Seguridad vial: disminuir la velocidad al manejar es vital

Hay que crear concienciade la necesidad de conducir con responsabilidad
Alberto José Silveira
(0)
18 de noviembre de 2017  

En el mundo actual, en el cual muchos vehículos vienen preparados para alcanzar velocidades de 200 km/h o más, para algunos podría parecer ridículo fomentar la reducción de la velocidad. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial para la Salud (OMS) vienen promoviendo desde hace tiempo (y en especial durante la 4a. Semana Mundial para la Seguridad Vial) la reducción de las velocidades de circulación como medida indispensable para disminuir el número de víctimas en el mundo.

Se destaca que la velocidad excesiva e inapropiada está entre las causas principales de muertes y lesiones graves en el tránsito, influyendo en alrededor de un tercio de las fatalidades en países de ingresos altos y en hasta la mitad en los de bajos y medios. Las velocidades seguras constituyen uno de los principales temas del “Enfoque del modelo de sistema vial seguro”.

Es sabido que:

* A medida que aumenta la velocidad se incrementa el riesgo de muerte, ya que hay menos tiempo para actuar y se necesita más distancia para frenar.

* Se duplica el riesgo de muerte por cada aumento de 15 km/h en la velocidad (a más de 80km/h).

* Así, un peatón adulto corre un 10% de riesgo de morir al ser atropellado por un auto a 30 km/h y tiene más de un 50% si es atropellado a 55 km/h.

Los países que han implementado el enfoque del modelo de sistema seguro, logrando velocidades más bajas y seguras, son aquellos que han hecho los mayores progresos para salvar vidas en sus caminos.

Luchemos por la Vida, de acuerdo al criterio internacional de velocidades más seguras, ha pedido expresamente a los legisladores nacionales y otras autoridades provinciales y de CABA la modificación de la legislación vigente, reduciendo en 10 km/h la velocidad máxima en autopistas, semiautopistas y rutas; en las avenidas, de 60 a 50 km/h, y en las zonas residenciales a 30 km/h. Claro que es imprescindible asegurar el cumplimiento de las nuevas velocidades para que sean realmente modificaciones eficaces.

Así, se debería colocar controles electrónicos de velocidad en todas las autopistas, rutas y avenidas de alta circulación vehicular o peatonal e instalar reductores físicos de velocidad, construir chicanas, estrechamientos de calzada y calles sin salida en zonas residenciales y/ o con alta circulación de peatones, que aseguren una baja efectiva de las velocidades.

* El autor es presidente de Luchemos por la Vida Asociación Civil

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.