Opinión. Con luces es más seguro