Cuidado con los ciclistas

Jorge Pandini
(0)
23 de abril de 2004  

Las autopistas de acceso a la Capital Federal permiten viajar de manera muy segura. Están bien asfaltadas, con excelente iluminación y correcta señalización. Sin embargo, todavía hay algunos temas pendientes.

Durante los fines de semana en especial, las autopistas son transitadas por numerosos ciclistas.

Obviamente, la velocidad de las bicicletas es mucho menor que la de los autos que van por los carriles lentos y esa diferencia de velocidad obliga a maniobras que implican riesgo para ciclistas y automovilistas.

Dejé una queja por escrito y rápidamente obtuve una respuesta de los administradores de la Autopista del Oeste, la que recorro a diario.

Explicaban que la circulación de bicicletas está prohibida y que tanto la policía como la Gendarmería tienen la atribución y la responsabilidad de impedirles la circulación.

Admito que en materia de seguridad hay otras cosas urgentes y que tanto la policía como la Gendarmería deben ocuparse de temas más graves. Pero no es menos cierto que la seguridad también comprende la vial y que los accidentes de tránsito están entre las principales causas de muerte de adultos jóvenes en nuestro país.

Una bicisenda por las colectoras podría ser una alternativa. Esperemos no tener que lamentar una tragedia antes de que llegue una solución para este tema.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.