Culto al patrimonio histórico automotriz

Más de 40.000 visitantes disfrutaron en Autoclásica con los mejores vehículos de todos los tiempos
(0)
23 de septiembre de 2005  

Organizada por el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina (CAC) finalizó con gran éxito Autoclásica 2005.

"Más de 40.000 visitantes disfrutaron de una presentación de vehículos y motos clásicos que son preservados como patrimonio nacional y en un estado de originalidad muy importante. Hubo una amplia oferta de accesorios, miniaturas, libros y todo para cumplir con los gustos de los fanáticos. Además, se ofreció gastronomía y otros servicios que hicieron de los Jardines del Hipódromo un espacio ideal para disfrutar la exposición", dijo Roberto Gómez, presidente del CAC.

"Uno de los mejores momentos fue durante la carrera del siglo. Los espectadores se agolparon para ver la competencia entre un auto de vapor, uno eléctrico de 1898, uno de los primeros de explosión, una moto antigua, un sulky y un deportista. La gente se emocionó por el final apretado entre el auto de vapor y el hombre, que finalmente ganó.

"Fue muy interesante ver la cantidad de jóvenes y niños que se acercaban a los autos y preguntaban para qué servían ciertas partes", remarcó Gómez.

Autoclásica 2005 "requirió una logística que iniciamos el año anterior. Esta edición fue una verdadera fiesta para los fanáticos y la familia, y ya comenzamos a pensar cómo mejorar la próxima para promover esta pasión por los automóviles clásicos", comentó Gómez.

"Los visitantes, de los que sólo recibimos halagos y buena disposición, se deslumbraron por la elegancia de los más de 700 vehículos expuestos, entre los que se contaron automóviles, motos, tractores, utilitarios, carruajes, vehículos comerciales y militares de más de 35 años de antigüedad en perfecto estado de conservación y funcionamiento", dijo el representante del CAC.

El jurado de la presentación, compuesto por miembros del CAC, y el director técnico de la Federation Internationale des Vehicules Anciens (FIVA), Drummon Bomzon, distinguieron a un Bentley Gurling Nutting con el Gran Premio a la Elegancia Autoclásica 2005 por su belleza y estado de conservación. Entre las motos, el premio Moto Best of the Show fue para una Indian Roadmaster 1953.

Según Gómez, "se cumplieron los objetivos: celebrar la preservación de los vehículos más sublimes de todos los tiempos, el patrimonio histórico de la industria automotriz, y la donación de equipamiento de alta complejidad para el Hospital de Niños de San Isidro".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.