En un vehículo busco el confort y la comodidad

Se define como un respetuoso de las normas de tránsito
(0)
29 de diciembre de 2001  

"Comencé a conducir a los 13 años, con la ayuda de mi padre, en un Renault Gordini de su propiedad. A los 14, lo choqué contra un colectivo; iba con chicas y me quise hacer el gracioso. Luego él optó por prestarme un Fiat 600.

"A los 27, tuve mi primer auto, era un Peugeot 504. Era el coche de moda en la época de los galancitos; lo conseguí gracias al trabajo en la televisión, en El Rafa .

"Luego usé un Renault 18 y un Peugeot 505; repetí varias marcas, hasta que apareció el BMW 318; me atrapó tanto que seguí con el 325 yel 328.

"En mi BMW encontré la comodidad en la cabina y el confort al manejar. También, una línea personal del auto, porque es deportivo, coqueto; sobre todo elegante.

"Nunca fui un obsesionado por los autos; me acerqué a éstos por mis amigos los Belcastro, que me llevaron a conocer más sobre este tema. Me di cuenta de lo que representa un auto; evidentemente es un integrante más de la familia y cuando se tiene, se perciben las ventajas que ofrece.

"En Amigos son los amigos hacía de fletero. En la primera grabación, durante un viaje, al pasar por debajo de un túnel, los muebles eran altos y se cayeron; claro que era parte del personaje. En Hola Papi, era taxista, me sentí bien en cada una de las interpretaciones.

"Cuando se daña el auto prefiero, antes de aumentar el daño, llamar al ACA. Pero la mayoría de los vehículos que tuve fueron de buena calidad y no presentaron inconvenientes mayores.

"Una situación crítica que pasé fue el accidente en el BMW 328. Lo sentí tan extraño, que tiempo después un remisero en Pinamar me explicó que había tenido un sapito . Es decir, cuando el auto pisó un charco grande, moví el volante sobre el agua y al salir de éste, el auto empezó a girar para todos lados. Aunque fue destrucción total, no nos pasó nada ni a mi mujer ni a mí, porque afortunadamente la carrocería absorbió el impacto.

"Mi mujer fue consciente de todo el accidente; ella tenía siete meses de embarazo y no llevábamos cinturón de seguridad. Estábamos saliendo de un peaje y no iba a gran velocidad. Ahora, claro está, tengo más precaución los días de lluvia al frenar y siempre uso el cinturón.

"Cuando manejé en Brasil, observé que los conductores tienen un ritmo más peligroso, acelerado, sobre todo en la zona de los túneles; no respetan las líneas. En Estados Unidos el control y orden son absolutos y las personas manejan según las normas.

"Pienso que en Buenos Aires las personas manejan bien, el problema es la situación que se está viviendo; la canalizan mal y se descargan al manejar. Ahí aparece la desconcentración y la dispersión; aunque lo entiendo, no se justifica, ya que se pone en riesgo la vida de las demás personas.

"La prevención, más que el castigo, sería la mejor forma de lograr el orden en el tránsito. La educación vial evitaría la violencia de la gente y contendría más al conductor de sus problemas cotidianos. Castigarlos con las multas es doble carga."

Detalles

  • El auto de mis sueños es un Rolls-Royce negro, porque es el que se usa en las películas.
  • En la ciudad respeto las normas, soy muy tranquilo y siempre fui muy cuidadoso.
  • Ahora tengo un Rover 25, después del BMW. Encuentro en pequeño todo el confort, el andar y la elegancia en la línea del un auto; me gusta subirme a él.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.