Cuidados y control de la batería

Los vehículos modernos tienen cada vez más sistemas de control con un alto componente electrónico. Por eso, la batería tiene una función muy importante.
Los vehículos modernos tienen cada vez más sistemas de control con un alto componente electrónico. Por eso, la batería tiene una función muy importante.
(0)
25 de marzo de 2000  

Del cuidado y la calidad de la batería depende una respuesta inmediata del vehículo en todo momento.

La batería es un conjunto de elementos electroquímicos que transforman la energía química en eléctrica, producida cuando las placas en su interior entran en contacto con el electrólito activador. Abastece de energía a todos los sistemas eléctricos (sistema de arranque) y electrónicos (accesorios e inyección electrónica) que posee un automóvil.

Una batería está compuesta en su interior por las rejillas radiales que transportan la electricidad que se genera desde un polo al otro.

Están hechas en una aleación de plomo-antimonio o de plomo-calcio; esta última reduce la evaporación del activador y la necesidad de agregar agua. Además, tiene una mayor conductivilidad y resistencia a la corrosión, alargando su vida útil.

Las rejillas son cubiertas por materia activa para formar las placas positivas y negativas. Para las positivas se usa peróxido de plomo, que permite al activador circular por las placas fácilmente, en las placas negativas el revestimiento está hecho con una masa de plomo esponjoso, material que logra una excelente penetración del electrólito. También se usan componentes químicos (expansores) para que la materia activa esté siempre en perfecto estado.

Para evitar cortocircuitos, se aislan las placas positivas de las negativas con separadores de polietileno que por ser microporosos facilitan el paso del activador, así como la circulación de corriente.

Los elementos son grupos de placas positivas y negativas intercaladas; a cada vaso corresponde un elemento. El número y el tamaño de elementos determina la cantidad de energía que se acumula. Además, a mayor número de placas por elemento, más elevado es el voltaje durante la descarga.

El electrólito activador que circula por las placas permite que la materia activa de las mismas reaccione; además, conduce la corriente eléctrica. La solución está compuesta por un 35% de ácido sulfúrico y un 65% de agua.

La caja de la batería es un recipiente resistente a las vibraciones, contiene las placas y en la parte inferior aloja los sedimentos de materia activa desprendida por el uso, en un espacio diseñado para tal fin.

La caja, además, lleva una tapa que cubre los tapones por donde se liberan los gases producidos dentro de la batería durante los cambios de temperatura y además se puede revisar la cantidad de agua que contiene cada vaso.

La inspección

Cuando se va a trabajar en una batería es recomendable el siguiente equipo para evitar accidentes: guantes, lentes de seguridad, densímetro escala 1,100 a 1,300, cargador lento, tester de descarga y multímetro. No se debe fumar ni encender ninguna chispa cuando se está instalando o recargando.

Una revisión periódica incluye una inspección visual de la caja, una limpieza de los bornes y las terminales, y el control del nivel del activador y la densidad a plena carga.

Si está bajo el nivel de líquido se agrega agua desmineralizada, lo que reactiva el electrolito.

El mal funcionamiento de una batería puede estar originado por separadores quemados, bajo nivel y color oscuro del electrólito, desprendimiento de materiales activos, bornes flojos y cables en mal estado, entre otras.

La instalación de la batería tarda 15 minutos y el material de descarte es reciclado en las fábricas, ya que cada batería tiene aproximadamente 13 kilogramos de plomo. Los precios de las baterías oscilan entre 40 y 80 pesos (Willard), 60 y 90 (Delphi), 40 y 70 (Yuasa), 60 y 85 (Bosch). Los autos de lujo utilizan baterías importadas cuyo precio oscila entre 50 y 100 pesos, con una garantía por un año.

El precio de los alternadores varía según el modelo y marca de auto; pueden costar entre 150 y 360 pesos; el regulador de voltaje, entre 25 y 150, y el agua desmineralizada está entre 2 y 3 pesos el bidón de 5 litros.

Fuentes consultadas: Roberto Bosch Argentina SA, Avda. Córdoba 5160, 4778-5200; Lubrilandia, Avda. Juan B. Justo 3314, 4581-0099; Casa Carpe, Rojas 1901, 4581-0784; Baterías van Zandweghe Hnos. Directorio 3596, 4637-2904; Encendido Boedo, Avda. Boedo 2043, 4923-7920, y casa Nosso, Avda. Warnes 1970, 4581-0206.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.