vigente 20 años. Hasta le dio su nombre a la actual marca de lujo del Grupo PSA Peugeot Citroën.

En 2014, la marca del doble chevrón presentó en Europa sus ideas acerca de cómo debía ser un utilitario deportivo (SUV) compacto: el C4 Cactus. Simpático y llamativo con sus airbumps (protecciones en los laterales), el Cactus europeo llegó a la Argentina a fines de 2016 equipado con el excelente y sumamente eficiente motor tricilíndrico 1.2 PureTech de 110 CV, que lo hacía ágil en el andar urbano con poco consumo.

Como bien se sabe, los B-SUV son muy apreciados por los usuarios de nuestra región. Pero traerlos desde Europa implica una larga lista de impuestos y tasas que los hace prohibitivos para la mayoría de este público. Quizás con eso en mente, el Grupo PSA desarrolló una alternativa: tomar el concepto estilístico del Cactus para diseñar y producir un vehículo regional. Así, en 2018 presentó en Brasil el SUV C4 Cactus, que está a la venta en nuestro país desde octubre del año último.

Si bien el estilo del modelo brasileño (se fabrica en Porto Real) guarda grandes similitudes con el europeo, incluso la misma plataforma PF1 del Grupo PSA, el rediseño le hizo perder los airbumps voluminosos, que sin duda eran el sello distintivo del modelo, por otros más pequeños en la parte inferior de las puertas. De todas formas, la estética del modelo no perdió mayor atractivo (de hecho, no pasa desapercibido) salvo esa identificación a "golpe de vista" que le otorgaban dichas defensas acolchonadas.

Solución regional. El diseño interior rescata elementos de otros modelos de la marca del doble chevrón; muy buena habitabilidad
Solución regional. El diseño interior rescata elementos de otros modelos de la marca del doble chevrón; muy buena habitabilidad

El motor PureTech de 3 cilindros también quedó en el camino de la transición (los costos mandan), pero fue muy bien reemplazado en las tres versiones iniciales por el propulsor VTi de 4 cilindros y 115 CV, mientras que a la tope de gama Shine, que probamos, se le aplicó el conocido, ágil y eficiente motor THP de 165 CV, extensamente utilizado por el Grupo PSA en varios de sus modelos.

Este propulsor de 4 cilindros 1.6 L turbo y con inyección directa de combustible entrega una potencia de 165 CV a 6000 rpm y un par motor de 24,5 kgm desde 1400 revoluciones que, muy bien acompañado por una caja automática de 6 marchas lo suficientemente rápida como para que el conjunto brinde muy buenas prestaciones (obviamente, mejores que el 1.2 Puretech que reemplaza). Así, el SUV C4 Cactus acelera de 0 a 100 km en 8,6 s; de 0 a 400 m necesita 16 s y de 0 a 1000 m 29,8 s; la elasticidad de 80 a 120 km/h en D es de rápidos 5,7 s. El consumo de este conjunto mecánico turbo se destaca en todos los modelos que equipa; en este Cactus gasta 10 L/100 km en ciudad y 8,5 L/100 km a 120 km/h de velocidad constante.

Desde el punto de visto dinámico, el nuevo SUV C4 Cactus, que también cambió su esquema de suspensiones trasero respecto del europeo (el regional cuenta con un sistema McPherson delantero y con barra de torsión atrás) para adaptarlo a nuestras ásperas calles y rutas (también tiene 6 cm más de despeje), ofrece un muy buen confort de marcha urbano y una más que aceptable tenida en curvas y frenado. Además, frena muy bien: menos de 40 m para detenerse de 100 km/h a 0.

En esta buena dinámica y en la facilidad de manejo caben destacarse varios asistentes y ayudas a la conducción de última generación: control de estabilidad y tracción, Active Safety Brake (frenado de emergencia con alerta de colisión), alarma de cambio involuntario de carril, aviso por falta de atención al conducir (si detecta un manejo errático) y de fatiga.

Otro punto a favor del SUV C4 Cactus como crossover es la presencia del sistema de asistencia de tracción Grip Control, una serie de programas electrónicos (incluso desconectar el ESP) que se manejan con un dial y permiten enfrentar distintos tipos de superficies (nieve, arena, barro) con mayor solvencia y brindando la capacidad de dejar el asfalto.

Hablando de equipamiento, el diseño interior es bien distinto del minimalista Cactus de primera generación. De todas formas, muestra las actuales tendencias de la marca en los modelos regionales como el tablero digital también utilizado en el C4 Lounge, el volante multifunción (el modelo cuenta con control de velocidad de crucero) con la parte inferior trunca y la consola central con una pantalla de 7" para las funciones de conectividad, que incluyen los protocolos Apple CarPlay y AndroidAuto para sincronizar el celular, y la imágenes de la cámara de retroceso (con guías fijas, es decir que no marcan la trayectoria al girar el volante), que no está acompañada por los siempre útiles sensores sonoros traseros.

Tablero. Lo comparte con el C4 Lounge
Tablero. Lo comparte con el C4 Lounge

Con una muy buena posición de manejo y un interior con espacio suficiente para pasajeros adultos atrás, el equipamiento interior incorpora 6 airbags (frontales, laterales y de cortina) y ganchos Isofix para sillas de niños. Podría tener techo solar, la rueda de auxilio es temporal y el baúl tiene solo 320 L de capacidad.

El precio de la versión THP Shine es de $893.000, mientras que el de la versión VTi 115 Feel (de muy buena respuesta también en el tránsito urbano) es de 655.000 pesos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.