En el camino hacia la alta gama

Gabriel Cordo Miranda
(0)
26 de enero de 2013  

En sus dos siglos de historia, Peugeot combinó, de manera única, exigencia y emoción, creando automóviles que reflejan la perfecta alquimia entre lo racional y lo emocional. En Argentina esta virtud marcó épocas y construyó un "capital de marca" sin igual. Modelos emblemáticos como 403, 404 y 504 comprobaron el poder de seducción de Peugeot y sellaron su carácter aspiracional.

En 2010, año de su bicentenario, Peugeot inició el camino hacia la alta gama. Una senda que pone al factor emocional en el centro de la experiencia automovilística. Comienza así un verdadero renacimiento, concretado en lanzamientos como 3008, RCZ, 207 GTi, 408, Hoggar, 5008, 308 y 508. Y Argentina corresponde con éxitos esta estrategia: fabrica modelos modernos e internacionales como 308 y 408, y conquista sucesivos récords históricos de ventas. 2012 fue un año fantástico, el mejor de los 55 años de historia de Peugeot en Argentina. Las ventas y la participación de mercado de la marca, tal como había sucedido entre 2011 y 2012, crecieron significativamente. Pero el resultado es aún más meritorio, porque si bien el mercado no creció, nuestra marca sí lo hizo y las ventas aumentaron casi un 10%. En el año que acaba de finalizar, se vendieron más de 80.000 automóviles Peugeot. Este éxito se explica en la excelente recepción que lograron nuestros últimos tres lanzamientos: 5008, 308 y 508.

En 2013, el primer gran movimiento de Peugeot está enfocado en estar cerca de nuestros clientes y en disfrutar junto a ellos del verano. Con una propuesta inédita y el foco colocado en nuestros productos de alta gama, Peugeot está presente con distintas acciones promocionales en Pinamar, Cariló y Mar del Plata. Desde el 2 de enero y hasta el 25 de febrero, #SummerByPeugeot ofrecerá una combinación perfecta de atracciones y servicios, gastronomía de primer nivel, pruebas de manejo, traslados hacia y desde la playa, espacios para el relax y el deporte donde la emoción se ubique en el centro de la experiencia.

El camino hacia la alta gama entiende que el cliente de Peugeot se caracteriza por su hedonismo y sabe que para él su automóvil debe ser una fuente de placer. Semejante aspiración nos exige acelerar en la mejora de nuestra calidad y servicio de posventa. Y con ese objetivo nos adherimos a esta visión y la aplicamos como línea rectora de todas nuestras acciones. Porque nos guía una obsesión: la satisfacción total del cliente.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.