Elegancia optimizada

La nueva versión del Citroën Xsara 2003 recibió un retoque cosmético que le confiere una mejor imagen. También se realizaron mejoras en el equipamiento de confort y seguridad, que se ha mejorado
(0)
23 de mayo de 2003  

La semana última se presentó la nueva gama del Citroën Xsara 2003 en la Argentina y ya tuvimos oportunidad de realizarle nuestro test a la versión equipada con el motor HDI 2.0 con tecnología de alimentación por riel común (common rail) de alta presión.

Este hatchback de cinco puertas de la casa francesa ha recibido un retoque estético en su carrocería que le agrega más distinción a la estética sumamente agradable y seductora.

Los cambios más notorios se advierten en su parte frontal en la que se distingue la nueva toma de aire ubicada en el frente del paragolpes, que agrega barras cromadas. También incorpora los faros antinieblas integrados al paragolpes que, junto con las ópticas almendradas, entregan un muy buen poder lumínico.

Atrás se colocó una plancha cromada sobre el zócalo inferior del baúl.

El interior, que también recibió mejoras, tiene capacidad para cinco pasajeros, es amplio, luminoso y con detalles de calidad.

Entre las novedades se destaca la incorporación de piezas cromadas con toques de aluminio, los cuadrantes del tablero de instrumentos con nueva serigrafía y marcos cromados, los comandos de rejillas de aireación y botón de freno de mano, y el nuevo diseño de la palanca de cambios.

La posición de manejo es fácil de encontrar gracias a las múltiples regulaciones de la butaca y del volante, que modifica la altura.

Tiene portaobjetos en todas las plazas y el sistema de un toque en los levantavidrios delanteros, que están, a nuestro gusto, mal ubicados en los extremos de la consola central.

El aire acondicionado, los espejos exteriores eléctricos, el cierre central de puerta con comando a distancia, se suman a la buena insonorización para entregar una más que agradable vida en el interior.

El nuevo Xsara también ha mejorado en el sector de la seguridad. Además del doble airbags para conductor y acompañante, las zonas de deformación programada, las barras laterales de protección y los cinturones de seguridad inerciales con pretensores se suma a los frenos de discos el sistema ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenado. Esto hace que hasta en las frenadas exigidas, el auto se detenga en distancias cortas y sin perder la línea.

El comportamiento dinámico del auto sigue siendo notable. La suspensión independiente tipo McPherson delantera combinada con el sistema de efecto autodireccional, que posee en la suspensión trasera y que hace que las ruedas de este tren acompañen el giro de las delanteras direccionales, es una de las más eficaces soluciones técnicas que se conocen.

Este método (creado por el grupo PSA Peugeot-Citroën y utilizado desde hace más de 12 años) entrega un equilibrio óptimo, minimizando la tendencia a irse de trompa.

Sólo basta con oprimir el acelerador en las curvas para notar el funcionamiento del sistema, que denota una tenida impecable.

Lo impulsa el probado e impecable motor diesel de última generación con tecnología de inyección directa y common rail de alta presión.

Este sistema cuenta con sensores en cada inyector que, de acuerdo con el régimen de giro del motor o de las solicitudes del acelerador, determinan la dosis perfecta de mezcla que deben proveer para lograr la mejor combustión.

Una maravilla, que entrega un funcionamiento irreprochable y silencioso con un notable dinamismo y aceleraciones que no tienen nada que envidiarles a los nafteros, gracias a la entrega de potencia a cualquier régimen, una cualidad que logra mediante el funcionamiento del turbo, que entra en acción alrededor de las 1500 vueltas.

Ayudado por una caja de cambios de correcto funcionamiento e inserciones precisas, aunque algo arisca cuando se intentan cambios rápidos, se mueve con una sobresaliente soltura en el tránsito ciudadano y en la ruta.

El consumo es realmente contenido y tiene una autonomía de marcha destacable.

La gama se completa con el 1.9 DX, a $ 43.552; el 1.6i 16v, 40.387; el 1.6i 16v Exclusive, 42.842; el 2.0 Hdi, 47.869, y el 2.0i 16v VTS (full), 57.780 pesos.

En definitiva, se puede afirmar que cuenta con una buena relación de costo-beneficio-equipamiento, que convierte a este Xsara en una más que atractiva elección.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.